Portada » Análisis » Análisis de Tasomachi: Behind the Twilight

Análisis de Tasomachi: Behind the Twilight

TASOMACHI: Behind the Twilight es un título de Orbital Express (un estudio con un solo desarrollador) que PLAYISM anunció hace tiempo para nuestras consolas tras su paso por PC. Después de un retraso indefinido y meses sin saber nada de él, por fin llega a la eShop un juego que nos va a trasladar a varias generaciones atrás, y al que quizás un poco más de ayuda, tiempo o presupuesto le hubiera ayudado a destacar mucho más.

Tasomachi el collectathon

En este título encarnamos a Yukumo, una exploradora que, tras un breve paseo con su nave, se ve forzada a aterrizar en un lugar que se ha quedado desolada por culpa de una niebla maligna (aunque veremos a varios seres gato). Esta pequeña historia es más un adorno que otra cosa, pues la finalidad principal de esta aventura es la misma que la de un Mario 3D o similar, entregarnos a plataformas y puzles sin tener que estar pendientes de una trama que nos guíe.

La jugabilidad es la clásica de muchos juegos de Nintendo 64 y GameCube que apostaban por la exploración en un mundo central y otros niveles a los que se pueden acceder. Por tener, tiene incluso unos ítems coleccionables llamados “Sources of the Earth“, que son básicamente como las lunas de Super Mario Odyssey. Por lo tanto, vamos a tener algunos coleccionables que se consiguen con relativa facilidad, pero otros que nos van a obligar a pensar o actuar con algo más de cerebro – pero sin llegar nunca a una dificultad muy alta.

De hecho la experiencia está pensada para ser jugada a tu aire, es decir, no hay obligación de conseguirlo todo y si algún nivel se nos resiste podemos obviarlo. Eso sí, también tiene en mente que hay zonas que no se pueden explorar hasta que consigamos un nuevo movimiento, por lo que muchas veces al inicio interesa más avanzar, y luego regresar posteriormente. Puede que sea una estrategia ya vista en otros plataformas, pero aquí los movimientos iniciales son muy básicos y eso da una sensación algo más pobre y básica que la que el juego nos ofrece una vez que podemos hacer uso de otras habilidades como el dash o el salto doble.

Solo para el que sepa a lo que viene

Respecto a los enemigos, estos brillan por su ausencia. Nuestro rival es solo el escenario, algo que si bien ayuda a fomentar la relajación de la experiencia, puede que no convenza a todo el mundo. Por tanto, el foco es más dejarse llevar por los escenarios del mundo central mientras lo exploramos y luego ya ponemos a hacer uso de saltos y cabeza, pero sin demasiada complicación en los niveles. La fórmula funciona bien y las dinámicas están bien equilibradas, y no agota o se hace repetitivo ya que en algo más de 5 horas puede completarse, aunque depende del tipo de jugador este número puede variar, obviamente.

A nivel audiovisual encontramos escenarios ambientados en el este de Asia, bastante llamativos y con variedad en los diferentes niveles; aunque también se notan algo vacíos y escasos de elementos de narrativa visual (y personajes). La música potencia mucho el aire tranquilo del juego, ayudando a transmitir una sensación bastante agradable y cuidando la variedad incluso entre el día y la noche. Sin embargo, encontramos algunos problemas en la presentación del mundo, pues las cargas y popping del escenario están muy presentes todo el tiempo. Respecto a sus gráficos, tienen varios elementos que podrían ser perfectamente de hace más de una década, aunque si eso no nos importa sabremos apreciar bien otros detalles y juegos de luces presentes.

TASOMACHI es una aventura que se nota que está hecha para un público concreto, uno que no quiere historias ni combates, sino saltar y coleccionar cosas con tranquilidad pero con momentos de reto en las dosis que queramos. Nos llega solo en inglés (tampoco afecta mucho) y sin voces, pero lo importante es que nos llega, pues este sería un juego que seguramente años atrás lo veríamos como algo exclusivo del mercado asiático.

Resumen
Un juego que no es para todo el mundo. Si algunos problemas técnicos no suponen un problema para sacarte de la experiencia, Tasomachi puede ser un buen viaje para los que quieren explorar y coleccionar cosas en un mundo 3D.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x