Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Rain World

Análisis de Rain World

Llega a nuestras Nintendo Switch una nueva propuesta indie, Rain World. Este titulo nos propone conocer de primera mano el significado de la supervivencia en un mundo desconocido y hostil. ¿Seremos capaces de adaptarnos a este nuevo lugar?

Cayendo al vacío

En Rain World encarnamos a una especie de mamífero cuadrúpedo (nutria, comadreja, tejón, lo que queráis) que se cae al vacío por un puente, separándose de este modo de su familia, y aterriza sobre lo que parecen las ruinas de una antigua y abandonada civilización. Y esto es todo lo que nos cuenta el juego. A partir de aquí no sabremos a donde ir, ni qué hacer, ni cómo hacerlo. Lo único que sabemos es que tenemos que avanzar.

Ciertamente ponerse a los mandos de Rain World resulta muy confuso pues no tenemos un objetico claro. De cualquier forma nuestro protagonista es capaz de saltar, agarrar cosas, comérselas y lanzarlas, y con eso nos bastamos para sobrevivir en estos terrenos abandonados. Conociendo tan solo lo básico nos toca vivir un curso de autoaprendizaje pues la totalidad de mecánicas las vamos aprendiendo por nuestra cuenta según avancemos y casi siempre por casualidad.

Todo son peligros en Rain World

Puede que no sepamos cual es nuestro destino pero para llegar a el tenemos que sortear numerosos obstáculos. El primero de ellos son las tormentas de lluvia, que dan nombre al juego. Por alguna extraña razón en este extraño mundo olvidado se producen numerosas de estas tormentas. Para sortearlas tenemos que encontrar alguna madriguera o cueva repartidas a lo largo del mapa donde hibernar. Pero para poder hibernar tenemos que estar bien alimentado, así que otro de nuestros problemas es encontrar en este páramo el alimento.

Adentrarnos por este mundo también supone un reto. Por un lado nos encontramos con un mapa laberíntico interconectado por medio de tuberías, pero el cual nuestro tejón se introduce para ir de un lugar a otro. El otro quebradero de cabeza son la fauna y vegetación hostiles, muy variada a la par que hostil, a la que vamos a visitar a su hábitat. Conocer estas criaturas es de interés por su diseño, pues aparte de su apariencia característica poseen pautas de movimientos propias de cada especial.

Bello pero amargo

Lo más destacable de Rain World es su diseño artístico. Nos encontramos con un título con personalidad propia, de esos que se reconocen con una sola imagen. Dentro de la apariencia desoladora, hostil, de colores oscuros y tristes, destacan el diseño de criaturas y sus animaciones. En cuanto al apartado sonoro lo mejor son sus sonidos atmosféricos que nos hacen sentir la llegado del peligro en cualquier momento.

Rain World es una experiencia interesante pero frustrante y desoladora. Por un lado tenemos un diseño interesante, pero las pocas explicaciones que nos dan nos produce sensación de incongruencia y frustración al mismo tiempo por presentar encima una dificultad elevada. La sensación de no saber que estamos haciendo constantemente nos hace pensar si merece la pena conocer qué hay al final de nuestro viaje.

Resumen
Un título con diseño interesante pero tan frustrante y poco benévolo que hace que el componente de la diversión desaparezca en gran medida.
6
Justo

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 10 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.