Seguir
Portada » Análisis » Análisis de DISTRAINT: Deluxe Edition

Análisis de DISTRAINT: Deluxe Edition

¿Hasta dónde eres capaz de llegar por ascender?

Han pasado 4 años de su lanzamiento en Steam. Tras haber pasado por diferentes plataformas, llega a Nintendo Switch uno de esos indies que ha impactado a la comunidad. El juego, realizado por una única persona, sabe tocar la fibra con situaciones que, por desgracia, siguen estando presente a pesar de no salir cada día en los informativos.

¿Cuánto vale tu humanidad?

Encarnamos el papel de Price, un joven trabajador de una compañía inmobiliaria encargada de desahuciar a personas que no pueden pagar sus deudas. Nuestro cometido será ir al lugar en cuestión y desalojar la vivienda. El protagonista es un simple mandado, una persona que tiene que hacer ese trabajo aunque sabe que moralmente no se puede caer más bajo. Nuestro primer desahucio será a una anciana que acaba de enviudar y que no tiene adonde ir. Sabemos que no es justo pero, aunque nos gustaría que la situación fuera diferente, no podemos hacer otra cosa. Una vez hemos realizado correctamente nuestro trabajo, nuestros jefes nos felicitarán por la buena labor, quitarán hierro al asunto convenciéndonos de haber hecho lo correcto y nos animará a seguir desalojando viviendas para crecer en la empresa hasta el punto de convertirnos en el nuevo socio. ¿Te imaginas? El sueño de tu vida, ser uno de los jefes de la compañía. El problema será el precio a pagar por nuestras actuaciones.

A partir de ese primer desalojo nuestra vida empieza a cambiar. El juego te hace actuar de una manera poco ética y eso hará que te sientas culpable por ello. Esas malas actuaciones nos harán tener remordimientos y empezarán a afectarnos psicológicamente. Es en ese momento cuando empiezan las alucinaciones, todo en un ambiente terrorífico y muy desconcertante. Si a eso le sumamos la oscuridad, los juegos de luces y el ambiente tan siniestro en el que se desarrolla, es inevitable meternos en la historia y pasarlo realmente mal con DISTRAINT.

La jugabilidad es muy simple. Nos movemos de izquierda a derecha y viceversa, e iremos visitando salas que encontraremos detrás de diferentes puertas. El juego bebe bastante de las aventuras gráficas. Es por ello que tendremos que ir hablando con los diferentes personajes que vayan apareciendo. Contamos con un inventario bastante simple, el cual tiene una cabida máxima de 3 objetos que iremos usando de forma rápida y muy intuitiva. De hecho, los puzles que se nos plantean suelen ser muy simples, demasiado fáciles. Sin embargo, lo accesible de los retos planteados hacen que nos olvidemos de factores externos y nos centremos en lo verdaderamente importante: su historia y la cantidad de situaciones desconcertantes que se nos plantean.

A veces, nos encontraremos con situaciones sin sentido que podrían hacernos pensar que este juego está mal planteado. Sin embargo, como estamos metidos en ese mundo de remordimientos y paranoias, aunque pueda parecer que no, al final todo encaja todo encaja a la perfección.

Versión Deluxe

La novedad más destacada, respecto a la versión original, es la iluminación. Antes estaba todo a oscuras y teníamos que alumbrar con una linterna. Ahora lo encontramos todo iluminado y, aunque eso pueda quitarle el desconcierto de jugar casi a ciegas, sigue existiendo una gran sensación de agobio. Además, se ha mejorado la paleta de colores, el audio y se han hecho modificaciones en el inventario para hacerlo más accesible. Cambios ligeros que mejoran la experiencia pero que tampoco modifican demasiado el juego con respecto al que pudimos ver en Steam.

Estamos ante un trabajo fabuloso que sorprende mucho más cuando sabemos que ha sido realizado por una única persona. Jesse Makkonen se ha encargado de todo el proceso creativo. La historia, todo el diseño, la banda sonora, todo ha sido creado por este talentoso desarrollador indie. La única parte del juego en la que ha recibido ayuda ha sido en el testeo, que ha sido realizado por su hermano, y en la parte de traducción, donde diferentes personas han llevado el juego a distintos idiomas.

Es curioso como con unos gráficos, en apariencia, tan simples e inocentes se puede generar tanto mal rollo. Se trata de personajes cabezones en unos escenarios dibujados a mano que, junto a los efectos de luz y los múltiples detalles, harán que nos metamos totalmente en la aventura. Una de las partes negativas del título la tenemos en las enormes franjas negras que ocupan gran parte de la pantalla. Sin embargo, una vez que estemos dentro del juego eso pasará desapercibido. De hecho, cuando te pones a examinarlo fríamente, te das cuenta de que todo ese entorno negro que rodea al juego también pasa a formar parte de esa experiencia tan inquietante.

Todo en conjunto funciona muy bien, pero hay un aspecto que sobresale del resto y ese es, sin duda alguna, el sonido. La banda sonora y los efectos de sonido están perfectamente realizados para que la inmersión sea máxima. Hasta el silencio está donde tiene que estar para que tengas en todo momento una gran sensación de agobio.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

DISTRAINT es un juego muy corto. Es tan breve que apenas nos llevará acabarlo unas dos horas. No obstante, como se trata de un juego tan intenso, ese tiempo será más que suficiente para disfrutarlo. De hecho, en ocasiones, será tanto el nivel de agobio que estaremos deseando acabarlo.

Llega un poco tarde, pero no importa, ya podemos disfrutar de este gran juego en Nintendo Switch. Estamos ante un título que te remueve por dentro y que te pondrá los vellos de punta en más de una ocasión. Consigue cautivarte desde el principio y tiene un final increíble con un mensaje que siempre está bien tener presente.

La segunda parte hace tiempo que salió, así que esperamos poder disfrutarla pronto en la consola de Nintendo.

Resumen
Una aventura de horror psicológico en 2D que te va a sorprender. Con poco que te metas en la piel del personaje principal, sentirás remordimientos, como si tú fueses el que toma las decisiones.
8
Notable
Escrito por
Amante de la radio y los videojuegos. En los medios de comunicación desde 1996. Fui el director de Revogamers Radio.

¿Te ha gustado?

1 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.