Más información
Portada » Análisis » Análisis de Balancelot

Análisis de Balancelot

Sin lugar a dudas ya queda poco por ver en los videojuegos, pero siempre hay espacio para una idea más. Balancelot llega para traer la aventura de un caballero sin córcel, pero con un monociclo para llevarle en su camino. Puede que manejar un monociclo ya se haya visto en otra ocasión, pero el planteamiento para ello sí es algo único.

Balancelot, un cuento en movimiento

En este título nos encontramos con una historia de superación de un escudero que quiere ganar el torneo de justas del reino sin tener caballo. Esto va avanzando con cierto humor y sirve más bien de guía para presentar al personaje sobre todo, por un mundo de plataformas en los que nuestro propio movimiento y avance es un puzle en sí mismo.

Su mecánica principal se basa en mantener el equilibrio en el monociclo a la par que saltamos por el escenario, algo que requiere entrenamiento y que puede acabar con la paciencia de más de uno, especialemtne en algunos momentos que requieren una gran precisión. En general responde bien y es preciso, aunque el rebote al saltar y caer puede ser tu mayor enemigo.

En movimiento luce mejor

Además de lo relativo a los saltos contamos con un arma que, si bien cumple su función, se convierte en una carga la mayor parte del tiempo, al interrumpirnos ciertos saltos y avances que de otra forma tendríamos controlados, aumentando así la dificultad. En total hay 50 niveles base más otros extra y el progreso entre ellos es adecuado y entretenido, aunque requiere que seamos pacientes y tengamos un mínimo de nivel, ya que de otra forma no resulta nada agradable.

A nivel gráfico encontramos sencillez en los diseños, peo también cierto cuidado en querer representar un mundo como el de los cuentos infantiles medievales clásicos, con varios elementos comunes y otros que cambian en función de la región en la que estemos. En lo relativo a lo sonoro se podría pedir algo más de trabajo en los efectos puesto que a veces brillan por su ausencia, aunque sí es cierto que la música en sí es adecuada para el universo que se nos muestra y acompaña bien al juego.

Balancelot es un juego singular y no muy extenso, que requiere cierto entrenamiento en el dominio de su control (o cierta pericia). Es sencillo en cuanto a botones y sabe ofrecer mucho con ello, pero a veces es algo frustrante. Lo mismo ocurre con su presentación, peculiar y acertada pero con algunos elementos mejorables.

 

Resumen
Una idea curiosa con una presentación algo sencilla que requiere cierto dominio del control del personaje para disfrutarse bien.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x