Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition

Análisis de Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition

La trayectoria de Digimon resulta cuanto menos curiosa ya que si bien en los 90 toda una generación cantaba a pleno pulmón su canción de introducción, también era la generación que más ha jugado a los videojuegos. Pero había algo extraño y es que los juegos de Digimon siempre eran algo diferentes, con un componente experimental en la crianza y combate, mientras que Pokémon triunfaba con historia, combate por turnos y diversión.

Hubo muchos juegos extraños, incluso algunos en los que controlábamos a las criaturas digitales con espadas. Pero en la época de Nintendo DS llegaron Digimon World: Dusk y Dawn que establecieron las bases de un sistema digievolutivo profundo y atrayente y una historia lineal. Esas bases se han recuperado en la actual generación con dos videojuegos que llegan ahora a Nintendo Switch y son dos títulos que se adaptan perfectamente con el estilo de la consola. Volvemos al mundo digital con Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition.

Un mundo (casi) digital

Desde que el mundo cambió, estamos mucho más unidos con los Digimon, luchamos juntos contra el mal. Si, es la primera estrofa de la canción de Digimon, pero también es la premisa del Japón en el que suceden las dos entregas de Digimon Story Cyber Sleuth. Imaginaos que una empresa multimillonaria crease un mundo virtual en el que tenemos un avatar idéntico a nosotros y en el que se digitalizan nuestros recuerdos y nuestra forma de ser. Esto es EDEN, un mundo no solo para divertirse, sino que en ese mundo se vive y se trabaja. Pero también es un mundo digital, donde ciertas criaturas se manifiestan, los Digimon. En este mundo se cree que los Digimon son programas creados por hackers para sus fines, pero el tiempo les quitará la razón.

Es uno de los misterios de la primera historia de Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition, pero no el único. Ya que la historia principal nos pondrá en la piel de un estudiante de instituto que entra un día en EDEN invitado por un hacker, ahí es donde recibe la posibilidad de capturar Digimon. Pero también es cuando se encuentran con una criatura llamada Eater que atacará al personaje y provocará que pierda su cuerpo físico. Sin embargo, algo extraño sucede y es que su cuerpo digital se manifiesta en el mundo real. Allí nos recoge Kyoko, una mujer que posee una agencia de detectives digitales y que nos ayudará a recuperar nuestro cuerpo a cambio de nuestro trabajo en la agencia por nuestras nuevas habilidades físicas.

Así pues, nuestros trabajos secundarios serán atender los casos que nos dejan los clientes en la agencia, y hay de todo. Pero lo principal será descubrir que está pasando con Kamishiro Enterprises (la empresa creadora de EDEN) que está provocando que la brecha entre el mundo real y el digital se empiece a rajar y se manifieste en forma de olas digitales. En esas olas están siempre los Eater y podemos utilizar a nuestros Digimon para derrotarlos y acabar definitivamente con las olas, o no. De paso también tendremos que lidiar con todos los grupos hackers que cuentan con poderosos líderes y Digimon que harán las veces de obstáculos y jefes de los capítulos en los que se divide la historia.

Dos historias de Digimon a la vez

En el caso de Hacker’s Memory, la segunda entrega, sucede a la vez que los acontecimientos de la historia principal. Sin embargo, ahora nos situamos al otro lado de la balanza, puesto que seremos parte de un grupo de hackers. Pero no hagamos saltar las alarmas y es que este grupo de hackers prácticamente héroes anónimos, que ayudan a gente sin que ellos lo sepan muchas veces. Pero los que necesitamos ayuda somos nosotros, ya que hemos sido acusados de un delito que no hemos cometido, y nuestro cometido es tratar de limpiar nuestro nombre, pero hay causas mayores que nos encontraremos en nuestro camino.

