Mega Man X es uno de esos juegos por los que parece no pasar el tiempo. Las novedades introducidas le dan la frescura necesaria para convertirlo en una de las mejores opciones para revivir las andanzas de nuestro querido héroe de Capcom.

A estas alturas hay personajes que no necesitan presentación y uno de ellos es nuestro querido Mega Man. Como sabemos, la Consola Virtual de New3DS está recibiendo muchos de los grandes títulos de Super Nintendo incluyendo éste Mega man X, el primero de la nueva serie X que se inició en esta consola y que pasamos a comprobar cómo le sienta la portátil nuestro querido héroe de armadura azul.

Sabor a clásico

Al iniciar nuestra aventura, comprobamos que se mantienen intactas todas las características que recordamos de los Mega Man de NES. Tras una fase introductoria, tenemos 8 pantallas disponibles a elegir, las cuales podemos hacer en el orden que queramos y que representan una zona distinta con el objetivo es acabar con el jefe final de cada fase.

Las pantallas, aunque cortas, mantienen la dificultad característica de la saga, ya que es muy habitual que caigamos al apurar un salto o que nos mate uno de los muchos enemigos que nos aparecen sin descanso.

Entre medias podemos ir recogiendo items que nos dejan los enemigos para recuperar vida o llenar el medidor de ataques especiales, así como vidas extra o cargadores de vida para llenarla. Y todo ello con el típico jefe final de fase que de mano nos parece indestructible y que requiere de nuestra habilidad no sólo para acertar a darle, sino para esquivar sus numerosos ataques.

Una vez superamos a cada jefe, obtenemos su ataque especial para poder usar contra los diferentes enemigos y tenemos de todo, ataques eléctricos, cuchillas – boomerang, tornados, disparo congelante, etc, siendo cada más adecuada que otras para determinados enemigos.

Hasta ahora lo dicho nos valdría para contextualizar cualquier juego de Mega Man, pero hemos de recordar que éste se trata del primero de la saga X, y por suerte, viene con suficientes novedades para animarte a hacerte con él aunque seas veterano de la saga.

Saltando por paredes

Para empezar, la propia historia nos presenta novedades, ya que somos X, una nueva generación de Mega Man nacida de la mente del Doctor Light y junto a Zero (que se presenta en esta entrega) nos enfrentamos a la corporación Sigma.

En el transcurso de la aventura, vamos obteniendo nuevas habilidades propias de Zero, como por ejemplo el poder avanzar/saltar más de los normal, mejoras en nuestra defensa o incluso tener un ataque de carga mucho más potente de los normal.

Todas estas habilidades nos cambian bastante el concepto de juego de Mega Man, ya que una vez dispones de la habilidad de disparo de carga, todo se vuelve mucho más sencillo, ya que incluso la traca final de jefes antes de enfrentarnos al como siempre épico enemigo final se vuelve un paseo si sabemos combinar bien las habilidades adquiridas con este disparo.

Pero el elemento que más lo diferencia de los juegos de la serie principal es la posibilidad de utilizar las paredes para rebotar y esquivar así el ataque del enemigo o acceder a zonas inaccesibles a priori del escenario donde conseguir items ocultos. Es todo un acierto porque así se consigue dar más versatilidad a los movimientos de nuestro personaje (hasta este juego muy limitados) y aquí cobra gran importancia tu habilidad con el salto y esquivo contínuo.

Marcando la diferencia

Con todo ello, estamos ante un juego más accesible a todo tipo de jugadores sin perder la alta dificultad de la serie, dándonos suficientes horas de diversión. Gráficamente no desentona, se mantiene bastante fresco demostrando que “El Cerebro de la Bestia” sigue a buen nivel a pesar de los años transcurridos incorporando algún detalle usando el famoso Modo 7 de la Super Nintendo.

Mega Man X ROTATIVO

En definitiva, estamos ante una oportunidad de oro de tener en tu New3DS un juego que marca la diferencia en la saga y que mantiene intactas cotas de diversión que sólo los grandes pueden ofrecer, demostrando porqué Mega Man es uno de nuestros personajes favoritos.