Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Venture Kid

Análisis de Venture Kid

Venture Kid es un juego de plataformas estilo 8 bit desarrollado por FDG Entertainment, que bebe de clásicos como Mega Man.

A las armas

En Venture Kid asumimos el papel de Andy, un joven que se ofrece a derrotar al malvado Dr. Teklov. Andy es asistido por un científico con pinta de motero que, al superar cada nivel, le fabrica un arma nueva. Además, su motivación es complacer a su rubia novia, que está muy preocupada por las intenciones del malvado doctor. De esta forma, Andy se aventurará en un mundo circular hasta llegar a verse las caras con su archienemigo.

Venture Kid es muy parecido a Mega Man, aunque no comparte para nada su endiablada dificultad. No es fácil tampoco, pero desde luego no es imposible. Para los que no conozcáis el juego del robot azul, básicamente manejamos a un héroe capaz de saltar y disparar desde su mano, capaz de soportar (inicialmente) hasta cuatro golpes.

Aparte del arma inicial, Andy cuenta con diversos inventos que desbloquea conforme supera niveles, gracias al científico motero antes mencionados. Puedes usar el arma que quieras alternándola con el gatillo, pero solo el arma inicial tiene disparos infinitos. Las otras deberás recargarlas mediante las recompensas que suelten los enemigos o usando la tienda integrada. La moneda de cambio también se obtiene o bien explorando o bien derrotando a enemigos. En la tienda también podemos mejorar a nuestro personaje.

Niveles diversos

Los niveles están divididos en pisos que se pueden explorar, presentado algunos de ellos varios niveles. En general, el diseño es adecuado aunque al cabo de cierto tiempo puede hacerse repetitivo. Cada uno de los niveles está ambientado de una forma distinta (ciudad, prado, desierto, etc.) y esconde algún que otro secreto. Para superarlos, hay que derrotar al jefe que los preside.

Y, básicamente, así se juega a Venture Kid. El personaje responde bien a los controles, sin hacer muchos alardes, y el juego es entretenido aunque tampoco de una forma especial.

En su contra juega su aspecto retro, algo que hace 15 años tenía gracia pero que lleva un tiempo pareciendo más una excusa que una decisión estética justificada, como en el caso del magistral Shovel Knight. La música chiptune, en cambio, aunque sea retro sí que es original y, probablemente, sea uno de los mejores puntos del juego.

Hace falta más frescura

Venture Kid no es mal juego, entretiene y divierte. Es agradable de ver a pesar de su estilo 8 bit y ofrece unas cuantas horas de diversión. Ahora bien, no es un juego brillante y ya hay muchos como éste. Se está abusando de la estética retro y falta innovación no solo en este, sino en infinidad de títulos contemporáneos que han caído en la trampa de los 8 bit. Si por lo menos dieran el salto a los 16 o 32 bit, todavía tendría un pase, pero así es simplemente uno más y no particularmente brillante. Por otro lado, sus parecidos con Mega Man tampoco lo ayudan a destacar.

Resumen
Otro juego retro reflejo de los clásicos como Mega Man, pero que no tiene ni la mitad de personalidad. No es malo, pero tampoco destaca.
5.5
Simple
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 4 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.