Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Distraint 2

Análisis de Distraint 2

Casi un año después del lanzamiento de Distraint: Deluxe Edition para Nintendo Switch, llega la segunda parte del aclamado juego de Jesse Makkonen. Un título mucho más ambicioso y completo que, aunque mejora en todo, no llega a sorprender tanto.

Ahora lo entiendo todo

Si jugaste a la primera entrega de Distraint, y te gustó tanto como a nosotros, el paso lógico es continuar la experiencia con el juego que hoy analizamos. Un título en el que se nota la evolución y el aprendizaje de su creador en todos los aspectos. Distraint 2 hace ya bastante tiempo que apareció en Steam, llegando ahora a consolas y haciéndolo sin apenas novedades.

Jesse Makkonen tenía que hacer la segunda parte de su juego. Eran muchos los flecos sueltos e incógnitas que quedaban pendientes al terminar la primera entrega. Este juego viene a poner claridad a los múltiples interrogantes que pudieron quedar en el título anterior. Aunque es algo obvio, tenemos que dejar claro que no tiene ningún sentido jugar a esta parte sin haberte pasado la primera. Es cierto que, al principio, encontramos un pequeño resumen del juego anterior, pero se trata de algo muy básico que no será suficiente para entender las diferentes situaciones, personajes y referencias que aparecerán en la aventura. Además, aunque el punto de partida nos pone en situación, es conveniente tener la sensación de malestar que provoca la primera entrega para afrontar ésta con todas las de la ley.

Volvemos a meternos en el papel de Price, el encargado de desahuciar a personas que no pueden pagar sus deudas. Los acontecimientos y los remordimientos por nuestras acciones, nos llevan a un punto de arrepentimiento total. Una vez llegado el final, y siendo conscientes de nuestras malas decisiones, afrontamos nuestra nueva aventura sin saber muy bien el lugar y la situación en la que nos encontramos. Sabemos que, en nuestro afán por crecer profesionalmente, no pudimos ser más ruin. Sin embargo, puede que todavía haya una solución, puede que si hacemos uso de nuestra razón podamos encontrar el camino hacia la esperanza.

Un camino en busca de la esperanza

Como ya hemos destacado, nos encontramos en un punto de no saber muy bien lo que ha ocurrido, una especie de sueño o mundo paralelo en el que tendremos que caminar para saber qué es lo que ha pasado. Un sabio anciano, que representa a La Razón, será nuestro guía en la búsqueda hacia lo único que puede salvarnos: La Esperanza.

Distraint 2, narrativamente hablando, es mucho más complejo que la primera parte, tanto que en muchos momentos del juego nos encontraremos totalmente perdidos. Sin embargo, nada de lo que hace el creador parece estar dejado al azar, ya que esa sensación de no entender nada, se traslada al personaje y eso hace que nos metamos totalmente en la historia. En la primera entrega todo era mucho más directo, un baño de realidad sin medias tintas. Ahora nos metemos en un ambiente mucho más metafórico, una viaje por nuestros sentimientos. Aunque la historia tiene sentido, es cierto que dará la sensación de ser muy enrevesada (algo que el creador ha hecho bien), pero que en ocasiones no era necesario haberle dado tantas vueltas.

Enfrentarnos a Distraint 2 es obligatorio si disfrutamos de la primera entrega. Ahora podemos conocer a esos demonios del pasado que, aunque en su momento pudieron pasar inadvertidos, marcan una forma de ser o actuar en una persona. A través de diferentes flashbacks, conoceremos aspectos de la niñez o la juventud de nuestro personaje. A pesar de ser un juego muy oscuro y en el que el mal rollo está casi siempre presente, habrá espacio para momentos de felicidad y de paz que darán un respiro entre tanto ambiente negativo.

Lo importante es la historia

Distraint 2 es una aventura gráfica que nos presentará una serie de puzles demasiado simples. Contaremos nuevamente con un inventario minimalista, que tiene espacio para uno o dos objetos y que se utilizarán de forma muy intuitiva. En ocasiones, veremos que todo es demasiado guiado y no tendremos que pensar nada para solucionar los entresijos del juego. Pero es que se trata de eso, ya que nuestra mente tiene que estar centrada en los textos, en la historia y aunque tendremos que realizar algunas acciones como escondernos en un momento determinado, todo se centra en no perder el hilo de lo que el creador intenta transmitirnos.

La jugabilidad es muy similar a la de la primera parte, pero da la sensación de que ahora es mucho más difícil perderse. Estamos en entornos en el que nos moveremos de izquierda a derecha o viceversa. En ese campo de actuación, tenemos algunas puertas en las que tendremos que entrar o salir cada vez que sea conveniente. Ahora es todo mucho más simple, ya que que el escenario se ha reducido. De hecho, si nos movemos a una parte del escenario donde no hay nada que hacer, entraremos en un punto de oscuridad y voces (que dan bastante mal rollo al principio) y que nos indicará que por ahí no hay ningún objetivo.

Aunque estamos ante un juego de terror psicológico, no esperes grandes momentos de miedo. Jesse Makkonen no quiere asustar, lo que hace, y muy bien por cierto, es ponernos a pensar, removernos por dentro. Tendremos algún sobresalto o momento de tensión, pero como ya se ha dicho aquí lo importante es la sensación de culpa, el mal rollo que genera todo el ambiente en el que nos mete con una serie de elementos que, por separado, pueden pasar desapercibidos aunque en su conjunto, funcionan de maravilla.

Si algo funciona, no lo toques

Aunque en el juego hay una evolución en todos los aspectos, sobretodo en lo narrativo, Distraint 2 sigue con los elementos que hicieron grande al título. El aspecto gráfico sigue fiel a la primera entrega. Entorno oscuro, gráficos 2D simples, personajes cabezones, juegos de luces y unas bandas negras que ocupan gran parte de la pantalla. Todo esto hace que el ambiente sea muy inquietante.

Si hay algo que destaca y se convierte en parte fundamental del juego es, sin lugar a dudas, la música y los efectos sonoros. Aquí esta el quid de la cuestión. La banda sonora es sencillamente maravillosa y consigue meternos en el ambiente de inquietud e incertidumbre.

Distraint 2 es una maravilla que merece ser jugada, a ser posible tras haber acabado la primera parte. Estamos ante un juego muy corto, pero bastante intenso. Teniendo en cuenta que solemos encontrar ofertas en las dos partes de manera frecuente, es obligatorio conocer la historia en su totalidad. Como ya se ha comentado, el título mejora todos los aspectos de la primera entrega. Sin embargo, no llega a impactar como el primero. Además, al tratarse de una historia que intenta profundizar en nuestros sentimientos, en ocasiones veremos que es bastante enrevesada y eso hará que la sensación sea un poco desconcertante. La sensación de malestar e incluso el llanto de la primera parte no lo vas a encontrar en este juego, pero como ya se ha dicho es una historia que merece la pena conocer y que tiene momentos que te dejarán con un pellizco en el estómago.

 

Resumen
Segunda parte del mítico juego de Jesse Makkonen. Un título necesario para resolver algunos de los interrogantes que quedaron pendientes en la primera entrega. Mejora todo de su predecesor pero no impacta tanto.
7.5
Bueno
Escrito por
Amante de la radio y los videojuegos. En los medios de comunicación desde 1996. Fui el director de Revogamers Radio.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Manuel Luis Mena hace 1 mes, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.