Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Nickelodeon Kart Racers

Análisis de Nickelodeon Kart Racers

Nickelodeon Kart Racers es un juego de karts muy similar a Mario Kart (especialmente a Mario Kart 7) que hace competir a los personajes de las famosas series de televisión del canal, como Bob Esponja o las Tortugas Ninja. Una idea muy conservadora pero que podría haber dado lugar a un juego interesante. A continuación te explicamos por qué no lo es.

Mario Kart 7 con los controles cambiados, slime y menos encanto

Tanto se parece a Mario Kart 7 que contamos con una serie de corredores que pueden modificar su vehículo con prácticamente los mismos componentes que en el juego de Nintendo. Así podemos cambiar la apariencia y funcionalidad antes de lanzarnos a la competición.

En las carreras podemos hasta derrapar y lanzar objetos, aunque los botones están cambiados con respecto a lo que estamos acostumbrados a jugar. Aparte, como novedad, podemos usar el slime que vamos recogiendo para hacer un turbo especial. Además, también hay monedas repartidas por el circuito que, más adelante, nos permiten comprar nuevos componentes para los vehículos.

Las carreras en sí cuentan con varios niveles de dificultad. Hay 12 personajes y 24 pistas, lo que es en realidad muy poco contenido. Todo ellos está extraído de las famosas franquicias de Nickelodeon, pero no se ha puesto especial cuidado en ello. Por no haber, no hay ni voces para los personajes. Se comunican con nosotros mediante mensajes de texto -en castellano, menos mal- que van apareciendo mientras competimos. En general, la impresión es la de estar frente a una copia barata de Mario Kart a la cual se le han puesto los modelos de los personajes de las series de Nickelodeon, pero nada más.

Carreras y copas; diversión y dejà vu

Por supuesto, la fórmula funciona y Nickelodeon Kart Racers no es un juego aburrido. Disponemos de una serie de copas que podemos realizar en varias dificultades y nos permitirán desbloquear otras. Podemos jugar con amigos o en solitario y, dentro de la carrera, podemos elegir el modo individual o el modo por equipos, tal y como hacíamos en Mario Kart 8. En la última vuelta la música sonará más deprisa, no os preocupéis, que tampoco se han olvidado de hacer eso.

Al final de las copas hay una especie de bonus que nos permite desbloquear contenido sin tener que comprarlo en la tienda. Como curiosidad, hay carreras completamente acuáticas, o más bien “slime-áticas”, ya que vamos corriendo sobre lagos de slime. En ellas el control es torpe a propósito (aunque debido a la pobre animación del slime, cuesta entender por qué es tan torpe) pero, a cambio, la barra de slime se recarga súper rápido y podemos hacer un motón de turbos.

Por supuesto, hay objetos distribuidos en cajas por todo el circuito y los podemos emplear a nuestro favor. La mayoría de estos tienen su análogo en Mario Kart, así que al misil pronto lo llamaremos concha verde y a la pelota de rugby concha roja, por poner un par de ejemplos.

Las licencias de Nickelodeon, desaprovechadas

Realmente, que se parezca tanto a Mario Kart (tanto como para pensar ¿en serio esto es legal?) no es malo. Lo malo es todo lo demás. Como venimos diciendo, la falta de gancho y de cuidado en general hacen que este Nickelodeon Kart Racers sea un intento fallido por capturar a los fans. Sí, hay slime por todas partes y los corredores son los personajes de las series, pero no tienen ni voces y, además, hay muy poca cantidad de contenido.

Además, la música es cansina y el sonido no está especialmente cuidado. La presentación del juego también es muy mediocre, como hecha con prisas y no invita a jugar en realidad. Y, obviamente, no hay voces ni tampoco los efectos especiales son realmente significativos o inmersivos.

Pero lo peor está en el apartado visual, reminiscente de dos o tres generaciones en el pasado (Comparable – pero no superior salvo por la resolución- al primer Crash Team Racing de PS1, uno de los primeros clones de Mario Kart). Sorprende la falta de detalle y de calidad en general de este apartado, quedándose muy lejos del mínimo exigible a estas alturas del siglo XXI para un juego que no es precisamente barato.

Veredicto

Nickelodeon Kart Racers entretiene, ya que la fórmula en la que se basa (Mario Kart 7) funciona a la perfección. El problema es que es mediocre en todos los apartados y, aunque no se pueda decir que es especialmente malo, sí que es extremadamente decepcionante. A fin de cuentas, tenían en las manos varias de las licencias más atractivas para los más pequeños de la casa y no han añadido, por poner algo, ni una sola vez. En definitiva, decepción es la palabra que resume perfectamente a este Nickelodeon Kart Racers.

Resumen
Un juego de karts muy similar en concepto al famoso Mario Kart, pero que no es más que un "quiero y no puedo" en todos los apartados, desaprovechando así unas licencias que, de otro modo, podrían haber dado lugar a un juego con mucho encanto. Aún así, no se puede negar que es entretenido (pero sin exagerar).
6
Justo

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Glow hace 6 días, 21 horas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #32276

    Glow
    Participante

    Pero es fácil el juego??? necesito un juego de éstos que sea extremadamente fácil para jugar con mis sobrinos, que en el mario kart se pasan el campeonato entero pegados contra la pared, ese es el nivel.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.