Seguir
Portada » Análisis » Mutant Alien Moles of the Dead

Mutant Alien Moles of the Dead

Mutant Alien Moles of the Dead es uno de los últimos títulos españoles que vamos a ver por Wii U. La última obra de Pixel Bones Studio llega, gracias a EnjoyUp Games, a la eShop de la consola del GamePad. Es un juego plenamente arcade y táctil, que puede disfrutarse plenamente en Off-TV o bien mostrarlo también en el televisor por si tenemos alguien que nos vea jugar o queremos probar a jugar sin mirar el lugar en el que golpeamos. Ahora es el momento de ver lo interesante de su propuesta.

A golpe de stylus

Todos, o bien casi todos, conocemos estas clásicas máquinas de los salones recreativos y las ferias en las que aparecen topos u otros “bichejos” para que se les golpee con un mazo o similar, con el fin de sacar un montón de puntos y picarse con los amigos. Aquí, con Mutant Alien Moles of the Dead, la experiencia es similar, hay muchos agujeros en la pantalla y de ellos salen bichos que hay que golpear en la pantalla táctil y, en caso de tardar, nos pegan un bocado de cuidado que nos quita parte de la vida. Y si nos quedamos sin energía, Game Over.

La cosa gana algo en profundidad ya que se obtiene un número distinto de puntos según si se golpea al enemigo justo al aparecer, cuando lleva un poco asomado o bien cuando ya está casi para atacarnos. Hay diferentes tipos de enemigos y cada uno tiene su propio ritmo de actuación. Además, hay también una serie de gusanos con los que hay que tener cuidado, ya que son buenos y, en caso de darles, perderemos puntos.

Hay más variantes para que no sea todo el rato lo mismo, aunque el fuerte está en la rejugabilidad y la obtención de nuevos récords cada vez que se juega. Por un lado, una vez que avanzamos y resistimos el ataque de una horda, aparece un jefe. Cada uno de ellos tiene su propia forma de batalla, como uno que nos propone un duelo de piedra-papel-tijera o bien otro que se mueve por el escenario y al que hay que golpear en una parte en concreto. Cada enfrentamiento supone un cambio en el resto del juego, puesto que se añaden nuevos enemigos o agujeros después de cada duelo.

Mutant Alien Moles of the Dead – Rimbombante nombre que explica todo lo que tiene

Una vez en concreto, tras el duelo en particular, el escenario cambia. Pero para ello hay que completar un pequeño minijuego que, personalmente, es lo más frustrante de todo. Estamos ante una máquina al estilo Game & Watch denominada Run Run and Die, inspirada en un título previo de Pixel Bones Studio. En ella hay que pulsar un botón de salto (en la pantalla) y hacer que nuestro personajillo avance pasando por puertas y palancas, teniendo que recordar los números que van apareciendo para al final abrir una puerta. Es un trozo no demasiado largo, pero en el que se va a morir más de una ocasión. Le hubiera sentado de fábula la inclusión de un botón físico para usar en esta parte, pues a veces si pulsamos en la pantalla fuera del botón en cuestión… hasta luego. Por suerte hay check-points en esta parte, pero a veces hay que repetir más de lo que nos gustaría y puede acabar con nuestra paciencia.

Por su parte, la parte de whac-a-mole de Mutant Moles of the Dead es sólida y funciona bien. Es simple y engancha, por lo que funciona. Hay además una serie de power-ups de ataque y defensa que pueden activarse al conseguirse mejoras durante un tiempo con los que se hace más fácil subir la puntuación o bien se aguantan más golpes. En cuanto a lo técnico, gráficamente no es la panacea pero tampoco lo busca. La melodía de fondo acompaña y no molesta, lo único quizá que pueda no ser del gusto de todos es el ruido que hacen los enemigos al golpearte, sobre todo si sufres mucho.

En definitiva, hay diversión, color y alegría. ¿Es suficiente? Sí, puesto que el factor adictivo arcade está bien conseguido. Tiene además variedad para que no se caiga en la monotonía, aunque con el minijuego retro uno puede encontrarse un reto que le emocione o que le frustre más de la cuenta. En cualquier caso, estamos ante una propuesta que nos ayuda a combatir la ansiedad de la vida real, liberándonos a base de golpear alienígenas en nuestra consola.

Nota Revogamers

Whack Whack Or Die. Haz frente a la amenaza alienígena en este título que bebe de los clásicos “mata-topos” de los salones recreativos.

6.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 año, 8 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.