Si hay algo que caracteriza a ambas historias es la personalidad que expresan sus personajes. Quizás el principal de Digimon Story Cyber Sleuth: Hacker’s Memory es algo más soso y menos carismático, pero al final se le coge cariño. Pero todos los personajes secundarios tienen una gran complejidad, una personalidad única y cuidada, y un trasfondo que tendremos que descubrir mediante la historia principal y las secundarias. Es algo que al fin y al cabo otorga vida y credibilidad al mundo y a la historia que nos quieren contar.

Este mundo está basado en el Japón actual y en varias de sus localizaciones actuales como son Shinjuku, Shibuya o Akihabara. Pero también en localizaciones digitales de EDEN en los que se nota mucho la limitación técnica con la que se realizaron los juegos ya que se reciclan muchos elementos en los pisos que conforman un mismo servidor de EDEN o pequeños espacios digitales de misiones secundarias que son todos prácticamente iguales y denota cierta falta de trabajo. En su favor decir que parece que realmente estamos recorriendo algo digital y es interesante recorrerlos enteros, recoger todos los cofres y descubrir todas las especies de Digimon que habitan esa localización.

Algo extraño pasaba, digievolucionaban

Y así entramos ya en lo más interesante, divertido y adictivo de ambos juegos: los combates, la jugabilidad y la crianza de los Digimon. Como decía anteriormente, en cada zona hay distintos Digimon que salen en combates aleatorios e iremos llenando una barra de escaneo, más rápido o lento según su nivel de evolución. Cuando tengamos el 100% de un Digimon podremos Digiconvertirlo en la granja y hacer que pase a formar parte de nuestro equipo. Pero con cuidado ya que nuestro equipo tiene un límite de capacidad que iremos aumentando conforme avancemos en la historia y los Digimon evolucionados ocupan más espacio.

Con los Digimon que no nos quepan en el equipo podremos dejarlo en banco o en la granja. Es en esta última donde nuestras criaturas van subiendo de nivel solos y podemos potenciar sus habilidades para los requerimientos de ciertas digievoluciones mediante máquinas de entrenamiento que podemos comprar. Al principio solo tendremos una granja pequeña en la que caben 10 criaturas y pocas máquinas de entrenamiento, pero nuevamente la historia nos permitirá crear más granjas y meter más objetos.

Pero ya va siendo hora de entrar en el fenómeno de la digievolución. La fórmula que nació en Digimon World: Dusk y Dawn de Nintendo DS ha llegado a Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition. Esto implica que todos los Digimon tienen varias rutas de evolución y podemos llegar a varios Digimon de último nivel, por lo que podemos llegar a la misma criatura de diferentes Digimon de nivel principiante.

Pero cada digievolución tiene unos requerimientos de las características de nuestro Digimon y que no siempre se consiguen subiendo de nivel. Muchas veces tendremos que entrenar a nuestra criatura en la granja si no queremos subir 17 niveles de más para conseguir la fuerza o la velocidad, por ejemplo, que necesita el Digimon que queremos. Pero también tendremos que usar a nuestro Digimon para subir la afinidad con él en un tanto por ciento o Digievolucionar y regresar al estado anterior para subir el valor de ABI que requieren los más fuertes. Y todo ello sin contar con las ADN-Digievolución, una forma de fusión que quitará a una de nuestras criaturas en favor de conseguir algo extraordinario. Finalmente, entre todos, habrá un total de 341 Digimon.

Junto a nuestro Digimon lucharemos por el mundo

Todo esto para tener a los mejores combatientes a la hora de pelear en un sistema de combate que se basa en los turnos, pero con mucha profundidad. Nosotros tendremos a tres Digimon como mucho en nuestro lado del campo, pero podemos cambiarlo en cualquier momento por los que tenemos en la reserva. Son turnos basados en la velocidad de las criaturas, y podemos ver los turnos de cada uno en fila a la derecha de la pantalla. Pero la profundidad no radica ahí, sino en los propios Digimon que pueden ser de tres tipos: datos, virus y vacuna. Pero no solo eso, sino que también tienen afinidades como rayo o fuego. Dependiendo de la fortaleza podremos multiplicar el daño por 3 si combinamos tipo y afinidad. Además, todos los Digimon tienen habilidades implícitas con varios efectos que fortalecerán ciertos factores y también se pueden utilizar ataques de apoyo. Y algo que destaca especialmente es que cada criatura tiene un ataque especial con su respectiva animación.

