Bomberman es uno de esos personajes que vivir su época dorada en la etapa del videojuego de finales de los […]

Bomberman es uno de esos personajes que vivir su época dorada en la etapa del videojuego de finales de los años 80 y los 90. Este era uno de esos personajes y videojuegos con los que daba gusto jugar en compañía a su modo multijugador. Poco a poco fue desapareciendo de nuestras vidas y ha quedado en el olvido de las compañías pero no de los jugadores. Ahora, con la reciente llegada de Super Bomberman R como juego de salida de Switch, parece que quieren rescatar al simpático personaje y darle un soplo de aire fresco.
Qué mejor manera de recordar a Bomberman que hacerlo con una de sus mejores entregas, hablamos concretamente de Bomberman ´94. El juego era originalmente de PC Engine, debutando en el año 1993 en Japón y un año mas tarde en territorio americano. Ahora llega a la CV de Wii U y es momento de recordar esa campaña para un jugador y darle caña a un multijugador excelente.

Una historia breve pero intensa

La historia transcurre en el Planeta Bomber, donde un extraño meteorito ha acabado por destruir las fuentes de energía de los Espíritus que protegen el astro. Tras la explosión el planeta queda dividido en cinco cachos y nuestro protagonista, Bomberman, decide ponerse la capa de héroe y salir a buscar al causante de la terrible catástrofe que ha asolado su planeta.
Esta es la premisa de la historia para un jugador de Bomberman ´94, en la que deberemos viajar por esos cinco “mundos” en los que ha quedado dividido el planeta superando fases. En estas diferentes fases deberemos destruir los artefactos que se reparten por todo el mapa para conseguir las medallas que finalmente nos servirán para restaurar el planeta. En las fases también nos encontramos con enemigos que dificultaran nuestra labor e incluso, en algunas ocasiones, pueden custodiar un artefacto sobre ellos. Aunque hay enemigos en cada fase el objetivo final, es localizar y destruir los artefactos, finalizando la fase en cuanto lo hayamos hecho.
Entre los cincos “mundos” o cachos de planeta encontramos una diferenciación notable con respecto al apartado artístico se refiere. Una vez que hayamos superado todas las fases normales de un mundo hallamos un jefe final que a veces nos hace sudar la gota gorda. No solo los jefes son de una dificultad alta sino que el juego tiene una curva de dificultad muy marcada en las que según vamos avanzando va aumentado poco a poco hasta convertirse casi en un reto. Además, aparte de los cinco mundos contaremos con una fase final que sube un poco más la dificultad.

Un canguro como principal novedad

A nivel de jugabilidad es un juego muy sencillo, puesto que solo usamos dos botones y la cruceta o el joystick para movernos. Con el botón A del mando colocamos bombas que nos servirán para abrirnos paso por el nivel ya sea frente a los enemigos o los muros, de los que a veces pueden salir potenciadores que nos hacen casi invencibles en ocasiones. El otro botón tiene que ver con la principal novedad que supuso Bomberman ´94, los Rooi, un canguro sobre el que el héroe puede montar. Estos canguros tienen una habilidad especial dependiendo del color del mismo y si recibe un golpe desaparece pero Bomberman no recibe daño. Así pues, el botón B nos servirá para hacer uso de esas habilidades especiales.
El juego no es especialmente largo, y deja con ganas de más, dura más o menos un par de horas, si somos hábiles o un poco más largo si morimos unas cuantas veces. Si queremos dejar de jugar tenemos dos opciones: una, la que ofrece el propio juego, que es sacar un código que nos permite continuar por donde lo hemos dejado, y la otra, propia de la Consola Virtual, crear una punto de restauración.

Un multijudador divertido y duradero

Pero bueno, dejando de lado el modo para un jugador nos queda la parte que nos permite echarle muchas más horas al título, su multijugador. Por norma general, en los videojuegos con mutijugador es donde más horas se suelen pasar y no es algo excepcional en Bomberman ´94. Para ser un juego al ya le pesar 24 años, sorprende la capacidad de cinco jugadores por partida, en Wii U podemos utilizar el GamePad y cuatro Wiimote. La mayor pega de este multijugador proviene de la traducción de sus menús, vamos que no están traducidos, están en un perfecto japonés. Al final, de tanto jugar y por intuición, entendemos para que sirve cada uno.
El multijugador de Bomberman ´94 permiten batallas individuales o por equipos y entre las opciones aparecen el numero de jugadores por equipo, las victorias necesarias para ganar y, por último, los personajes que controlamos y la fase que queremos jugar. En las opciones no aparecen cosas claras como la cantidad de objetos que pueden soltar en el mapa o el tiempo limite y las vidas con las que jugadores.

Conclusiones

Con la reciente aparición en el mercado de Super Bomberman R es posible que algunos queráis recordar algunos de los mejores juegos del simpático heroe. También es una opción más que recomendable si ahora es el momento en el que queremos inciaros en la saga puesto que Bomberman ´94 cuenta con una historia que aumenta progresivamente su dificultad hasta convertirse en un desafío en algún momento. Luego también es muy divertido de jugar al multijugador con amigos o familia, nunca se sabe quién va a ganar o perder la partida. Los únicos fallos se los achacamos a la traducción del juego, que cuenta con pocos en ingles y muchos en japonés, pero para jugar no nos molesta demasiado. Por apenas 7€ merece la pena volver a disfrutar de este clásico gracias a la Consola Virtual.

Comentarios