Llega uno de los grandes títulos de diversión multijugador de Wii U a new Nintendo 3DS, pero perdiendo contenido por el camino.

Tras una sobresaliente versión de Wii U, 13AM Games ha llevado Runbow a new Nintendo 3DS (no compatible en las consolas antiguas), creando así Runbow Pocket, un título que llega a la eShop de la consola en Europa, y a las estanterías también en América. La versión física se ha lanzado a un precio superior, pero los DLCs aparecidos en Wii U se han incluido y, en la digital, se han dejado fuera para adquirir por separado. Lo que sí viene de serie son todos los personajes invitados que fueron apareciendo en la versión de sobremesa, como Lilac o Shantae.

Runbow Pocket comprime lo visto en Wii U

Dos años después de su lanzamiento en Wii U, Runbow Pocket busca expandir la licencia al terreno portátil. Sin embargo, muchas cosas se han perdido por el camino. El máximo de jugadores ha bajado de nueve a cuatro, algún modo ha desaparecido, la resolución se ha visto reducida (obvio) y, sobre todo, los tiempos de carga son más largos.

¿Cómo funciona Runbow? Estamos ante un plataformas 2D en el que el color juega un papel fundamental. Cada pocos segundos el fondo cambia de color y, con ello, se producen cambios en plataformas y barreras que sean de color. Es decir, cuando el color de fondo es igual al de una parte del escenario, ésta desaparece, creándose así situaciones que obligan a no solo darse prisa, sino a prever lo que va a ocurrir, saltando a veces al vacío con la esperanza de caer en una plataforma que aparecerá al caer. Además, hay acciones adicionales que podemos realizar, el doble salto y un ataque que puede usarse incluso de triple salto.

Poder jugar solo en cualquier lugar puede ser una comodidad, sobre todo en el modo un jugador. Hay una serie de 145 niveles (historia) que se van desbloqueando progresivamente y sin linealidad total, con una dificultad marcada que va creciendo y con tiempos mínimos a superar para conseguir el mayor rango. Las monedas adquiridas con el rango servirán para desbloquear material de arte adicional.

El otro modo individual es Bowhemoth, una sucesión de niveles que no permiten guardados intermedios y que, pese a que permite morir en cada zona y reiniciar desde ella, el enorme reto que supone nos puede sacar de nuestras casillas, en el buen y mal sentido. En general, ambos modos tienen una progresión bastante acertada, aunque algunos niveles resultan más vacíos que otros.

Multijugador, divertido pero reducido

Con la llegada a la portátil, el corte multijugador está como ya se comentó en el número de jugadores, y en la desaparición del modo Maestro de los Colores, que hacía uso del juego asimétrico. Los modos que sí permanecen son Correr, Arena y el Rey de la colina. Todos los modos tienen la posibilidad de elegir el número de rondas y la cantidad de colores a utilizar, de forma que pueda hacerse más complejo e incluso que pueda adaptarse a personas daltónicas.

Correr ofrece niveles en los que hay que correr y llegar a la meta antes que los demás. Arena propone pegar sopapos a los rivales para que mueran cayendo al vacío. El último modo es de tiempo, donde hay que intentar permanecer con una corona en la cabeza el máximo rato posible y el objetivo es quitársela los unos a los otros y huir mientras se tiene en posesión. Todos los modos tienen además una serie de power-ups (que pueden salirnos mal) que cambian la partida de diversas formas, como cambiar la posición de la cámara o los corredores.

Puede jugarse en multijugador local y online, pero no resulta tan divertido como en Wii U porque las pérdidas respecto a la versión de sobremesa que más se sienten son el número de jugadores simultáneos y la distancia de la cámara por la resolución, que hace que los personajes se vean muy pequeños.

Por lo tanto, en definitiva, Runbow Pocket es, como su nombre indica, una versión de bolsillo con recortes, pero que tiene gran parte del encanto de su hermano mayor. Si se tiene una Wii U, lo ideal es quedarse con su versión, pero en caso contrario, aunque solo sea por el modo un jugador, merece la pena ser probado. Lo que está claro es que deja con ganas de una versión para Nintendo Switch que utilice el juego inalámbrico, el online y los Joy-Con para ofrecer  otro tipo de diversión portátil.

Categorías: Etiquetas: , ,
Comentarios