Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Secret Files 2: Puritas Cordis

Análisis de Secret Files 2: Puritas Cordis

Han pasado 10 años desde su estreno en las consolas Nintendo de la época (Wii y Nintendo DS), pero Secret Files 2 regresa en alta definición a Nintendo Switch para continuar el relanzamiento de toda su saga en la actual generación. Una aventura gráfica que se hace imprescindible para todos los que hayan jugado la primera parte.

De Wiimote a Nunchuk

Unos años después de los sucesos de la primera entrega, el dúo protagonista vuelve con más enigmas de los que vivieron anteriormente, esta vez centrados en encontrar una misteriosa carta y en hacer frente a una malvada secta. Sin embargo, a pesar de que el trasfondo y algunos personajes son más disfrutables si hemos jugado el anterior juego, la historia central y principal es totalmente independiente, por lo que no tenemos que sentir obligados a jugar al primero si no queremos.

Secret Files 2 juega con las relaciones entre los protagonistas a la vez que construye su historia y resolvemos los misterios. Añade además dos personajes jugables más a la aventura, creando así una mayor variedad de situaciones y detalles. Todos ellos se manejan utilizando o bien un puntero que aparece sobre la pantalla o a través de la pantalla táctil de la consola, por lo que la sensación de control es cómoda, y es la clásica a la que nos han acostumbrado otros títulos del género en la consola.

A diferencia de otras aventuras gráficas, la apuesta de Secret Files 2 es más cinematográfica, tanto en la presentación de su historia como en sus sucesos, algo que también la hace ser más seria que lo que suele verse. Hay espacio para el humor, pero se nota que está colocado de forma intencionada en algunos momentos para contrarrestar el tono general del juego, y que generalmente está enfocado a menciones de la anterior aventura.

Historia llenas de secret files

El desarrollo es el habitual en este tipo de títulos: coger objetos, combinar, intercambiar, explorar y resolver puzles. Muchos de ellos tienen sentido y los vemos venir, pero hay otros que están más difusos y que puede que no sepamos bien qué debemos hacer para continuar (salvo tirar de ensayo y error). Los mejores puzles son aquellos que nos llevan a crear colaboraciones entre nuestros personajes, una forma más de salir adelante que no sea la clásica del intercambio continuo de ítems.

Se nota que estamos ante un juego con una década a sus espaldas, pero el trabajo de remasterización es bastante adecuado, con unas voces que suenan en buena calidad, y unos escenarios y personajes bien detallados, en los que identificamos fácilmente todos sus elementos interesantes (aunque podemos pulsar un botón para que se nos muestren también). La variedad de localizaciones es interesante, y la música de fondo acompaña bien (pero no destaca).

Secret Files 2: Puritas Cordis es un buen juego que llega actualizado de una forma más que correcta, pero al que le pesa un poco el paso del tiempo. Una presentación adecuada, una trama interesante y unos personajes bien desarrollados forman un conjunto atrayente y nos acompañan en una historia que ronda la decena de horas.

Resumen
Un juego de hace diez años que llega remasterizado a Nintendo Switch con varias mejoras, pero el peso del tiempo y la frustración de algunos puzles le siguen acompañando.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 2 meses, 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.