Rayman vuelve a Nintendo en la edición más completa de su mejor juego.

Hace cinco años, Ubisoft presentó sus exclusivas para la entonces naciente Wii U. Entre ellas, se encontraba un prometedor juego de Rayman. El guardián del Claro de los Sueños había vuelto a los plataformas 2D con Rayman Origins, un juego muy notable que salió para Wii entre otras. Sin embargo, Rayman Legends prometía ir todavía más allá. La ilusión se tornó rechazo cuando Ubisoft anunció que el juego se iba a retrasar y que iba a salir para todas las plataformas a la vez. Esta desafortunada decisión impidió al juego galo brillar con la luz que se merecía, ya que muchos usuarios de Nintendo le cogieron ojeriza y, siendo sinceros, en las otras plataformas no tenía un público potencial tan grande. Rayman Legends: Definitive Edition todavía arrastra parte de ese odio justificado, ese odio que ha oscurecido al mejor plataformas 2D de los últimos años. Para el que no lo conozca, Rayman Legends es la obra maestra de Michel Ancel y su equipo. Ahora, por fin, para Nintendo Switch.

Una historia legendaria

Después de haber pasado por todas las plataformas, vuelve a Nintendo Switch con una versión adaptada a las peculiaridades de la máquina. El juego sigue siendo tan brillante como siempre, pero adelantamos que no se ha añadido mucho contenido y que algunas fases, al no ser Nintendo Switch una Wii U, han perdido cierta naturalidad. Si no conoces la versión de Wii U, te va a dar igual. Pero, claro, si comparamos ambos juegos, sale ganando el de la generación anterior, a pesar del añadido de los modos de Kung Fútbol.

Volviendo un poco a la historia del juego, que es casi tan interesante como el juego en sí mismo, en Ubisoft se dieron cuenta del error estrepitoso que habían cometido e intentaron enmendarlo. Ofrecieron una demo gratuita e ilimitada de Rayman Legends, en la cual había que superar una serie de desafíos contrarreloj muy divertidos. Un pequeño aperitivo que resultó ser una verdadera joya. Los desafíos tal vez se inventaron para salvar los muebles, pero resultaron ser todo un acierto y convencieron a un servidor para hacerse con el juego, a pesar del trato recibido.

Finalmente llegó el juego, y en Revogamers se puntuó de forma sobresaliente. Todo lo que dijo mi compañero Sergio Figueroa es totalmente fidedigno. Rayman Legends es a Rayman Origins lo que Super Mario Galaxy 2 a Super Mario Galaxy. La diferencia es de proporción, ya que, en el caso del juego francés, la diferencia entre ambos juegos es un abismo.

El plataformas clásico en su máxima expresión

Rayman Legends es un juego de plataformas en 2D en el que tomamos el control de Rayman, un guardián del claro de los sueños, que ha dormido durante 100 años y es despertado por Murphy para pararle los pies a las pesadillas, que se han fortalecido desde su último ataque. De esta forma, entramos en un mundo de ensueño saltando, planeando, corriendo y pegando puñetazos por doquier. El control es así de simple y, salvo por algún poder circunstancial, se mantiene inalterado durante toda la partida.

Con esos movimiento, Rayman ha de adentrarse en el claro de los sueños y rescatar a todos los diminutos que han sido capturados por una especie de diminutos renegados. Rayman o cualquiera de las decenas de personajes que hay para elegir (todos con las mismas habilidades, eso sí). Una vez dominado el personaje, empieza la diversión.

Rayman Legends es un juego inesperadamente ágil, con un diseño de niveles que raya la perfección, tanto a nivel artístico como a nivel jugable. Con cada paso, encontramos un desafío más divertido que el anterior. La dificultad se ajusta progresivamente y una sensación de asombro al recorrer los paisajes del claro de los sueños nos acompaña constantemente. La soberbia música y los ingeniosos efectos de sonido recrean magistralmente toda la esencia del juego, creando una experiencia única y asombrosa.

Rayman Legends y las mil y una formas de crear un nivel fantástico

Cada nivel es diferente, pero podríamos dividirlos en varias categorías. Están los niveles normales, los niveles de Murphy, los niveles contrarreloj, los niveles de persecución, los niveles de jefe y los niveles musicales. Los niveles de Murphy estaban pensados para usar la pantalla táctil de Wii U, algo totalmente desaprovechado en Nintendo Switch. Es cierto que el juego cuenta con una sección conocida como “El Toque de Murphy” donde se pueden jugar, en modo portátil, tal y como se jugaban en el Wii U  Gamepad. Sin embargo, esto no es posible en el transcurso del juego, siendo sustituido por pulsaciones concretas de un botón en el momento adecuado. Sigue siendo divertido, pero nada como el original.

