Una divertida y original propuesta para conocer las bondades del multijugador local de Nintendo Switch.

Tenemos aquí a uno de los juegos que tiene el honor de formar parte del catálogo de lanzamiento de Nintendo Switch. Esto no ha sido casualidad ya que se trata de un juego que enseña muy bien las bondades del multijugador local de la nueva consola. Llegó la hora de recortar en compañía, con Snipperclips.

¡Recórtalo todo!

Snipperclips es un juego de puzles en donde tenemos que superar una gran variedad de retos y/o rompecabezas a través de una mecánica de juego única: superar puzles recortándonos a nosotros mismo con ayuda de otro jugador. Manejamos a dos personajes de figura plástica en donde cada jugador controla a uno de ellos, con uno de los Joy-Cons en posición horizontal, ya que el juego está pensado para ser jugado en compañía.

Esta base jugable es muy original y ofrece un sinfín de posibilidades ya que a partir de las formas iniciales de los personajes se puede recortar y crear infinidad de formas, las cuales pueden ser utilizadas para seguir creando aún más formas si cabe. Cortar no es lo único que podemos hacer ya que con ayuda de los gatillos podemos rotar sobre nosotros mismos, tanto hacia la izquierda como hacia la derecha, pero también, con el stick de dirección, somos capaces de agacharnos y/o ponernos de puntillas. La posibilidad de saltar tampoco podía faltar, acción que nos permite situarnos sobre nuestro compañero, alcanzar objetos o seguir recortando. Es curioso ver como un juego que está destinado a mostrar las virtudes de la nueva consola, la Nintendo Switch, posea un control tan completo, complejo y exigente.  ¿Os hacéis una idea de lo que somos capaces de hacer en Snipperclips?

Las pruebas, en su conjunto, pueden presumir de ser variadas. Formar siluetas cortándonos a nosotros mismo o cortando el entorno (estas dos pruebas son las más abundantes en el juego ya que hacen uso de la mecánica en su forma más básica), transportar objetos de un lado a otro de la pantalla, crear un camino para que una pequeña rana pueda llegar hasta sus bebés renacuajos o impedir que una sustancia entre en contacto con el entorno son algunas de las situaciones que nos encontramos en el juego.

Tratando el tema técnico podemos asegurar que Snipperclips no explota la potencia gráfica de Nintendo Switch pero a cambio ofrece un diseño muy original y único lleno de detalles, desde el diseño entrañable de los personajes que nos miran con pena cuando le damos a la opción de juego individual, hasta el diseño del propio escenario, compuestos por materiales artísticos, como lápices, reglas o tijeras, que sin dura es todo un acierto. En cuanto al sonido contamos con melodías alegres y marchosas que transmiten un ¨buenrollismo¨ atípico con los juegos de puzles pero que calza muy bien con el diseño colorido del título.

¡Recorta de mil maneras!

En Snipperclips contamos con tres modos de juegos. Estos modos se podrían clasificar como: el ¨modo principal¨, pensado para dos jugadores, aunque también se puede jugar de manera individual siendo el único modo que lo permite; ¨modo cooperativo¨ para hasta cuatro jugadores simultáneos, y el ¨modo competitivo¨, que también está pensado para ser jugado por hasta cuatro personas a la vez.

El modo principal se compone de 45 fases en total. Estas fases o pruebas no se encuentran disponibles desde el primer momento. Para desbloquearlas hay que ir superando las pruebas en tandas de 5. Las fases están separadas en 3 especies de mundos por así decirlo, pero para desbloquearlos no hace falta superarlas todas ni hacerlo en un orden concreto. Atascarnos en algún puzle no es ningún problema para continuar y descubrir todas las ideas que Snipperclips nos brinda, aunque sí que hay que superar un mínimo de ellas impuesto por las distintas tandas. Como ya hemos mencionado antes, los puzles son muy variados, y la complejidad de los mismos va en aumento según avanzamos.

El modo cooperativo para hasta 4 jugadores se compone tan solo de 12 fases. Las pruebas que encontramos en este modo son muy parecidas a las del modo principal, pero aquí han sido pensadas para ser superadas por 4 personas jugando al unísono. Así, en la pantalla aparecerán 4 personajes en lugar de los dos habituales. El no contar con 4 personas para jugar no es ningún problema para entrar en este modo ya que nos da la posibilidad de que lo jueguen dos o tres jugadores también, teniendo que, los dos o uno de los jugadores, intercalar el control entre dos personajes. Destacar que la dificultad de estas pruebas es muy superior a las del modo principal ya que exige una mayor coordinación entre los cuatro personajes.

