Portada » Análisis » Análisis de Ancestors Legacy

Análisis de Ancestors Legacy

Hubo una época, concretamente hacia los años 90 y 2000, en que los juegos de estrategia en tiempo real estaban en la cresta de la ola, especialmente en como juegos de ordenador, aunque no faltaban ciertos ports a las consolas más populares con controles de dudosa calidad por el mando. Muchos os acordaréis de títulos como Age of Empires (sobre todo ahora que han vuelto en modo de remasterizaciones en HD) o Imperium, y, aunque no se puede decir del todo que han desaparecido, sí que han reducido su producción y lanzamiento, siendo un género con pocas opciones novedosas hoy en día, y una de ellas es Ancestors Legacy.

Y jamás pensé que Nintendo contaría entre sus juegos con un título de este género de estrategia en tiempo real, aunque hubo algunos que se pudieron disfrutar en la generación de Nintendo DS. Ahora es el momento en el cual los RTS regresan a Nintendo, con este Ancestors Legacy, un juego en el que nos pondremos en la piel de algunos de los ejércitos más famosos de la historia. En un título de esta categoría no pueden faltar batallas, estrategia, gestión de recursos y economía, el saber hacer crecer el pueblo que tengamos entre manos y, sobre todo, dominar a nuestros rivales. Ancestors Legacy es capaz de ello… en mayor o menor manera.

Ocho campañas históricas para dominar a nuestros rivales

Lo mejor de Ancestors Legacy, es que contamos con una gran cantidad de contenido para un jugador, ya que no tenemos una simple campaña para un jugador, sino que el juego nos ofrece hasta ocho historias diferentes. Esto se debe a que tendremos a nuestra disposición cuatro facciones diferentes, que debemos ir haciendo de una en una y que van variando entre sí. A saber, contamos con la posibilidad de tomar el mando de tropas vikingas, anglosajonas, germanas o eslavas, siendo la primera más tutorial como una especie de tutotial. Finalmente, sabremos diferenciar entre ellas por las diferencias culturales entre unas y otras.

Al final, en cada una de las campañas individuales del juego, tendremos cinco misiones, siendo un total de 40, cada una con sus objetivos y no son precisamente cortas. También dependerá la dificultad en la que elijamos jugarlas para saber más o menos lo que nos puede durar cada una de ellas y, por supuesto, nuestra pericia a la hora de dirigir. Las aventuras de la campaña siguen a reyes, héroes o comandantes importantes, que cuentan con una historia bien desarrollada, con sus personajes y cinemáticas correspondientes.

Y si nos pasamos el modo campaña y nos quedamos con ganas de más, todavía contamos con otros modos de juego para para poder seguir disfrutando de la estrategia en tiempo real de manera portátil. Obviamente a más de uno le gustaría que esto viniera a través de un modo multijugador online, donde ponernos a prueba con otros jugadores de todo el globo, pero no es así. Lo cierto es que no cuenta con funcionalidades en línea y, junto a su campaña para un jugador, han incluido lo que denominan como “Escaramuza”. En esta modalidad, podremos personalizar nuestra propia campaña tocando distintos valores como el tiempo límite, los recursos iniciales de cada una de las facciones y otras muchas cosas que pueden dificultarnos las cosas o hacerla única y aumentar considerablemente las horas de juego.

Crear ciudades, controlar el territorio y derrotar al enemigo

Como decíamos al principio, un buen juego de estrategia en tiempo real necesita encontrar el equilibrio y sentar las bases sobre ciertos elementos. En este sentido, Ancestors Legacy adopta un enfoque interesante en lo que respecta a la construcción de ciudades, pero no por ello deja de ser limitado. El crecimiento de nuestro primer campamento consiste en la toma de asentamientos preexistentes repartidos por el mapa. Estos asentamientos tendrán acceso a varios recursos y con ello retroalimentaremos el nuestro propio, pero todo siempre bajo unos límites estrictos. Se pueden construir hasta tres torres defensivas para mantener en nuestras manos estas zonas, pero lo más curioso es que estos asentamientos no pueden producir unidades.

