Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Thief Simulator

Análisis de Thief Simulator

Hemos sido granjeros, cirujanos y hasta cabras. Los juegos con la etiquera «simulator» nos invaden, aunque hay algunos que son una broma sobre su propio concepto y otros que se lo toman más en serio (en cuyo caso suele costar más encontrar grandes títulos). Thief Simulator es del segundo grupo, y llega con ideas interesantes para robarnos la cartera.

Cómo entrenar a tu ladrón

En el papel de un ladrón (algo que el propio título ya nos avisa) tenemos que realizar varios encargos por un vecindario, en los que tenemos que robar los bienes preciados y valiosos de las personas que viven en las casas. La clave está en el sigilo y en el uso de los objetos, gracias a los cuales podemos romper ventanas o abrir cerrojos de seguridad. Todo se realiza de una manera muy sencilla con una zona en la que podemos equipar los objetos más frecuentes o que más nos interesen para su uso próximo.

El progreso es el adecuado y empezamos con lo más básico y vamos poco a poco complicando lo que se hace necesario para salir airoso de cada robo. No solo es necesario usar los nuevos ítems y ser cada vez más sigiloso para no ser descubierto, sino que hay que tener en cuenta nuestra forma de jugar y usar el sistema de habilidades adecuadamente, ya que estas pueden ser adquiridas con la experiencia que vamos ganando. Entre estas destrezas se encuentran aspectos como la agilidad o la capacidad de identificar mejor los objetos de interés en una casa.

En cada misión, además del objeto de valor que buscamos, podemos hacernos con otras cosas de interés vario (como una sartén que podemos llevar a la tienda de empeños para sacar algo de dinero). Las posesiones importantes, sin embargo, requieren ser vendidas en el mercado negro para que, obviamente, no seamos descubiertos. Ese dinero puede ser reinvertido en comprar trajes o incluso «cortaventanas» para que nuestras misiones en terrenos más seguros sean más sencillas.

Haz el gran robo en Thief Simulator

Conocer los movimientos y rutinas de las personas de cada hogar es clave para evitarlos y no ser descubiertos. Lo mismo ocurre con el plan de huida, y es que siempre tenemos que tener preparada una vía de escape por si suena una alarma o la cosa no sale como planeábamos (salvo que nos pillen directamente y «perdamos»). Un elemento para ello son los coches, que generalmente es mejor evitar en favor de esconderse en un matorral por su extraño control.

Las ideas son buenas, y la cámara (en primera persona) está bien, aunque se nota que el juego tiene apartados algo básicos – como el gráfico o la inteligencia artificial de las personas. Por lo demás, la presentación es correcta, aunque con algún pop-up innecesario en ciertos momentos y algunos tirones. Las voces de nuestro «ayudante» al teléfono no están mal, y el sonido ambiente es apropiado, pero ni remarcable ni recordable.

Thief Simulator divierte y sabe ofrecer buenas horas de lo suyo, con varias misiones principales y otras secundarias, aunque como suele pasar en este tipo de casos, una vez vistos varios tipos de robo, vistos todos (es decir, se termina volviendo algo repetitivo). Sin embargo, sus opciones, habilidades y otros aspectos consiguen engancharnos más de lo que podríamos pensar en un inicio.

Resumen
Una aventura de primera persona llena de sigilo que nos convertirá en ladrones pero con algunas carencias para resultar de mayor interés.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 4 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.