Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Exit the Gungeon

Análisis de Exit the Gungeon

El éxito de Enter he Gungeon vaticinaba más juegos del mismo universo. No ha habido que esperar mucho para verlo, pues ya tenemos en nuestras consolas (tras un período de exclusividad en iOS) este Exit the Gungeon, una secuela o spin-off del primer juego, que cambia al género de las plataformas 2D pero manteniendo gran parte de su esencia.

Esa bala tiene una pistola

La historia de este título nos vuelve a situar en la Armazmorra, el lugar de la primera aventura, aunque en esta ocasión se está cayendo a pedazos y toca salir pies en polvorosa. Se trata de un viaje corto pero intenso que va a estar lleno de disparos (lo que se suele llamar bullet hell), lo que nos va a obligar a sacar lo mejor de nuestra habilidad jugona si no queremos perecer en el intento.

Nuestra huida se lleva a cabo a través de una serie de fases en las que tenemos que atacar a todo lo que veamos, esquivando los disparos enemigos a base de rodar por el suelo o dar saltos (que hay que medir bien pues nos dan invulnerabilidad). Por el camino hay ascensores que nos hacen subir de planta para llegar hasta arriba del todo, y también jefes finales que suponen un reto aún mayor.

La particularidad que tenemos al combatir, además de la estrategia de esquiva, es nuestra arma. No se trata de una pistola cualquiera, sino que el tipo de disparo que realiza va cambiando con el paso del tiempo en mitad del combate, por lo que a veces tendremos una escopeta entre las manos, pero otras un rifle o un escupe palabras. Esto es cierto que rompe estrategias, pero da variedad y, sobre todo, evita que la gente tenga una manera maestra de derrotar a los enemigos.

Bonito y colorido píxel en Exit the Gungeon

El control del título es relativamente sencillo, teniendo en cuenta todos los factores que debemos vigilar mientras combatimos. A estos hay que sumarle uno más, y es que podemos elegir el personaje con el que queremos avanzar en la aventura, al estilo de lo que el primer juego ofrecía, cada uno con alguna característica peculiar, lo que fomenta la rejugabilidad, sobre todo si queremos desbloquear personajes extra.

A nivel audiovisual esta entrega sigue la estela de su predecesor, pero con algunos diseños de escenarios algo más detallados. No es un portento gráfico, pero se mueve bastante fluido tanto en portátil como en TV, que es lo que se pide en un juego así. La música por su parte acompaña bien pero sin destacar, algo que sí consiguen los efectos de sonido, pues ayudan a darle frenetismo a los enfrentamientos.

Exit the Gungeon es lo que se espera de él. Una propuesta similar a la del primer juego, con diferencias (sobre todo en el tema de movimiento y cámara) y con el mismo nivel de desafío. Es algo corto pues dura en torno a cuatro o cinco horas, pero es bastante rejugable.

Resumen
Disparos y esquivas a raudales en esta visión plataformera 2D de una ya saga muy querida en el terreno indie que, aunque algo corto, gustará a todos los seguidores del primer juego.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.