Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Swords & Soldiers II Shawarmageddon

Análisis de Swords & Soldiers II Shawarmageddon

La historia Swords & Soldiers está ligada a la historia indie de Nintendo. Debutó originalmente en Wiiware y, tras pasar por muchas plataformas, acabó en Nintendo Switch. Su secuela, como no pudo ser de otra manera, apareció primero en Wii U y ahora, unos años después, llega a la actual consola de la compañía con extras bajo el nombre de Swords & Soldiers II Shawarmageddon, un título que refuerza el tono humorístico de esa serie.

¿Tower Defense? ¿RTS? ¿Esto qué es?

En Swords & Soldiers II nos encontramos ante un híbrido de géneros con sentido propio, una mezcla que hemos visto en éxitos como Battle Cats Pop, pero que añade una mayor profundidad en el apartado estratégico. Es decir, tenemos una base que debe ser «defendida» a toda costa y el equipo enemigo tiene otra, y nuestro objetivo es destruirla.

La mecánica principal es sacar trabajadores o luchadores de nuestra base que se mueven automáticamente (aunque podemos marcarles ciertos objetivos) hacia el punto de trabajo o base enemiga más cercana, de forma que nunca tenemos que preocuparnos de que se queden sin hacer nada o que no luchen si viene un enemigo. Existen además tres facciones jugables que, aunque muy similares en líneas generales, nos orientan su jugabilidad hacia un estilo más directo y ofensivo o que requiere ser más medido.

Nuestra labor es de gestor y supervisor, usando el dinero que conseguimos para sacar más tropas y colocar torretas para atacar a distancia con uno de nuestros combatientes en lugares específicos, «aprender» nuevas unidades, objetos especiales y hechizos, y usar estos últimos siempre que tengamos magia y pase el tiempo de recarga pertinente, para potenciar a algún miembro de nuestro ejército o fastidiar a los del equipo rival.

Una batalla que nos lleva al shawarmageddon

Es un juego que funciona muy bien, aunque puede ser algo caótico al inicio. Es necesario conocer y usar bien los botones (o la pantalla táctil), como los gatillos para lanzar hechizos o sacar tropas, pero también el menú en el botón «-» que nos permite mejorar. Todo es en tiempo real, por lo que nuestro progreso se ve premiado o perjudicado en función de la velocidad a la que actuemos.

El humor está muy presente en todo el juego, desde los diálogos y los diseños de personajes hasta en la historia en sí. El modo campaña no es excesivamente difícil salvo un par de niveles (algo que rompe un poco el ritmo del juego), pero nos ofrece variedad de misiones usando las tres facciones más allá de derrotar la torre enemiga, como robar cierto objeto o escapar de un lugar, además de otros objetivos secundarios para obtener mejor rango.

Además de dicha campaña, de no más de cinco horas, el juego también cuenta con un modo multijugador local a pantalla partida para darnos palos con un amigo, un modo online con conocidos y desconocidos y un modo libre para jugar partidas contra la IA o unos minijuegos simples pero muy arcades que se juegan con pocos botones.

Swords & Soldiers II Shawarmageddon no inventa la rueda, pero pule un concepto de un gran juego del pasado. Puede que su campaña no sea muy larga y que su duración dependa mucho del online o amigos, pero es un título que se hace rejugable por sus misiones secundarias y modo libre, y que cuenta con unos gráficos coloridos y bonitos, además de música y efectos de sonido que acompañan muy bien a su tono cómico-épico.

Resumen
Una idea interesante, buen humor y diversión, pero en la que se premia la estrategia por encima de la velocidad y la acción. No es excesivamente largo, pero sí que que es un título muy recomendado para los fans de los Tower Defense y la Estrategia en Tiempo Real.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 2 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.