El autodenominado “Smash con un botón”.

De Mambo es una apuesta interesante para Nintendo Switch. Lo hemos visto en varios vídeos hasta ahora, pero es un juego que necesita ser probado (una demo le vendría de maravilla) para entenderlo un poco mejor. Según sus creadores, la inspiración está en Super Smash Bros. Sakurai siempre dijo que lo importante para ir sacando nuevos juegos es coger la base de lo que ya has lanzado, el “núcleo divertido” del juego y, a partir de ahí, volver a construir una nueva experiencia que sabrá entretener. Con este juego se ha buscado llegar a ese núcleo, y hacerlo jugable.

Un botón y mucha acción

Con la saga de Nintendo como base, aquí de nuevo se presenta el objetivo de lanzar fuera del escenario a los enemigos para quitarles una vida. Hay un botón de salto (con hasta 2 saltos más en el aire), pero ya que el pad puede hacer esa función, realmente el único botón a utilizar es el de ataque y, según la cantidad de tiempo que se pulse, realiza una acción diferente. Parece simple, pero los personajes, que son simpáticas pelotas con cara, se mueven endiabladamente rápido una vez comienza la faena, por lo que el caos, en el buen sentido, está garantizado.

Como buen núcleo de lucha, el principal foco de De Mambo es el multijugador. No hay online, pero sí la opción de 4 jugadores con la distribución de mandos que más se desee, incluso si es un Joy-Con horizontal. La principal diferencia entre las partidas, ya que los personajes son todos iguales, radica en el escenario, ya que cada uno de ellos tiene una composición, un cierto número de paredes a romper y otras características para que haya la suficiente variedad para que no haya partidas iguales. Por tener, tiene incluso su propia versión de “Destino Final”.

Obviamente, con amigos la diversión crece mucho, pero no estamos ante el nivel del juego de Sora. No se le puede pedir eso tampoco, pero sí que es cierto que en algunos momentos notamos que le falta algo para terminar de brillar. También hay que destacar que, una vez que se le coge el tranquillo, el juego gana enteros y comenzarán los piques de “venga, una más”.

De Mambo también quiere satisfacer al jugador solitario

Pero De Mambo es algo más que batallas locas con amigos, también hay otros modos que hacen que el juego resulte un producto más completo. Por un lado está el modo solo, consistente en una serie de fases, separadas en grupos de distinta dificultad. En cada nivel hay una misión distinta a cumplir, como eliminar enemigos, conseguir objetos o llegar a una meta, teniendo incluso jefes finales al concluir cada grupo de fases. Por lo tanto, resulta variado a lo largo de las dos horas que dura y, aunque se le podría pedir más contenido aquí, este modo no es el principal foco del juego.

El otro modo más allá del multijugador y del solo es el modo supervivencia, que puede jugarse en solitario o en compañía. Consiste en sobrevivir a hordas de enemigos que nos atacan al más puro estilo Space Invaders u otros shooters en los que los enemigos llegan desde arriba y parecen naves. Aquí el objetivo es mejorar nuestro propio récord, sobreviviendo sin caerse y tratando que los enemigos lleguen al suelo, ya que lo rompen (y por lo tanto es más fácil caerse).

De Mambo es otro de tantos indies con estética pixel. ¿Es un problema? Para nada, ya que su simpleza se permite que cualquier estilo gráfico le quede bien, y lo importante en un título así, que es la fluidez, la tiene de sobra. La música, machacona (a veces demasiado) acompaña al estilo presentado. Un detalle a destacar es el menú, ya que la pulsación de botones es atípica, por lo que de no conocerla puede que no veamos los diferentes modos.

De Mambo sorprende, para bien y para mal. Primero, lo malo: le falta un poco de chispa, tiene un menú raro y se hace soso al poco tiempo si se juega solo. Por otro lado, con amigos los momentos divertidos están más presentes. No va a ser la panacea de la eShop, pero es un título a destacar para aquellos que quieren jugar pachangas con gente teniendo en lo jugable una complejidad mínima, olvidándose de tecnicas avanzadas, combos y otros aspectos más técnicos del género.

 

Categorías: Etiquetas: , ,
Comentarios