Más información
Portada » Análisis » Análisis de Relicta

Análisis de Relicta

Es agradable ver cómo el género de los puzles está viviendo una segunda juventud y cómo esta ha venido de la mano de una primera persona que ya puso de moda Valve con su Portal hace unos años. Muchos son los juegos de este tipo que podemos asimismo disfrutar en Nintendo Switch, como The Talos Principle, Q.U.B.E. 2, The Spectrum Retreat o el título que nos ocupa, Relicta, que además es de un estudio valenciano.

Jugar con cubos

Como ya es habitual en los juegos de puzles de este corte, Relicta es una obra de ciencia ficción que hace bastante hincapié en lo de ciencia y que se desarrolla en el espacio, más concretamente en la Luna, donde se están llevando a cabo una serie de experimentos que, evidentemente, salen mal.

Con una narrativa ligera, su historia nos lleva a manejar a la científica Angelica Patel, quien se encuentra en el satélite que orbita alrededor de nuestro planeta y que ha sido prácticamente terraformado en su totalidad. Es el año 2120 y la tecnología ha permitido al hombre este y otros avances impensables hoy día, como cambiar a nuestro antojo la polaridad de determinados materiales e incluso jugar con la gravedad y hasta la teleportación, elementos que usaremos constantemente pero que a veces no nos pondrán las cosas nada fáciles.

Con estos ingredientes se presenta un juego que podría haber dado más de sí en su historia, que se nos cuenta mayormente de boca de sus protagonistas (en inglés con subtítulos en castellano) y que mezcla, pero no aprovecha, situaciones familiares y laborales con el desastre que acontece y que nos lleva tanto por el interior de la base Chandra, recreada con mimo, como por los exteriores, que, como decíamos, parecen más terrestres que lunares, encontrando paisajes boscosos, otros helados, desérticos… La pena es que solo los vemos, no influyen para nada en la resolución de los puzles, y además cuentan con paredes invisibles, haciendo que nos encontremos en un pasillo, realmente. Una lástima porque técnicamente Relicta exprime a Nintendo Switch, con texturas de calidad y modelados robustos que buscar el realismo, algo que hace también que sean menos memorables, por otra parte, ya que están faltos de entidad propia.

Donde sí la hay es en los puzles, y eso que no es la primera vez que jugamos con cubos en un videojuego, pero nunca lo habíamos hecho jugando con estas leyes físicas (no con todas, al menos). Lo principal en Relicta es avanzar, lo que quiere decir abrir puertas, y para ello habrá que colocar cubos en los lugares destinados a tal fin, lo que pasa es que no son cubos normales. Gracias a la tecnología con la que se les ha dotado y a los guantes gravitónicos que llevamos puestos (no es su nombre oficial pero sí oficioso), jugaremos con la polaridad de los mismos y con su gravedad, lo que, unido a que a veces podremos teletransportarlos y también cogerlos normalmente entre las manos, dará como resultado situaciones más variadas de lo que os podáis imaginar. 

A lo largo de sus más de 10 horas (varias más si os atascáis, de hecho), aprenderemos que los opuestos se atraen y los iguales se repelen (como los imanes, vaya), que el índice de rozamiento existe también en el aire y que los cubos pueden ser ascensores perfectamente válidos. Es algo que parece más difícil de lo que en realidad es ya que el equipo a tenido a bien dotar de elementos visuales no invasivos a todo el conjunto, creando una suerte de auras de colores alrededor de los cubos que indican la carga y el límite de su influencia, así como un núcleo que, si gira, indica una gravedad menor (flota). Por poner un ejemplo, si queremos mandar despedido un cubo hacia arriba, haremos que ambos tengan la misma carga (cada gatillo del mando da una polaridad diferente, fácil), colocaremos uno encima del otro, activaremos el núcleo gravitacional del superior y acto seguido cambiaremos también su polaridad, haciendo que salga despedido en vertical; y si nos hemos subido en él, ascenderemos juntos. Ingenioso, ¿verdad? Pues así son sobre todo las primeras horas de Relicta, presentándose situaciones nuevas cada poco tiempo, aunque al final veremos que varias de estas mecánicas se repiten, aunque esto tampoco dañará demasiado el resultado final.

relicta

Como vemos, tenemos ante nosotros un juego de puzles original y bien llevado a cabo con, además, el suficiente músculo técnico para llegar a impresionar, sobre todo hablando de Nintendo Switch. Solo le podemos pedir más variedad de situaciones y una curva de dificultad menos pronunciada, amén de una historia más elaborada, que la premisa hacía presagiar que así iba a ser pero nos hemos quedado a medias. Aun con todo, un juego a tener muy en cuenta para quienes gusten de devanarse los sesos.

Resumen
Más interesante al inicio que en su recta final, Relicta sabe plantear auténticos rompecabezas con algo tan simple como cubos e interruptores. Ojalá la narrativa hubiera tenido algo más de peso. Visualmente destacado dentro del catálogo de juegos de corte similar en la consola de Nintendo.
7
Bueno
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x