El tercer modo es un compendio de minijuegos competitivos en donde encontramos estas tres modalidades. La primera de ellas es ¨Baloncesto¨ en donde tenemos que competir para ver quien encesta más balones en la canasta del rival. Luego tenemos ¨Hockey¨, que simula a los famosos Air Hockey que disfrutábamos en los salones de recreativas, cuyo objetivo es meter más discos que tu contrario en su portería. Y para terminar, ¨Lucha¨, en donde lucharemos a muerte contra el rival hasta hacerle desaparecer a base de recortes. Estos minijuegos son perfectos para echarse unas risas y encajan a la perfección con la mecánica de recortes de Snipperclips. Diversión asegurada.

¡No te cortes!

Es recomendado jugar en cada uno de los modos con el número máximo de jugadores posibles ya que los puzles han sido pensados para ser superados con la ayuda y la coordinación de todos. Aunque en el modo principal se nos permita jugar en solitario, y en el resto de modos con un mínimo de dos jugadores, no es lo ideal. Jugando solos podemos apreciar la originalidad de su mecánica de recortes pero no explotaremos su potencial, que se encuentra en jugar acompañado de manera cooperativa, en donde cada jugador aporta sus ideas con la enorme cantidad de posibilidades que ofrece Snipperclips. También resulta más tedioso jugar con menos jugadores de los indicados ya que las exigencias se vuelven aún mayores al tener que controlar a dos  personajes casi al mismo tiempo para poder cumplir el objetivo.

Haciendo un balance total de lo que nos ofrecen los tres modos de Snipperclips llegamos a la conclusión de que se queda un poco justo en cuanto a contenido. En total son 57 pruebas y 3 minijuegos. Dadas las posibilidades que es capaz de ofrecer su original mecánica, la capacidad que tiene el juego de abducirnos y hacer que nos pasemos varias fases del tirón y lo divertido que resulta, nos obliga a pedirle más. No hubiese sido por falta de ideas porque aún así la imaginación que desborda en cada una de las fases justifica la compra del título siempre y cuando se tenga con quien jugar.

¿Recortar o no recortar? Esa es la recortecuestión.

Para conocer el potencial de Snipperclips he compartido mis sesiones de juego con dos personas. La primera de ellas no es una persona asidua al uso de videoconsolas, de hecho, la última vez que probó un videojuego fue el modo Bolos del Wii Sport cuando la consola entró por la puerta de mi casa allá en el 2006. La segunda sí era un jugador experimentado que ahora mismo es incapaz de dejar de jugar al The Lengend of Zelda: Breath of the Wild.

Bien, esto fue lo que sucedió: el jugador experimentado no le atrajo la mecánica y el juego se le tornó aburrido, lo que no le motivó a encontrar soluciones para resolver los puzles y no supo apreciar la originalidad de la propuesta. A la persona menos experimentada, en cambio, lo pasó en grande jugando y resolviendo los puzles en compañía, o los que pudimos al menos. El problema lo tuvo a la hora de manejar al personaje. Entre tantas acciones se hacía un lío con el control y le costaba atinar sin esfuerzos. Como ya hemos comentado, se trata de un control exigente que nos pide coordinación y precisión al realizar los cortes. Aún así, fuese quien fuese el acompañante me he divertido con su multijugador cooperativo como no lo hacía en años.

La conclusión que sacamos de todo esto deja a Snipperclips como una apuesta muy original y divertida pero dirigida a un grupo de jugadores muy reducido, quienes podrán sacarle el máximo partido a su singular concepto. Esto y su contenido no demasiado longevo son los principales puntos negativos del título, el cual merece ser jugado por ofrecer un multijugador cooperativo y de calidad como pocos. Un ejemplo perfecto para mostrar algunas de las posibilidades de la nueva consola, Nintendo Switch.

Para terminar, no recomendamos la compra del título si tu intención es disfrutarlo en solitario, en absoluto. Snipperclips es una apuesta original que hay que jugar acompañados sí o sí, pero hay que tener en cuenta que no es un título del agrado de todo el mundo ya que exige en el jugador cierta destreza y ganas de utilizar el ¨coco¨, por lo que las personas que vayan a hacer uso de él deben sentirse atraídas por el concepto desde el principio.

Categorías: Etiquetas:
Comentarios