Seguir
Portada » Análisis » Save me Mr Tako: Tasukete Tako-San

Save me Mr Tako: Tasukete Tako-San

Save Me Mr Tako: Tasukete Tako-San es un juego de plataformas concebido para la anciana GameBoy pero lanzado para Nintendo Switch en pleno 2018. Prepárate para una experiencia RETRO en mayúsculas.

Pulpos vs Humanos

Hay una guerra por la supervivencia. Pulpos y humanos tienen que luchar o morir y ninguno está dispuesto a ceder. Las respuestas parecen estar en las ruinas del pasado, pero la incomprensión y la violencia hacen que Tako, nuestro pulpo protagonista, quiera obtener respuestas.

Tras ser cuestionado por salvar a una mujer humana de ahogarse, un hada le otorga la misma habilidad que tiene su hermano (el comandante de las tropas anti humanos), respirar en el aire. Y así, Mr Tako se embarca en una aventura para comprender el porqué de tanto odio y encontrar alguna manera de acabar con la guerra y salvar a ambas razas de la destrucción.

Mr Tako es un juego de plataformas en el que podemos hacer dos acciones: saltar y echar tinta. La tinta sirve para paralizar a los enemigos y poder usarlos como plataformas para llegar a sitios más altos. A pesar de que todo el primer mundo transcurre bajo el mar, Mr Tako no puede nadar, sino que salta. De hecho, no hay mucha diferencia entre el reino submarino y el reino de los humanos, a pesar de que debería haberla.

Pulpo con sombrero

Además de estas acciones, también podemos conseguir vidas extra, monedas (que 100 dan una vida) y una serie de sombreros que nos otorgan diferentes habilidades, como resistir un ataque más o lanzar tinta de formas curiosas. En general, Mr Tako muere al recibir un golpe si no lleva sombrero, y aguanta uno o dos más en función del sombrero que lleve.

Lo malo de la mecánica de los sombreros es que tenemos que pedírselos a un kappa y sólo podemos acceder a ellos o bien a mitad de fase (que hay un check point), o bien en los puntos en los que se encuentra el sombrerero. Esto provoca que el uso de los sombreros sea más anecdótico que otra cosa, ya que morir es muy fácil en Mr Tako.

Además, el repertorio de acciones se agota enseguida. Tiene menos posibilidades que los juegos de GameBoy de los años 90, que se las ingeniaban para sacar el mayor partido posible a los escasos botones de la consola. Unido a la escasa variedad de los mundos, hace que Save Me Mr Tako se vuelva un juego monótono al poco tiempo.

El apartado sonoro y gráfico está realizado con los recursos disponibles en GameBoy. Esto implica una apariencia de dos colores (que podemos modificar con filtros en plena partida) y una música sin dinámicas, con cierto encanto pero bastante taladrante. Eso sí, es muy retro todo. En general, el apartado gráfico apenas se resiente, pero es en la música donde echamos de menos los avances de 20 años de desarrollo de videojuegos.

Mr Tako, el pulpo que no sabía nadar

Save me Mr Tako no es un juego corto, aunque tampoco especialmente largo. Tiene cierto encanto, pero está más limitado incluso que los juegos de la época que busca imitar. Además, la historia se entromete en la jugabilidad, con unos diálogos especialmente largos (y en inglés) que sirven para explicar una trama que no le importa a nadie y que debería ser una excusa para la jugabilidad. Que, a pesar de manejar a un pulpo, bien podría haber sido un albañil que llena de cemento a los enemigos. Mr Tako ¡no sabe nadar!

En definitiva, Save Me Mr Tako: Tasukete Tako-San no está mal, pero tampoco justifica su elevado precio y, salvo que te gusten las experiencias retro y eches de menos a tu querida GameBoy, no puedo recomendarlo a todos los públicos.

Nota Revogamers

Mr Tako tiene que explorar el mundo de los humanos para poner fin a la guerra entre su raza y la de sus enemigos ancestrales.

6

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 2 semanas, 4 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.