Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Path to Mnemosyne

Análisis de Path to Mnemosyne

Adéntrate en tus recuerdos resolviendo puzles.

Llega a nuestras Nintendo Switch un juego indie desarrollada por la empresa española Devilish Games. Se trata de Path to Mnemosyne, un juego de puzles que nos lleva a adentrarnos en un mundo onírico donde nada es lo que parece. Así que saca tus mejores ideas para resolver estos misterios.

Adéntrate en tu mente

Path of Mnemosyne nos propone un viaje introspectivo hacia el interior de la mente de una niña con la finalidad de acceder a un recuerdo que permanece dormido en su interior. Así, avanzamos por un camino infinito imposible, un túnel eterno en el subconsciente, resolviendo puzles y abriendo las puertas que mantenía cautivos los recuerdos.

La propuesta jugable es bastante simple: avanzar por un túnel que no parece tener fin, pudiendo caminar hacia delante o hacia atrás, rotando lateralmente por el túnel, al mismo tiempo que resolvemos puzles que nos encontramos por el camino.

Memoria, perspectiva y más

La aventura se estructura en etapas. Cada una de estas etapas se compone de un tipo de puzle, por lo que la dinámica en cada nivel cambia. La primera etapa solo hay un puzle, en la segunda dos, y así sucesivamente. La dificultad aumenta progresivamente a medida que resolvemos los puzles de cada fase. Resolverlos nos sirve para conseguir una espera azul. Al reunir todas las esferas de una misma etapa activamos el puzle final de la etapa, un puzle diferente a los anteriores y de mayor complejidad.

Algunos de los puzles que encontramos en Path to Mnemosyne consisten en pulsar interruptores en una determinada secuencia, mover figuras para que al superponerlos muestren una determinada imagen o hacer coincidir el color de unos botones. Son puzles para nada originales, vistos ya antes en numerosas ocasiones e, incluso, siendo varios de ellos tediosos en su resolución.

Ponle un zoom a tu vida

En cambio, en el componente audiovisual es donde la propuesta toma sus mayores riesgos. Nos atrevemos a decir que es su diseño artístico el que salva a Path to Mnemosyne de ser un mal juego. Este diseño se sustenta sobre dos claves. La primera de ella es el efecto túnel y el efecto zoom que realiza según avanzamos. Un regalo genuino para nuestros ojos. El otro punto es el surrealismo con el que se impregna nuestro entorno, con formas inclasificables pero que parecen reales (una mezcla entre órganos, insectos y muerte se dan de la mano), mostrando los miedos de nuestra protagonista.Todo esto bañado por los colores blanco y negro.

Path to Mnemosyne es una experiencia corta, de unas 5 horas, en donde no sabe mostrar todo su potencial como debiera. Los puzles no resultan originales ni divertidos la mayoría de las veces. Y vale que el diseño artístico sea de gran calidad pero un videojuego no puede basarse solo en eso. Al final lo que nos queda es tan solo un juego interesante.

Resumen
Path to Mnemosyne es una experiencia corta, de unas 5 horas, en donde no sabe mostrar todo su potencial como debiera. Los puzles no resultan originales ni divertidos la mayoría de las veces. Y vale que el diseño artístico sea de gran calidad pero un videojuego no puede basarse solo en eso. Al final lo que nos queda es tan solo un juego interesante. 
6.5
Justo

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 6 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.