Portada » Análisis » Análisis de Commandos 3 – HD Remaster

Análisis de Commandos 3 – HD Remaster

Casi como sucedió con el lanzamiento original, han tenido que pasar 2 años desde Commandos 2 – HD Remaster para ponernos por fin a los mandos de Commandos 3, ahora con la coletilla también de HD Remaster en lugar del sonoro Destination Berlin de antaño. La anterior adaptación a los tiempos modernos de una de las obras cumbre del software español no fue la mejor a la que nos hayamos enfrentado, veamos entonces si esta ha corrido mejor suerte.

Está hecho

Y sí, Commandos 3 – HD Remaster es una mejor puesta a punto que la que fue Commandos 2 – HD Remaster, empezando con que ahora no hay censura y toda la simbología nazi aparecerá donde estaba en el original si así lo queremos, ya que si tenemos la piel muy fina también tendremos la opción de censurar estas imágenes. Pero eso, evidentemente, no es todo, porque ahora también contamos con mejores modelados 3D de protagonistas y enemigos, unos controles que responden a la primera (y la cámara) y unos tiempos de carga casi inexistentes.

Commandos 3, como toda la saga salvo Strike Force, es un juego de estrategia en tiempo real de vista isométrica donde, manejando a un grupo de comandos, cada uno con unas habilidades bien diferenciadas, desbaratar los planes del Tercer Reich intentando llamar la atención lo menos posible. Es, contando una expansión, la cuarta entrega de la ya veterana serie de juegos y se notan aquí más que nunca las tablas de una Pyro Studios a la que muchos echamos de menos. Commandos 3 es como Commandos 2 pero mejor, aunque en su día nos costara darnos cuenta.

Nos costó porque perdimos dos cosas, aunque ahora vemos que no fue tan malo. Por un lado, dijimos adiós a los atajos de teclado para las acciones, haciendo que el juego fuera más accesible para el gran público pero que los veteranos sintiéramos que nos faltaba algo, lo que ahora ha jugado a su favor, pues el esquema de control se ha trasladado a un mando con mayor facilidad (o sin sufrir un gran menoscabo), y por otro dejamos de enfrentarnos a pantallas o zonas basadas en obras, principalmente cine, de corte bélico, haciendo que sí, ahora sean quizás menos memorables, pero están mucho mejor cohesionadas y sentimos realmente que estamos jugando una gran historia, o 3, como son las de Normandía, Stalingrado y Berlín.

Hay además otros cambios respecto a la anterior entrega, siendo el más notorio la merma en el número de comandos elegibles. Una decisión entendible pues al final en Commandos 2 algunos personajes no se diferenciaban de otros y el boina verde podía hacer la mayoría de acciones, aunque aún echamos de menos a Whisky. Una pequeña pérdida que no influye en una jugabilidad más ajustada, más pensada, con menos acción, y donde los interiores, ya presentes en Commandos 2, tienen ahora un mayor protagonismo, y por fortuna también han sido mejor tratados en lo técnico.

Puede no parecerlo, pero Commandos 3 ya era mejor en lo visual que Commandos 2 y la remasterización no iba a ser menos; de hecho, se ha tenido más cuidado ahora y se ha perdido el toque cartoon de las miniaturas y dotado de mayor carga poligonal a todo el conjunto. Porque aunque hay pocos elementos móviles más allá de comandos y enemigos, haberlos, haylos, y cantan menos que en el original, denotando así un excelente trabajo.

El sonido sí ha permanecido invariable en cuanto a calidad, pero es que ya era un trabajo de notable. Nunca sobresaliente pues, si bien en la música como tal no hay demasiadas pegas, en los efectos de sonido la cosa cambia y tenían que haberse cambiado varios de ellos, en especial cuando controlamos al ladrón, tremendamente irritante, especialmente al trepar o subir postes.

Y nos hemos llevado una sorpresa; agridulce pero sorpresa. El modo multijugador de Commandos 3: Destination Berlin sigue presente en este HD Remaster. Un añadido que en su día pasó casi inadvertido (no en vano las mecánicas del juego se idearon para un solo jugador) pero que se ha recuperado para la ocasión, manteniendo incluso los distintos modos que traía consigo (buenos contra malos, robar la bandera…). No era ideal, ni siquiera bueno, pero aquí está, aunque sí hemos de deciros que hemos sido incapaces de echar una sola partida. No por problemas técnicos, sino porque no hemos encontrado a nadie jugando, ni creando nosotros la sala.

Con un mayor esfuerzo que el puesto en Commandos 2 – HD Remaster, por lo menos no hay fallos evidentes el día uno, Commandos 3 – HD Remaster es una buena puesta a punto del clásico español de la estrategia. Los controles son similares a los de la entrega anterior, pero responden mejor, y aunque las misiones puedan parecer menos memorables, están mejor cohesionadas y realmente sentimos que estamos llevando a cabo una gran encomienda. Si pasamos por el tutorial y no nos rendimos tras las primeras muertes de nuestros comandos, nos engancharemos sin remedio, siempre teniendo claro que es un título para disfrutar despacio.

Resumen
Una mejor adaptación a los tiempos modernos que la que sufrió la anterior entrega, sobre todo por unos controles que responden mejor y unos mejores modelados de nuestros comandos y de los interiores de las numerosas edificaciones. Además, ahora sin censura, no como en Commandos 2 - HD Remaster...
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.