Portada » Análisis » Análisis de ANNO: Mutationem

Análisis de ANNO: Mutationem

Apadrinado por Sony y su incubadora China Hero Project para dar luz verde a proyectos nacidos en el país asiático que da nombre a la misma, ANNO: Mutationem se presenta como un mundo cyberpunk repleto de píxeles y variedad jugable.

Una ciudad de 32 bits

Tenemos entre manos uno de esos títulos que saben captar la atención del público por su curiosa propuesta visual, sobre todo por aquellos  con alguna que otra década a sus espaldas en esto del ocio electrónico. ANNO: Mutationem coge prestados los mundos poligonales propios de la era 32 bits, con sus texturas pixeladas, y sin ningún tipo de pavor los combina con unos estilizados sprites de personajes anime.

ANNO: Mutationem

Su apariencia es fantástica y muy personal.

Esta mezcla construida sobre un mundo cyberpunk de características luces de neón, altos edificios y otros elementos futuristas hacen que la aventura protagonizada por Ann Flores sea más que apetecible. Si además, su propuesta combina la acción propia de los hack & slash a las 2D, exploración, plataformas y elementos RPG lo hace todavía más atrayente.

Es en esa ciudad donde tenemos libertad de movimiento para escuchar conversaciones de sus habitantes, encontrar tiendas donde conseguir armas, mejoras, o simples alimentos para reponer fuerzas. Todo mientras nos dirigimos a la próxima misión, siempre bajo la batuta de la historia y sus interesantes personajes o completamos sus bien trabajadas secundarias. Cerca de una veintena de horas para completar todo su contenido o cerca de la mitad si preferimos centrarnos en su historia.

Coge prestados los mundos poligonales de los 32 bits y sin pavor los combina con sprites de personajes anime

Narrativa dispersa

Ese esfuerzo de construcción de un mundo tan ambicioso le pasa factura a la hora de contar su historia, resultando confusa, falta de explicaciones y no siempre efectiva. A pesar de contar con múltiples personajes de cierto carisma y la siempre comunicativa Ayane, compañera de aventuras vía transmisor, resulta en uno de los grandes peros del título para llegar a abstraernos por completos en sus ciudades que nunca duermen.

Algo parecido ocurre con el resto de apartados siendo el mejor llevado sin duda un sistema de combate muy convincente. Limitado a las secciones pensadas para ello, estas se integran muchas veces con pequeñas mazmorras llenas de asequibles plataformas, algún que otro bloqueo de puertas y por supuesto enemigos.

ANNO: Mutationem

Cada tipo de arma tiene sus propios combos y mejoras.

Con ellos descargamos, a través de un buen surtido de armas, toda nuestra energía. Espada corta o de gran tamaño además un arma de fuego, serán los ingredientes básicos para realizar todo tipo de combos y florituras. Porque además, es algo que sabe crecer con la aventura, bien por términos de historia o gracias a un árbol de habilidades pensado para ello. De forma muy fluida, se nota el trabajo puesto en el sistema de combate, ayudando que todo su conjunto coja fuerza y nos invite a seguir jugando.

Por el camino se queda el inevitable hackeo en un plano demasiado secundario, una mejora vía chips también sin profundidad y quizá una falta de libertad en la exploración que en algunos puntos se echa algo en falta, teniendo siempre marcado en el mapa dónde debemos ir.

La variedad de propuestas que intenta converger ANNO: Mutationem convence por su buen hacer general pero no llega a encandilar.

Un mundo iluminado

Por encima de toda su propuesta jugable encontramos un mundo distópico que funciona, y aún siendo limitado acorde a finalidad, tiene el suficiente alcance como para edulcorar las dudas que nos surgen durante el desarrollo. La cantidad de detalle puesto en cada rincón, la sensación de vitalidad y eso reflejos, mucho más “modernos” que inundan sus calles son excusas suficientes no tanto para perderse en ellas sino más bien para disfrutarlo como un compañero más de este viaje.

Con un trabajo de doblaje fantástico (inglés, japonés y chino) en todas las conversaciones importantes, acompañado por textos en castellano, y una música electrónica de lo más resultona saben redondear un apartado audiovisual muy meritorio.

Anno_Mutationem

El movimiento libre por la ciudad es un acierto.

Resumen
La variedad de propuestas que intenta converger ANNO: Mutationen convence por su buen hacer general pero no llega a encandilar. Un sistema de combate muy bien estructurado y un mundo cyberpunk pixelado son las grandes bazas de un producto muy apetecible que encantará a muchos jugadores a pesar de su falta de cohesión y profundidad general.
Bueno
  • Trabajo y personalidad visual.
  • Sistema de combate destacable y exigente.
  • Mix de varias ideas jugables y buena duración.
Mal
  • Desequilibrio en la profundidad de sus mecánicas.
  • Exploración demasiado guiada.
  • Narrativa confusa.
7.5
Bueno
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.