Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Hasbro Game Night

Análisis de Hasbro Game Night

Coge tres de los grandes clásicos en lo que a juegos de mesa se refiere y mételos en una compilación en forma de videojuego. Eso es lo que Hasbro Game Night ofrece, con nada más y nada menos que Monopoly, Risk y Trivial Pursuit Live! Si uno de ellos nos interesa por separado, podemos hacernos con él de forma digital, y si nos interesa todo el pack la opción física se vuelve más económica. Si compramos uno de los juegos y más adelante nos animamos a la compilación, todos nuestros progresos conseguidos se mantendrán.

La banca gana

Monopoly es el juego principal de esta colección. Ya hace casi un año que llegó a Nintendo Switch, y la verdad es que llegó con algunos problemas en lo relativo a los tiempos de carga y espera, pero ya todas esas molestias han quedado enterradas en el pasado (lo cual no quita que siga habiendo alguna que otra carga larga).

El tipo de juego es el clásico, al igual que en el juego de mesa. Caer en casillas, comprar distritos y recibir “pelas” cuando alguien caiga en una zona de nuestra propiedad, teniendo que hacer nosotros lo propio si es al contrario. Luego hay eventos, edificaciones si tenemos toda una zona del mismo color y otro tipo de bonificaciones que son mejor ir viendo poco a poco.

La traslación del juego de mesa a la pantalla es bastante fidedigna, lo cual provoca también que requiera esperar los turnos de los demás, pero lo hace con encanto, ofreciendo tableros que dan la sensación de estar vivos, e incluso podemos jugar un modo con los Rabbids. Si queréis conocer más sobre sus entrañas, os aninamos a leer el análisis que publicamos en su momento, en el que desgranamos mejor todo lo que tiene que ofrecer.

Una de preguntas

El segundo juego en el que nos vamos a centrar es Trivial Pursuit Live! que, como su propia coletilla viene a darnos entender, se convierte en un concurso activo (con avatares que podemos escoger pero no editar demasiado) en lugar de un juego de tablero al uso. Esto puede no agradar a todos, pero consigue que el ritmo de las partidas sea mucho más rápido, sobre todo en lo que se refiere a esperar a la CPU. Además, se incluye un modo de comunicación inalámbrica para jugar con otra Switch, además de un modo online para jugar contra gente de todo el globo.

El juego nos propone la posibilidad de jugar siempre cuatro personas, ya sea por separado o por parejas y, en caso de no llenar todos los huecos, la CPU hará el resto. No es igual de divertido competir contra una máquina que suele acertar muy a menudo, y que las que falla lo hace de forma aleatoria; pero siempre se agradece que tengamos “alguien” contra quién jugar. Ambos modos siguen una misma dinámica: rondas de preguntas que nos harán elegir la opción que creemos correcta entre las diferentes posibles dentro de una categoría que un jugador haya escogido previamente.

Los quesitos se van obteniendo acumulando puntos en las respuestas y, en una ronda final en la que se nos harán varias preguntas sobre un tema con dos opciones fijas, se irán consiguiendo (o perdiendo) los quesitos finales hasta que haya un ganador, lo cual puede no ser del todo justo con el resto de la partida. Las demás rondas siguen mecánicas variadas, como elegir todas las opciones correctas entre muchas de ellas evitando las incorrectas, o elegir entre cinco opciones la mejor posible (con premio también para el segundo y tercero). Esto crea un sistema variado en el que no siempre se sigue la misma secuencia, y por lo tanto evita ser predecible.

Si nos gustan los logros y las estadísticas, tendremos un montón de aspectos a visualizar para cada perfil que juegue, que será creado dentro del juego. Cada perfil podrá jugar o bien con un mando por cabeza, o utilizar uno solo y que se vaya pasando, haciendo posible así un multijugador sin necesidad de accesorios (al igual que en los otros juegos).

La consquista mundial

El tercero del pack, Risk, es un punto intermedio entre los otros dos. Es un juego muy fiel a su versión de tablero, pero que ofrece varias posibilidades para que las partidas tengan el ritmo que queramos, pudiendo elegir por ejemplo si queremos animaciones o si vamos simplemente al meollo de la cuestión.

Es un juego que resulta muy visual, utilizando muchos colores en pantalla y un sistema de ayudas muy útil para los más novatos, además de voces que acompañan la situación. Se puede jugar local u online, y tiene opciones para pasar rápido todo lo que la CPU hace (si jugamos contra ella), siendo quizás el juego en el que la IA está mejor trabajada.

Hay varias formas de jugar a Risk, y es que podemos jugar a la dominación mundial o centrarnos en otros objetivos, como las misiones secretas, en las que cada jugador tiene un finalidad distinta a cumplir (como conquistar ciertas zonas) que el resto desconoce, pero que se va dejando ver con el tiempo si somos muy descarados. El principio de la partida puede ser automático (colocando el juego en sí las tropas) o bien manual, pero la primera opción se agradece para hacerlo todo más rápido.

En Risk hay que conquistar territorios enemigos que sean adyacentres a los nuestros, y para ello atacamos teniendo siempre más tropas en nuestra zona que en la del enemigo. Podemos atacar con la cantidad que queramos siempre que uno mínimo se quede en nuestra zona, y si ganamos eliminaremos el número de enemigos que hayamos decidido combatir (y si han sido todos, nuestra tropa de ataque se moverá a la nueva posición). El atacante lanza hasta tres dados y la defensa hasta dos, y si el segundo saca en uno de sus dados lo mismo o más que el atacante, no solo resiste, sino que elimina al atacante.

Ese es quizás el peor punto del título, el azar. Si bien el azar con dados ocurre en la vida real, ver a dados virtuales hacernos perder nos duele más. No obstante, salvo por ese detalle, la adaptación, el ritmo de juego y todas las opciones disponibles hacen que sea un juego bastante entretenido. El juego ofrece además bastantes guías para que se haga ameno a todo el mundo y así cualquiera, incluso aunque nunca haya jugado a la versión de tablero, pueda disfrutar de lo lindo con el arte de la guerra.

Hasbro Game Night consigue reunir con acierto tres grandes clásicos de los juegos de mesa. Puede que la adaptación de Trivial sea algo más libre, pero hace que haya partidas más rápidas, al contrario de lo que sucede en los otros dos juegos. Siempre será más mítico enfrentarse a personas en el tablero, pero la opción de poder jugar online con amigos o echarse una partida sin tener que montar nada siempre está bien.

Resumen
Tres clásicos del tablero unidos en tu consola. Toda la acción de Risk, la sabiduría de Trivial y el alocado capitalismo de Monopoly se unen en una colección más que interesante. No todos los títulos adaptan de igual forma el juego de mesa en el que se basan, pero hay suficiente variedad para tener decenas de horas de juego.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.