Flip Wars ofrece diversión para 4 en modo local o online haciendo girar los paneles en ésta guerra para ver quién es el mejor

Nintendo Switch se gusta de ofrecernos juegos que compartir con amigos ya sea en local o online, y contamos con varias pruebas muy potentes como Super Bomberman R, Arms o el reciente Splatoon 2. FLIP WARS, el juego de Over Fence que nos ocupa, tuvo su minuto de gloria junto a esos “grandes” en la presentación de enero de la consola y por fin lo tenemos con nosotros, para ofrecernos un juego que busca la diversión en compañía. Veamos si esta premisa se cumple en nuestro análisis en Revogamers.

¡A girar paneles!

Esa es la premisa FLIP WARS y tras un breve y sencillo tutorial aprendemos las mecánicas más básicas, que se reducen a saltar para hacer girar los paneles y ponerlos de tu color y de paso, si pillas a uno de los enemigos en tu alcance, poder sacarlo del escenario.

Los objetivos pueden ser distintos según el modo de juego que elijamos. En Pintapaneles, el objetivo es tener a la finalización del tiempo el mayor número de paneles pintados.En Derribo gana quien más haya echado a los oponentes del escenario y en Supervivencia gana el que más le duren las 3 vidas por partida.

El desarrollo es muy parecido en los 3 casos, y todos adolecen de los mismos defectos. En primer lugar, una de las gracias del juego es que andas más lento si el panel no es de tu color, pero es que el aumento de velocidad cuando está pintado del tuyo es insignificante, de modo que nos queda un control muy tosco y nada ágil para unas partidas que deberían ser frenéticas.

Al levantar las baldosas nos dan items, los cuales o nos hacen invulnerable o hacen que aumente el alcance o cambie la dirección de pintado. Se agradecen para dar algo de variedad a las partidas, pero tampoco son determinantes ni son necesarios para ganar, ya que en ocasiones puede que baste con estar atento y dar una buena tanda de saltos cuando queden pocos segundos.

Si los modos de juego son escasos y demasiado parecidos entre sí, la variedad en escenarios le va a la par. Contamos con 3 tipos de fases, las verdes, que son las normales, las azules donde hay olas que nos pueden sacar del escenario y las amarillas, en las que nos caen rayos que nos pueden dejar tiesos sino los esquivamos.

Se agradece esa variedad ya que en total sólo hay 4 variantes de escenario por cada clase, con pocos o muchos pilares en mitad del tablero, con una bomba en medio que expande el efecto de tu salto o con un cañón láser que cambia de dirección y que hace que en esa dirección de la vuelta a todos los paneles de tu color. Aunque es entretenido durante un rato, en seguida te das cuenta que a FLIP WARS le falta contenido y en cantidades ingentes, ya que se queda muy escaso en el modo tradicional.

Pendientes de una futura actualización quedan la posibilidad de hacer combates en local con diferentes Switch y el modo Clasificaciones, que viendo el resultado del juego cuesta entender que no lo hayan incluido de entrada.

Online de mis desamores

Es por ello que nos adentramos en el modo online, para así jugar con otra gente y viciarnos sin parar como en otros juegos que les falla el modo historia pero que en el online son adicción pura. Pues en este caso, volvemos a estar frustrados por que jugar online a este juego sin cortes y a la primera debería considerarse un milagro que sea recordado en los libros de historia.

Si tienes suerte de conectarte, lo normal es que la partida dure unos cuantos segundos, bien sea supuestamente por tu conexión o por la del rival. Algo que te puede llegar a preocupar hasta que juegas a Arms o Mario Kart 8 Deluxe para darte cuenta que el error es de ellos. Con juegos  con un online como esté, ni gratis merece la pena jugarlo.

Técnicamente es muy discreto, cumple sin más y sobre todo se hecha de menos el que los personajes no tienen ninguna clase de carisma, y personalmente no entiendo (o quizás sí) el porqué quitaron los Mii que al menos te podían dar algo de gracia al planteamiento.

La moraleja de FLIP WARS

En conclusión, cuesta entender que un juego como FLIP WARS que prometía ser divertido y ofrecer una buena opción para compartir tu Nintendo Switch se quede tan excesivamente escaso de contenido, tenga poca gracia en el propio desarrollo de las partidas y además sea un ejemplo de cómo no deben de ser los servidores de pago de Nintendo en el juego online. Sin duda hay muchas mejores opciones en Nintendo Switch con las que disfrutar de el juego compartido.

Categorías:
Comentarios
  1. 1.
    Lástima, porque podría haber salido algo muy chulo de aquí. Tanto la idea como el planteamiento molan, pero claro, si fallas en lo elemental. . .