Portada » Análisis » Análisis de Shovel Knight Dig

Análisis de Shovel Knight Dig

Valoración: 8

El caballero de la pala ha vuelto. Tras varios cameos en muchos otros videojuegos, le tocaba volver a protagonizar uno. Tras el spin-off de puzle, es ahora el turno de Shovel Knight Dig, un roguelike plataformero desarrollado por Nitrome y cuya historia forma parte 100% del canon de la franquicia según Yacht Club Games. Ahora es el momento de ver si le hace justicia a la saga o no.

Shovel Knight Dig va de cavar y cavar

Shovel Knight estaba tan tranquilo durmiendo sobre su bolsa de tesoros, y el pillo de Drill Knight aprovechó que estaba con la guardia baja para robarle y huir bajo tierra. Así que sin dudarlo, el caballero azul se tira al agujero para recuperar lo que es suyo. Esto se traduce en una aventura con cinco mundos divididos en una secuencia de tres fases y un jefe que hemos de recorrer de arriba a abajo, cavando, usando objetos, rompiendo paredes y derrotando enemigos.

Estamos ante un dungeon crawler roguelike, es decir, un título en el que cada vez que morimos volvemos a la superficie (conservando parte del dinero en forma de joyas que hayamos conseguido y algún extra si tenemos donde guardarlo) y cuyos niveles se generan de manera procedimental cada vez que comenzamos. Eso supone que pese a ser un diseño de niveles muy arcade sin demasiados detalles, puede que a algunos les sepa a poca variedad o que noten algunas secciones con más o menos mimo puesto. La “magia” de todos los roguelike, pero dada la rapidez del gameplay muchas veces no nos daremos cuenta de la colocación de los elementos sino que tardaremos segundos en bajar cada tramo de pantalla, tal y como ocurría en Downwell.

A la hora de jugar, disponemos de inicio de un botón de salto y otro de ataque/cavar en horizontal o vertical hacia abajo, además de que nuestro salto mantenido nos ofrece el característico movimiento “pogo” que nos permite rebotar en plataformas y enemigos. A la hora de avanzar basta simplemente con llegar hacia abajo del todo medio rápido (una excavadora asesina vendrá a por nosotros si tardamos mucho) y escoger al finalizar cada nivel una ruta entre dos posibles con distintas características como dificultad, número de enemigos o cantidad de recompensa. Las sensacones a los controles son buenas, el riesgo/recompensa está bien ejecutado en la mayoría de las ocasiones y el control responde muy bien, por lo que nuestras derrotas serán nuestra culpa y solo nuestra.

Un descenso repetido

La gracia no es simplemente bajar, sino explorar y fijarse en los detalles siempre que sea posible. Cada nivel cuenta con tres engranajes que nos permiten obtener recompensas adicionales al final del nivel, hay varias habitaciones escondidas si nos fijamos en qué paredes pueden romperse y otro tipo de objetos como huevos que podemos eclosionar si los llevamos con nosotros y cumplimos ciertas condiciones. Y para rematar cada mundo, al final nos espera un combate contra un jefe con mecánicas propias que resulta interesante y con una dificultad ajustada para estar presente tras recorrer de un tirón los niveles previos.

Por si todo esto fuera poco, tenemos disponibles muchas mejoras en forma de ataques mágicos, accesorios para recoger más dinero, piezas de equipo y otros. Podemos obtener o mejorar más en las tiendas que encontramos en cada partida, o bien en las tiendas que hay en la superficie (un lugar que conviene recorrer tras cada “run”). La mayoría de estas mejoras son temporales y duran una partida, pero hay otras que son permanentes y se guardan para siempre. Si a pesar de todo Shovel Knight Dig nos resulta muy complicado, hay disponibles varias opciones en el apartado de accesibilidad para bajarle la velocidad al juego, cambiar el daño o aumentar el número de vidas que tenemos para que así nadie se quede atrás o entre en un bucle frustrante de repetir lo mismo una y otra vez en caso de que no sea lo suyo.

Este título presenta un píxel art al estilo de lo visto en su anteror trabajo (Bomb Chicken) pero con más detalles incluso. Es llevar la escala de los 16 bits a su esplendor haciendo justicia a todo lo que la saga ofreció en 8 bits. La música también evoluciona hacia esa generación, con melodías en la misma línea del original con Jake Kauffman de nuevo como compositor, pero con un tono algo más rápido y vivido para ir a juego con el ritmo de esta aventura, el cual es sorprendentemente rápido y seguramente sea el punto que más nos guste del juego, provocando así que, con la posibilidad de poder mantener el control y que no sea una caída libre a loco, la velocidad de movimientos es maravillosa.

Shovel Knight Dig es digno de llevar el nombre de esta saga que tanto ha gustado a los amantes de lo retro en especial. Un tono muy arcade provoca que sea una aventura que puede completarse si somos unos expertos en poco más de 30 minutos, pero que obviamente para la mayoría de los mortales acaban siendo varias horas repitiendo niveles, consiguiendo mejoras, superando nuestras marcas (para competir online al estilo arcade) y buscando cómo conseguir los logros, un aliciente interesante para seguir rejugando (y con algunos apropiados para los más exigentes). No obstante, si los roguelike o los arcade no son lo nuestro, se puede llegar a quedar algo corto.

Resumen
Un roguelike que como tal tiene sus pros y sus contras. Se juega a una velocidad bastante aceptable y hay atajos monetarios para no tener que repetir zonas si así se desea. Tiene además un componente arcade rejugable gracias a sus logros para completarlo de ciertas maneras.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.