Sine Mora EX trae a Nintendo Switch toda la acción propia de los shooters más clásicos cargado de novedades

La versión EX de Sine Mora llega por fin a nuestra Nintendo Switch para descargar adrenalina a base de tiros en un shooter clásico de la mano de THQ Nordic, que se encarga de traernos a la híbrida de Nintendo la obra de Digital Reality y Grassopher Manufacture. ¿Eres de los que amas los clásicos como R-Type o simplemente te van la acción y los buenos gráficos? Pues vamos a comprobar en Revogamers si Sine Mora EX es el juego que andabas buscando.

El tiempo es el Rey

Gráficos potentes, miles de disparos que esquivar, dificultad elevada, enemigos gigantescos…todos ellos son elementos que todo buen shooter a día de hoy debería tener y que, como vamos a comprobar, se cumplen a rajatabla en Sine Mora EX pero, posiblemente, todo ello queda a un margen cuando te pones a los mandos de tu Nintendo Switch y te das cuenta que en Sine Mora EX lo que cuenta es el tiempo.

Cuentas con un marcador de tiempo para superar el nivel y te tiene que durar hasta llegar al siguiente checkpoint pero no es tan sencillo como parece ya que ese marcador de tiempo sube o baja en función de tu habilidad. De este modo, subirá el contador de segundos con cada enemigo que mates y te bajará rápidamente con cada disparo que te comas o si chocas contra el escenario.

Al no tener barra de vida, el perfil de la partida típica de los shooter en 2D varía notablemente ya que ahora no sólo tienes que procurar matar a los enemigos y esquivar sus balas, sino que es vital hacerlo, ya que, por pequeño que sea un enemigo lo tendrás que matar para aumentar los segundos que te quedan con vida para poder llegar al siguiente checkpoint con vida o tener los suficientes segundos para hacer frente a uno de los gigantescos enemigos que te encontrarás cada poco.

Esta situación te lleva al límite en muchas situaciones en Sine Mora EX ya que es casi hasta habitual que salves el pellejo en el último segundo gracias a encadenar varios pequeños enemigos o que te maten a las primeras de cambio sino estás atento a los miles de disparos que aparecen en pantalla aunque para evitar que te dañen puedes usar de manera limitada la habilidad especial de ralentizar el tiempo y escapar así de situaciones muy comprometidas.

Ensalada de tiros

Como estamos viendo es el uso del tiempo lo más destacable de Sine Mora EX y lo que le diferencia de otros juegos del género porque el resto de características se mantienen: podemos potenciar hasta 9 veces nuestra arma, perdiendo esos potenciadores cuando nos den un tiro. También contamos con diferentes armas secundarias desde bombas potentes a tiros teledirigidos o añadir disparos arriba o abajo de nuestro avión los cuales son propios de cada uno de los aviones, sin posibilidad de combinarlos al menos en el modo historia.

Todo ello transcurre mientras recogemos otros items que nos ayudan a recargar el tiempo o cargar las armas secundarias o el poder especial para ralentizar el tiempo. Desde luego nos facilitan las cosas pero si eres hábil en el arte de disparar – esquivar no es necesario potenciar tu avión al máximo para salir airoso de los jefes de Sine Mora EX.

Los jefes cumplen la premisa de ser mastodónticos y que te den ganas de echar a correr nada más verlos por primera vez pero, una vez metidos en harina salvo alguno que te dará un poco más la lata no son excesivamente complicados ya que vas acabando con ellos por pequeñas partes.

El juego se adereza con una historia bastante profunda para lo que son esta clase de juegos (con voces en inglés y textos en castellano) y nos alternan a los diferentes personajes y sus distintos aviones en la acción, que si nos centramos sólo en el modo historia se queda un poco corta ya que en un par de horas puedes acabarlo de una primera pasada.

Modos para dar y tomar

Pero los amantes del género saben perfectamente que esta clase de juegos no son de una sola pasada y Sine Mora EX tiene alicientes de sobra para darnos argumentos con los que seguir adelante. En primer lugar, el modo historia en modo desafío, además de contar con menos continuaciones, sube un par de peldaños la dificultad de los niveles con más enemigos en pantalla y sobre todo de algún jefe de los que antes podíamos considerar de los fáciles.

Ambos modos se pueden jugar en cooperativo con un amigo usando cada uno un Joy – Con, lo cual suena genial salvo porque el segundo jugador controla una especie de dron con el que proteger a nuestra nave en vez de añadir otra, lo cual hace que quede un poco descafeinado.

El modo arcade nos permite jugar a cualquiera de las fases previamente desbloqueadas con más dificultad eligiendo avión, personaje y la cápsula a utilizar, bien sea la de ralentizar el tiempo del modo historia, la de volver el tiempo atrás (por si te matan) o poder contar con un escudo que te proteja. El tener tantas opciones da otro matiz al juego, ya que puedes elegir un avión con mejores armas secundarias o probar a pasártelo sin ralentizar el juego, lo que permite jugar a Sine Mora EX como si otro juego se tratase.

No faltan un modo para acabar sólo con los jefes y otro para superar nuestros propios records a los que se unen el modo Desafío (que hace honor al nombre) con retos que se van desbloqueando y un modo Enfrentamiento para compartir con un amigo en 3 tipo de fases y ver quien gana al otro. Y se remata con los tan añorados Logros en Nintendo Switch.

Técnicamente espectacular

Hemos dejado para el final lo mejor de Sine Mora EX y es que salta a la vista que tanto en modo TV como en portátil roza un altísimo nivel. Digamos que es un buen juego para que le enseñéis la consola a un amigo ya que cuenta con un apartado gráfico que llama la atención. Las fases, pese a ser en desarrollo 2D cuentan con diferentes planos de detalle, presentando aliados o enemigos en primer o tercer plano, todos los escenarios y enemigos están cargados de detalles hasta el último rincón y en las presentaciones de las fases y cuando nos aparece un jefe final la cámara gira por completo para presentarnos la acción generando planos espectaculares.

Y el apartado sonoro no le va a la zaga y se nota la mano de Akira Yamaoka (el de Silent Hill) con una música que nos mete de lleno en la acción y con numerosos efectos para cada nave y explosión, que son muchas.

Es por ello que, podemos concluir que Sine Mora Ex es, posiblemente, de lo mejorcito que hay en shooters en el mercado ofreciendo todo lo que los amantes del género necesitamos, acción a raudales, dificultad en aumento para hacerlo rejugable y todo ello envuelto en un apartado técnico muy a la altura de la actual generación. Además, esta versión de Nintendo Switch además de estar al nivel del resto aporta la posibilidad de compartirlo con una sola consola, lo cual es un aliciente aunque el modo a 2 sea, precisamente lo más mejorable de éste Sine Mora EX.