Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Warparty

Análisis de Warparty

Existe un género de videojuegos que, por mucho que hayan avanzado las consolas, sigue muy arraigado al PC por la facilidad de jugarlo con teclado y ratón. Hablamos de la estrategia en tiempo real al estilo de Warcraft, que tiene en Warparty uno de sus últimos representantes. Es hora de ver cómo funciona esta apuesta en Nintendo Switch.

Warparty, magia y dinosaurios

En un mundo que mezcla diversos universos para hacer algo absurdo, se consigue crear algo de coherencia para representar facciones diversas que tienen sus propios objetivos y campañas. Por un lado están los Wildlanders, que son el grupo más tradicional formado por bárbaros y el mejor para empezar a jugar; y por otro los Necromas y los Vithara, que pueden manejar a los no muertos y a los dinosarios respectivamente, pero con grandes mentes locas detrás de sus ideas.

Con una premisa llamativa, toca ponerse manos a la obra. Los primeros compases, salvo que exploremos muy bien nuestras opciones, son algo confusos a la hora de hacernos a los controles ya que no hay mucha explicación sobre ellos. Dada la precisión del género, puede que nos cueste dominar bien la selección de personajes y sus órdenes, además de que resulta más lento de lo que tenemos en mente. Para aquellos que penséis en la posibilidad de controles táctiles, olvidaos de ellos, pues no están presentes.

Sin ratón no hay paraíso

La dificultad del tiempo en realizar acciones y la precisión requerida para ellas son factores que van a jugar en nuestra contra, sobre todo con la dificultad de la campaña, con picos muy destacados en ciertos momentos que nos rompen el ritmo y la progresión, creando más frustración de la que debería, incluso si lo hemos hecho todo lo mejor posible.

Por otro lado, hay una buena cantidad de contenido, aunque en consola el multijugador online se ha quedado fuera de la ecuación (al menos por ahora). Además de las campañas, hay varios modos de lucha contra la CPU, pero no resultan demasiado inspiradores.

En diseño de escenarios el juego es algo básico y cuesta distinguir elementos diferentes en pantalla por su parecida representación, sobre todo si jugamos en modo portátil. En el televisor la experiencia mejora para la vista, pero sigue siendo algo decepcionante. Las voces que acompañan a los vídeos al juego están muy bien, y aquellas presentes durante las misiones son simplemente correctas, al igual que la música.

Warparty es un paso necesario para el avance de los juegos de estrategia en tiempo real en consolas. Tiene muchos aspectos mejorables, pero ha creado unos controles aceptables dadas las limitaciones y una propuesta interesante, pero con varias trabas y problemas que impiden que sea tan disfrutable como debiese.

Resumen
Un título de estrategia con buenas ideas, pero cuya ejecución es mejorable.
5.5
Simple
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 6 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.