Y en Hacker’s Memory existe un tipo de combate especial llamado combate territorial que se basa en la captura de todas las zonas a las que se le asocian unos puntos hasta llegar a un límite. Cuando nos encontramos con un Digimon en una zona que no nos pertenece pelearemos un turno contra ellos y cuando finalmente los derrotemos nos quedaremos con su zona.

Si ponemos el modo de dificultad más alto estos combates y rivales serán más resistentes y fuertes y muchos combates pueden costar si no vamos lo suficientemente preparados. Además, hay un Coliseo offline en el que podemos medir nuestra fuerza en distintas copas para conseguir varias recompensas y las finales ya habrá que superarlas una vez hayamos completado la historia y tengamos afinado a nuestro equipo ya que no son ninguna broma.

Entramos ya en la trama final para decir que a pesar de ser un juego con algunos años ya cuenta con un apartado artístico muy bueno y con un aspecto anime muy cuidado. Es cierto que a veces, sobre todo cuando estamos explorando, los frames bajan bastante, pero nada que no se solucione al cambiar de zona. La banda sonora no es ninguna maravilla, ya que es más de acompañamiento que otra cosa, pero cumple con su función de situar al juego como en un entorno futurista.

Conclusiones

Como conclusión, simplemente decir que Digimon Story Cyber Sleuth: Complete Edition son una compra idónea si lo que nos gusta son los juegos de obtención y crianza de criaturas como Pokémon, juegos largos, con un buen sistema de combate y bastante profundidad. Entre los dos juegos hay fácilmente más de 80 horas solo con la historia y, si queremos completarlo todo, nos llevarán unas cuantas más ya que, aparte de los Digimon, tenemos el coliseo y algunos coleccionables.

Pueden parecer juegos algo más cutres que otros solo por sus animaciones o sus diálogos que no tienen cinemáticas, pero lo cierto es que está todo bastante cuidado, desde el guion hasta las localizaciones principales y claves de la historia. Es por ello que no podemos dejar de obviar dos aventuras tan llenas de aventuras, cosas por hacer y criaturas que descubrir y que se adaptan tan bien a la portabilidad de Nintendo Switch.

Resumen
Poco que decir si nos gustaría que Digimon se acercase más a lo que es Pokémon, porque aquí hay un sistema de combate por turnos basado en las estadísticas, un sistema de crianza que aúna 341 Digimon. Todo ello acompañado de dos buenas historias que cuentan con grandes personajes secundarios y giros de guion que harán las delicias de muchos. Si lo que te gustan son los juegos largos recomiendo echarle un ojo porque son juegos más que recomendables y que nos ofrecen mucho más que simplemente combatir y digievolucionar. Ha vuelto Digimon y espero que para quedarse.
8
Notable

¿Te ha gustado?

2 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  David Gómez hace 1 semana, 3 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

Centro de preferencias de privacidad

Esenciales

Estas son las Cookies básicas e imprescindibles para el correcto fucnionamiento de la web. Entres las cookies imprescindibles se encuentran aquellas básicas de la plataforma Wordpress.

AUTH_KEY,SECURE_AUTH_KEY,LOGGED_IN_KEY,NONCE_KEY,comment_author, comment_author_email, comment_author_url,rated,gdpr,et_editor,gawdp,vb,vbulletim id, vbulleim session,apbct_visible_fields, apbct_visible_fields_count, bb_lastactivity, bb_lastvisit, ct_checkjs, ct_fkp_timestamp, ct_pointer_data, ct_ps_timestamp, ct_timezone, DSID, IDE,d ,khaos ,m,ruid

Cookies de Externas

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga,_gid,_gat_gtag_UA_*,csrftoken mid rur urlgen
__gads,__qca,_ga,_gid