Los niveles contrarreloj, o invadidos, son niveles en los que tenemos que llegar a la meta en un determinado tiempo para liberar a los diminutos. Son extremadamente divertidos y nos permiten exprimir al máximo los movimientos de Rayman. Los niveles de persecución son parecidos, pero no se lucha contra el tiempo y, en general, son más pausados y variados. Los niveles musicales recrean canciones famosas en el estilo de los seres de pesadilla y nos invitan a realizar las acciones al ritmo de la música. Son increíblemente divertidos. Los niveles convencionales y los niveles de jefe también están muy bien recreados, pero son más comunes y no necesitan explicación. Todos los niveles se pueden jugar solos o en compañía (hasta cuatro jugadores), y son igualmente divertidos. Por desgracia, al no ser Nintendo Switch una Wii U, se ha perdido el modo asimétrico.

Vida después de la aventura principal

Aparte de los cinco mundos del juego principal, Rayman Legends incluye casi todo Rayman Origins a modo de extra. No es común que un extra sea un juego entero, y menos uno tan reciente (en su momento). Los niveles de Rayman Origins son infinitamente peores que los de Rayman Legends y sirven para demostrar la increíble evolución del equipo de Michel Ancel en estos dos juegos.

Uno de los modos más populares, incluido a modo casi de broma, es el del Kung fútbol. En él, Rayman y compañía tienen que pelear haciendo uso de sus movimientos para introducir el balón en la portería contraria. Una locura increíble, súper simple y muy adictivo. Conozco gente que casi olvidó que había más juego aparte del Kung Fútbol debido a los partidazos que jugaban incansablemente. En Nintendo Switch, este modo se ha ampliado para permitir torneos más organizados. Además, Rayman Legends: Definitive Edition también incluye los desafíos diarios y semanales.

Rayman Legends: Definitive Edition tiene alguna pega, es cierto. Lo peor son los tiempos de carga, de 10 a 20 segundos. Por suerte, son interactivos y podemos practicar trucos o coger bonificadores de salud. El otro gran problema de Rayman Legends: Definitive Edition es que exista la versión de Wii U. Se nota que el juego fue pensado para sacar el máximo partido de la anterior consola y no se ha llegado a traducir del todo bien la simbiosis del juego táctil y el juego tradicional. Se puede corregir con un parche, permitiendo jugar los niveles de Murphy directamente en modo “El toque de Murphy” sin salir del mundo, pero de momento no parece haber planes al respecto. Todo esto son pegas menores, porque, por lo demás, Rayman Legends Definitive Edition es un juego perfecto, dentro de toda la perfección que pueda tener un juego.

En Rayman Legends hay muchas más cosas que hacer, secretos que coleccionar y paisajes que descubrir. Es mejor adentrarse uno mismo. Es el mejor plataformas en 2D de Wii U, compitiendo con grandísimos del género como Donkey Kong Country: Tropical Freeze, New Super Mario Bros. U o Yoshi’s Wolly World y llega a Nintendo Switch en una versión quizá no tan orgánica, pero sí (un poco) más completa. Si lo jugaste en Wii U, tal vez no merezca la pena. Ahora bien, si no lo tienes y te gusta el género, no deberías pasar un segundo más sin hacerte con Rayman Legends: Definitive Edition.

Comentarios
  1. 1.
    Pues ya me lo jugué en Wii U y me pareció una bendita locura. Tanta que ahora lo he recuperado en Switch porque es prácticamente perfecto. Tiene gráficos perfectos, un diseño artístico maravilloso, la mejor banda sonora que haya escuchado nunca en un videojuego, una jugabilidad perfectamente afinada (es sencillo superar las fases pero se complica conseguir todos los lums y liberar a los bichos azules y ya si te metes en contrarrelojes puede llegar a ser todo un reto) y además es muy rejugable.
    Como se dice en el magnífico análisis, si has jugado el de Wii U, notarás que se pierde parte del encanto original al no poder usar la pantalla táctil directamente en las fases de los mundos más allá del Murphy touch (no sé qué problema había en ponerlo igual que en Wii U en el modo portátil de Switch). Por suerte es algo fácilmente subsanable. Y además en el Toque de Murphy también se pueden jugar.
    Por todo lo demás, chapeau. La mejor opción para los amantes de las plataformas 2D. Una OBRA MAESTRA.