Seguir
Portada » Análisis » Mom Hid My Game!

Mom Hid My Game!

La madre, cansada de nuestra obsesión con la consola, decide esconderla para que no podamos jugar. Nuestro objetivo será recuperar el juego para seguir con la partida. No obstante, ella se las ingeniará para ponernos las cosas difíciles. Prepárate para buscar la consola, pero ten cuidado porque si te pilla se acabará el juego.

¡Mamá me ha escondido el juego!

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado en una situación similar. Estás tan enganchado a la maquinita que tu madre te la esconde a modo de castigo. Nuestra misión en el juego será encontrar la consola escondida, y para ello, nos enfrentaremos a situaciones muy surrealistas. Lo que en la vida real sería un auténtico martirio, aquí se convierte en un reto de lo más divertido.

Estamos ante un título que ya hemos podido jugar en plataformas móviles y publicado con el nombre de Oculto juego por la mamá. Ahora llega a consolas de Nintendo con la intención de aprovechar la vertiente portátil y con algunos niveles que no han podido jugarse en smartphones.

La propuesta es tan simple como adictiva. Nuestra madre ha escondido la consola, y nosotros tendremos que buscarla por el escenario. Sin embargo, nuestro cometido no siempre será fácil, ya que en la mayoría de las ocasiones tendremos que hacer uso de objetos que vayamos encontrando y que nos servirán para resolver los diferentes puzzles. Las situaciones son tan disparatadas que en muchas ocasiones nos harán soltar una carcajada, y es que nuestra madre hará lo imposible para que no consigamos recuperar nuestra consola.

Deja de jugar con la maquinita

Nos encontramos con 50 niveles, que se estructurarán en días. Aunque nuestra búsqueda siempre se realizará en una parte concreta de nuestra casa, veremos que allí puede pasar cualquier cosa. Elefantes, jirafas, una carrera ciclista o un campo de golf, serán algunas de las situaciones que aparecerán en nuestro hogar y que entorpecerán el cometido de encontrar el juego. Muchas veces el reto será muy simple, mientras que otras veces tendremos que darle al coco para conseguir nuestro objetivo. Si no damos con la solución siempre podremos pedir alguna pista, pero ya te adelantamos que con un poco de persistencia, los puzzles suelen ser bastante asequibles.

En el apartado técnico estamos ante un juego muy simple, pero que le va muy bien dado el aire desenfadado del título. En el aspecto sonoro, más de lo mismo, ya que sólo hay una canción que suena de forma ininterrumpida durante el juego y, aunque la canción es pegadiza, se hace muy repetitiva.

Es un título que le va muy bien para jugar en modo portátil y en el que podremos hacer uso de la pantalla táctil. No obstante, habrá alguna resolución que nos obligará a utilizar los controles tradicionales e incluso los sensores de movimiento. Además de la función táctil, siempre podremos utilizar el control tradicional por medio de los Joy-con o el mando pro.

Mom Hid My Game!

Como conclusión, estamos ante un juego que merece mucho la pena pero que sabe a muy poco. Los 50 niveles incluidos en el juego se completan demasiado rápido. Además, una vez hayamos resuelto los retos que se nos plantean, ya no tendremos más aliciente.

Se trata de un título muy divertido y que se lanza a un precio asequible de menos de 5 euros, pero que no ofrece mucho más de lo que hay en teléfonos móviles y que se encuentran de forma gratuita. Es un juego que merece la pena probar y que te hará pasar unas risas, pero que tiene como factor más negativo su escasísima duración.

 

Nota Revogamers

Tu madre te ha escondido la consola y tienes que encontrarla.

7
Escrito por
Amante de la radio y los videojuegos. En los medios de comunicación desde 1996. Todas las semanas en Revogamers Radio.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Manuel Luis Mena hace 11 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.