Los edificios de producción militar solo se pueden construir en nuestra ciudad principal. Esto también implica que debemos tener en cuenta la estrategia que ello conlleva, ya que nuestras unidades tendrán que viajar desde ese punto de partida hasta, incluso, el borde del mapa para poder realizar una defensa eficiente. Pero, esto también significa que cuanto más nos obsesionemos en expandir nuestro control sobre el territorio, más difícil nos será mantener ese control. Otra cosa interesante es que, a la hora de construir edificios, no podemos elegir su ubicación exacta, sino que serán nuestros aldeanos los que lo ubiquen en un lugar adecuado.

Un control a la altura, pero uno gráficos mejorables

Entramos ya en algo que mucha gente estará esperando, ya que este tipo de juegos se desarrollan teniendo en cuenta el ratón y el teclado, y hay que ver si funciona con mando o la Nintendo Switch en mano. Dicho esto, no es un control malo, ni mucho menos, ya que mover la pantalla con los sticks o seleccionar unidades con ciertos botones no se siente algo metido con calzador.

Obviamente, sería mejor todo ello con los controles de ratón y teclado, pero no lo hace mal. Con los L y R podemos seleccionar nuestras unidades y también podemos agruparlas para mandarlas todas en la misma dirección con otro simple botón, el mismo que para atacar a las tropas enemigas. Además, han decidido implementar algunos menús radiales que nos permiten, entre otras cosas, elegir entre las estrategias de combate o lo que queramos construir o desarrollar en nuestra misión. También cuenta con algunas funcionalidades táctiles, pero son más anecdóticas que otra cosa.

A pesar de que cuenta con un modo campaña muy bien pensado e interesante y unos controles que no empañan la experiencia en tiempo real, el apartado gráfico y sonoro dejan bastante que desear. En algunos mapas se dejan notar más que en otros, pero las texturas de los terrenos son pobres, incluso teniendo en cuenta que los territorios están bien equilibrados y no serían especialmente feos.

Lo más destacable entre estas texturas, son efectos de luz, como por ejemplo el fuego, que se erigen como lo mejor de Ancestors Legacy en este apartado. Lo mejor son los vídeos introductorios, dibujados a mano y con transiciones como si fueran tinta, dejando unas bonitas cinemáticas. En cuanto al sonido, si bien cuenta con un buen doblaje al inglés en los vídeos y durante las campañas, la banda sonora no es nada del otro mundo ni tampoco memorable, pudiendo haber hecho algo mejor siendo un juego histórico.

Conclusiones

De esta manera, nos podemos quedar con que Ancestors Legacy no es solo probablemente el único juego de estrategia en tiempo real que hay actualmente en Nintendo Switch, sino que es el mejor posible un buen comienzo y podrían llegar más juegos de este estilo a la consola, ya que este tipo de títulos, teniendo en cuenta la portabilidad, son muy adecuados. Y es que como gran punto negativo se erigen un apartado técnico algo pobre y las limitaciones de sistema de construcción, pero no llegan a empañar una gran experiencia jugable e histórica que ofrecen un sistema de batalla donde tendremos en cuenta estrategias como flanqueos o emboscadas y una gran campaña para un jugador. Vikingos, anglosajones, germanos y eslavos, en nuestras manos está el poder de llevar a sus tropas a la victoria y a la dominación total en un juego largo y que nos ofrecerá muchas horas.

Resumen
Ancestors Legacy es una primera incursión en los juegos de estrategia en tiempo real en Nintendo Switch, y esperemos que no la última ya que controlar y desarrollar los pueblos de la Edad Media que nos permite el juego en cualquier lugar se hace una gozada. Los controles se han optimizado de manera muy eficiente, los modos de juego ofrecen muchas opciones y grandes cantidades de contenido y como gran punto negativo podemos encontrar un apartado técnico algo pobre, pero que no termina de empañar la experiencia y la ambientación.
7.5
Bueno

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.