Seguir
Portada » Análisis » Detective Pikachu

Detective Pikachu

Se ha hecho de rogar pero ya tenemos en nuestras Nintendo 3DS la aventura protagonizada por el carismática Pikachu en su papel de detective privado. Coge tu pipa y disponte a resolver los casos más inverosímiles. Conoce lo que te depara en Detective Pikachu.

Interrógalos a todos

Detective Pikachu lleva el universo Pokemon al género de las aventuras gráficas. Tomamos el papel de Tim Goodman, un joven que llega a la gran ciudad en busca de su padre desaparecido recientemente. Harry Goodman es el padre Tim y también un audaz detective que desaparece en medio de una de sus investigaciones. Al poco de la llegada de Tim a la ciudad no tarda en tropezar con el Pikachu de su padre, descubriendo que es el único capaz de entender las palabras del pokemon cual humano. Este es el comienzo de una gran amistad y también de la resolución de los casos más inverosímiles al estilo Pikachu.

El juego presenta una jugabilidad clásica de las aventuras clásicas. Nuestra tarea es explorar los diversos escenarios, en busca de objetos que nos den pistas o nos sirvan como pruebas, a la vez que entablamos conversación con las diferentes personas y pokemon que pueblan los escenarios recogiendo sus testimonios. Al final de cada investigación ordenamos los hechos acaecidos con el fin de sacar una conclusión.

Tim cuanta con un cuaderno en el que apunta toda la información que recoge de los diferentes casos. En el podemos consultar en cualquier momento todos los datos relacionados con los objetivos a alcanzar, los pokemons que hemos conocidos, los registros de todos los descubrimientos y hechos sucedidos, así como las declaraciones de las personas que interrogamos.

Sé quién es el culpable

Lo divertido de jugar a ser detectives es encontrarnos ante un misterio por resolver, lleno de lagunas, en el que con pequeños detalles ir atando cabos hasta resolverlo. Bien, en Detective Pikachu esto no pasa. De hecho, el misterio de los casos a resolver nos golpean en la cara con la mano abierta desde que son presentados por su absoluta evidencia. Por lo tanto, parte de esa gracia que tiene el ser detectives se pierde al estar presentado todo de manera tan obvia.

De esta forma, en Detective Pikachu asistimos a la desconstrucción de los casos. Sabemos en todo momento quién es el culpable, sabemos lo que ha hecho y cómo lo ha hecho. Nuestra función es recoger todas las pruebas y testimonios que no hacen más que reiterar lo evidente. Esto no sería un problema sino fuera porque es el propio juego quien actúa como si no fuera tan evidente.

Sé lo que estás pensando: Detective Pikachu es un juego bastante fácil. Y de hecho, lo es. Puede que la razón de esto es que se trate de un título dirigido de forma clara a un público benjamín. Ese público que a día de hoy no se pierde ni un solo capítulo de la serie de animación.

La gran pantalla

Lo que más nos ha gustado de Detective Pikachu han sido sus valores de producción. La aventura presenta un buen ritmo y constantemente la jugabilidad se intercala con cinemáticas que dotan de dinamismo a la historia. Estas cinemáticas son ricas en calidad y contenido, pues no son un mero relleno sino un revulsivo para que la aventura continúe y que sin duda nos hace estar pendientes de las historias tan bien escritas. También hay cinemáticas interactivas mediante QTE, en donde tenemos que pulsar un botón en el momento preciso.

Los gráficos de Detective Pikachu son notables en donde destacan los sólidos modelados de los personajes y lo colorido de las imágenes. Aun así, no todos los escenarios presentan el mismo acabado ni detalles, y eso que siempre nos encontramos en escenarios no muy grandes, e incluso algunos pokemon no están muy bien dibujados. Siendo así muy vistoso pero irregular. También comentar que no hay presencia del efecto 3D de la consola.

En Detective Pikachu también contamos con los Momentos Pikachu. Se tratan de pequeños monólogos en donde nuestro carismático detective pokemon suelta algún chascarrillo o nos da pistas sobre como continuar nuestra investigación con una frase ingeniosa. Hay un total de 150 momentos y merecen la pena descubrirlos todos.

¡Soy el más perspikachu!

En cuanto al apartado sonoro lo que más destaca es el doblaje (en inglés y japonés) que podemos disfrutar en las numerosas cinemáticas que inundan el cartucho. Aparte de esto poco más tenemos que decir ya que musicalmente se trata de un título bastante flojo que no se explota en ningún otro aspecto. Un doblaje al castellano le hubiere sentado genial a un juego claramente dirigido a un público infantil pero al menos Detective Pikachu nos llega con textos traducidos a nuestro idioma.

La historia de Detective Pikachu se compone de 9 capítulos con sus propias historias independientes pero a su vez interconectadas. O lo que es lo mismo, un total de 9 casos por resolver. Emplearemos cerca de 12 horas para descubrir sus misterios. Una vez resueltos el cartucho no ofrece ningún aliciente para rejugar los casos ni se desbloquean contenidos extras.

Es difícil recomendar Detective Pikachu a un público adulto pues los casos a resolver se presentan con tanta evidencia que no resulta una aventura atractiva ni fácil de tragar. Tal vez pueda gustar a los fanáticos de la franquicia que quieran ver a los Pokemon en un rol diferente al de la saga principal. De hecho, los capítulos que más hemos disfrutado han sido en los que interactuábamos solamente con Pokemons.

En cambio, se trata de un juego perfecto para el público más joven que quiera disfrutar de sus personajes favoritos y un primer acercamiento a un género tan interesante como es el de las aventuras gráficas de una manera asequible. Estamos ante los primeros pasos de un Spin-off que sin duda continuará en un futuro en donde se han asentado unas bases muy potables.

Nota Revogamers

¡Soy el más Perspikachu!

7.5

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 8 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.