Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Ys Origin

Análisis de Ys Origin

Ys Origin llega a Nintendo Switch. Se trata de un spin off de la saga Ys, que actúa como precuela de los juegos Ys I & II. El juego salió originalmente en el año 2006 para PC y, desde entonces, ha aparecido en numerosas plataformas. Por fin es el turno de disfrutarlo en una de Nintendo. Si no conoces la saga Ys, es un buen juego para empezar a disfrutarla (como también lo es Ys VIII: Lacrimosa of Dana).

Subiendo la torre

Ys Origin es un juego de tipo RPG de acción, enmarcado dentro del sub género Dungeon Crawler. Esto quiere decir que básicamente se limita a la exploración de mazmorras. En este caso, nuestros protagonistas han de escalar una gran torre, aunque cada nivel tiene una ambientación totalmente diferente.

A nivel jugable, sigue el esquema básico de cualquier Hack & Slash. Nos enfrentamos a innumerables enemigos y tenemos que derrotarlos a todos, machacando botones y alternando entre las diferentes habilidades de nuestros personajes. Estas son el ataque simple, combinado con los saltos, una especie de estado de inspiración que podemos activar cada cierto tiempo y hechizos. Los hechizos se tienen que cargar antes de ser lanzados y los podemos tener en reserva mucho tiempo. Una forma práctica de jugar es llevar siempre el hechizo cargado al máximo (tiene varios niveles de carga) con el gatillo mientras peleamos contra los enemigos, buscando el momento idóneo para lanzarlos. Los hechizos sirven, además, para resolver puzles.

No solamente combatimos en Ys Origin, sino que también tenemos que superar algunos puzles y enfrentarnos a niveles de plataformas, bastante bien diseñados y muy satisfactorios. Toda la jugabilidad es super ágil y directa, invitando a jugar y jugar. Si somos derrotados, podemos reiniciar la partida desde la última habitación a la que entramos, todo de forma instantánea como es habitual en la saga Ys. Esto hace que el juego sea muy disfrutable incluso cuando se vuelve muy difícil, ya que es todo muy instantáneo. No nos olvidemos de la posibilidad de gestionar el equipo y los objetos que vamos encontrando por la torre, así como mejorarlos en determinados puntos o comprar nuevas habilidades en los puntos de guardado. ¡Un montón de posibilidades!

Ys Origin al desnudo

Como buen juego de rol, también cuenta con una historia. Esta enlaza directamente con los juegos Ys I & II (que funcionan como un solo juego), pero no es necesario haberlos jugado para entenderla. Sin embargo, se complementan muy bien por lo que jugarlos (da igual el orden) mejora la experiencia. Eso sí, no esperéis una gran historia, ya que en este caso es lo de menos. Lo importante es la jugabilidad directa y sin fisuras. Por eso, algunos tramos de historia se pueden hacer un poco lentos, especialmente la introducción. ¿Sabías que cuenta con introducción de la introducción, vídeo introductorio e introducción como tal? 

A diferencia de los juegos de la saga de Ys, en este caso no manejamos a Adol Christin, sino que tomamos el control de uno de los tres personajes disponibles (aunque no desde el principio). Sus campañas son más o menos iguales, cambiando la historia ligeramente (solo la tercera es realmente canónica). Sin embargo, subir la torre 3 veces no se hace aburrido, ya que el estilo de juego de cada personaje es totalmente distinto.

A nivel visual, no es ninguna maravilla, pero sorprendentemente aguanta el paso de los años muy bien. Es agradable de ver, con un equilibrio delicado entre sprites y 3D. La música es muy entretenida, en la línea de la saga Ys y los textos están traducidos al castellano, siendo el segundo juego de la saga Ys en llegar traducido a nuestro idioma (el primero fue Ys VI, que salió para PS2 de la mano de Konami, y que reinició la saga Ys transformándola en lo que es hoy). Las escenas de vídeo siguen en 4:3, pero el resto del juego se ve en 16:9.

Diversión sin complicaciones

Ys Origin es un juego divertido y sin muchas complicaciones. Es cierto que podemos gestionar nuestro equipo y muchas cosas más, pero todo es muy directo y lo único que nos desvía de la exploración de la torre es la propia historia, que no molesta en realidad. La saga Ys se caracteriza por una jugabilidad fluida y fresca, y este título no es ninguna excepción. Sigue siendo tan interesante como cuando fue lanzado y, desde luego, es una apuesta ganadora para el que disfrute de este tipo de juegos y no le importe el aspecto semi-retro (de 2006, que es el año de su lanzamiento). Yo, desde luego, lo estoy disfrutando igual que cuando lo jugué por última vez hace ya muchos años.

Resumen
Un gran juego para el que disfrute de los Hack & Slash. Sigue tan divertido como cuando salió por primera vez en 2006 y es una magnífica forma de introducirse en la saga Ys.
8.5
Notable
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.