Portada » Análisis » Análisis de Farming Simulator 20

Análisis de Farming Simulator 20

No cabe duda de que hay títulos para todos los gustos y todas las aficiones posibles. Los juegos de la clase “Simulator” buscan ofrecer, con humor o con seriedad (según el que sea), representaciones de la vida de un sector de trabajo, animal o cualquier cosa que se nos ocurra. En este caso nos adentramos en Farming Simulator 20, un ambicioso gestor de granjas en el que el realismo se ha llevado hasta al punto de utilizar liencias de tractores y otros utensilios del oficio.

Granjero busca jugador

Al comienzo, un tutorial nos explica algunas de las funciones que podemos realizar en nuestra granja, referidas al manejo de maquinaria agrícola, y a cómo podemos hacer que otros empleados se encarguen de ello a cambio de un sueldo. No nos engañemos, es un principio algo repetitivo y vacío, pero necesario para llegar al verdadero jugo que podemos exprimir de este título, en el que gestionarremos hasta los animales de la granja.

Poco a poco ese ritmo pausado y lento va ganando brío cuando empezamos a gastar dinero para mejorar nuestra granja con nueva maquinaria para hacer actividades agrícolas y ganaderas de forma más eficiente. Hay que conocer qué hace cada máquina (a no ser que seamos unos entendidos del tema) en sus primeros compases con el menú ayuda, pero una vez le pillamos la función, todo se hace mucho más ameno. Eso sí, si somos unos negados del campo, vamos a aprender mucho sobre cómo funciona un sector cada vez más olvidado en las grandes ciudades, y que sigue siendo vital para nuestra economía y alimentación.

La mayor eficiencia de nuestra maquinaria renovada nos va permitiendo reducir considerablemente el tiempo de trabajo, nuestro o de los asalariados, de manera que cada vez pueden hacerse más y más cosas, hasta que cuando te das cuenta realmente estás gestionando todo el terreno de una forma bastante realista (aunque con el paso del tiempo se have mucho más rápido por motivos obvios), haciendo números y comprobando inventarios, aunque con la relajación de hacerlo desde el sofá, y con bastante margen de error.

En lo suyo, Farming Simulator es único

Para movernos rapidamente de un vehículo a otro, basta con pulsar los botones superiores, algo que nos da una rapidez para gestionar todo de manera fluida. El manejo del vehículo está bien conseguido, aunque también podemos realizar alguna que otra acción un tanto loca y subir terrenos que no deberíamos, engancharnos a vallas u otras acciones algo “más cómicas”, pero no son para las que están pensadas este juego. Algunas de nuestras máquinas permiten además acoplar y desacoplar partes, lo cual nos da todavía más libertad en función de la tarea.

Para manejar los menús y todas las posibilidades del juego podemos utilizar la pantalla táctil o los controles tradicionales, además de que en ambos formatos el tamaño de letra es bueno y la traducción es más que correcta. También es posible usar el giroscopio para conducir, algo que sienta bien y que ofrece una opción interesante. Y, gracias al uso de la IA, también es posible dar órdenes y poder estar varios minutos sin hacer nada viendo todo funcionar con armonía sabiendo que hemos hecho lo correcto.

Respecto a los gráficos, no estamos ante nada puntero. Los vehículos son reproducciones fidedignas de los reales, los fondos de día-noche funcionan bien, pero otros elementos del escenario resultan algo básicos y puede que repetitivos. Si elegimos la vista desde la cabina de cada máquina, el resultado visual es algo más pobre y dificulta nuestro control del terreno, aunque gane en inmersión.

Farming Simulator 20 demuestra que si esta saga sigue al pie del cañón es por algo. Ver todos “tus dominios” siempre es algo maravilloso, y si encima puedes hacerlo paseando en caballo, todavía más. Sin embargo, estamos ante un título particular que no encaja en todos los perfiles de jugador, pero que sabe satisfacer a los que le tengan echado el ojo y ofrecerles diversión y muchas opciones con controles sencillos y simples para convertirse en el rey del campo.

Resumen
Vine por el tractor y el caballo, y me quedé por la adictiva gestión. Un título que, sin ser para todos, se convierte en recomendado para todos los jugadores a los que les encaje este tipo de simuladores o la temática del mismo.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

2 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x