Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Atelier Lulua: The Scion of Arland

Análisis de Atelier Lulua: The Scion of Arland

Atelier Lulua es la entrega más reciente de la longeva y prolífica obra de Gust. Es la cuarta entrega de la saga llamada Arland y nos ofrece un juego de rol japonés que combina el combate por turnos con un sistema de creación llamado alquimia. Al ser parte de una saga, es inevitable que aparezcan otros personajes de entregas anteriores y las referencias sean constantes. Sin embargo, esto no le resta ni un ápice de interés ya seamos veteranos en la saga o recién llegados.

La alquimista novata

Aterlier Lulua narra la historia de Elmerulia Frixell, Lulua para los amigos, la hija de la famosa alquimista Rorolina Frixell (protagonista de otro juego de la saga). Lulua es una joven afable y algo despistada que de un día para otro tiene que hacerse cargo del atelier de su madre mientras ella está de viaje. Si bien la chica no es especialmente hábil con la alquimia, cuenta con la inestimable ayuda de su maestra Piana y su mejor amiga Eva, quienes la apoyan en su viaje de crecimiento personal para llegar a convertirse en una alquimista de la que Rorolina estaría orgullosa.

La historia en sí misma es algo de lo más mundano, no vamos a vivir ninguna épica aventura ni a combatir las fuerzas del mal, sino más bien seguir a una joven alquimista mientras aprende, crece y descubre un precioso mundo lleno de gente peculiar.

A Lulua le encanta hablar por los codos y conoce a mucha gente por el camino, nuevas amistades que la acompañan en su aventura. Pero el encuentro más especial tiene lugar un día cualquiera cuando caído del cielo aparece un misterioso libro que golpea su cabeza. Un códice que sólo ella puede leer y que oculta los grandes secretos de la alquimia. Este tomo es la piedra angular de la historia y el motor que la hace avanzar, donde cada página revela un nuevo capítulo en la misma.

Atelier Lulua

Alchemyriddle

La progresión en Atelier Lulua está estrechamente relacionada con este libro del que hablábamos antes. Es un libro cifrado en el que podemos leer fragmentos de textos a los que les faltan palabras clave cuyo significado desconocemos. Para averiguarlo, tenemos que seguir las pistas hasta encontrar aquello de lo que hablan, ya sea un lugar, criatura, material o cualquier otra cosa. Además, estás tareas se dividen en tres categorías, a saber: principales, secundarias y avanzadas.

Las tareas principales son las que nos enseñan nuevas recetas para crear ese objeto que nos permite avanzar en la trama. Las secundarias por su parte, otorgan jugosas recompensas y suelen completarse en el transcurso natural de la aventura. Una vez desciframos las anteriores, ante nosotros se abre un nuevo abanico de retos que esta vez si requieren algo más de perspicacia. Es un elemento fantástico que nos deja con una sensación constante de descubrimiento que es sumamente satisfactoria.

Mientras exploramos para descifrar el libro podemos recolectar materiales que nos servirán para crear todo tipo de objetos en nuestro caldero. Partiendo siempre de una receta y combinado materiales del tipo y cantidad adecuadas, creamos cosas como pociones, bombas, herramientas o materiales avanzados. El resultado puede variar muchísimo según la calidad de la materia prima y de sus atributos. Por si esto fuera poco, conforme avanza la historia se van revelando nuevas técnicas para crear objetos aún mejores. Es probablemente uno de los sistemas de creación de objetos (crafteo para los amigos) más elaborados que podemos encontrar en el género, capaz de engancharnos durante horas hasta encontrar la combinación perfecta.

Atelier Lulua

Las alquimistas también pelean

Mientras exploramos los numerosos escenarios de Atelier Lulua nos encontramos con monstruos a los que combatir en un clásico sistema de combate por turnos. Al ser visibles en el escenario, podemos decidir si combatir con ellos o evadirlos. En cuanto a las mecánicas del combate, podemos usar a cinco personajes a la vez con tres en la linea frontal y otros dos ofreciendo soporte, que consiste en usar una habilidad automática cuando se cumple la condición concreta.

Por otro lado, hay una barra de turnos sobre la que podemos influir, retrasando los turnos enemigos e incluso haciendo que pierdan el turno (los enemigos también pueden hacer lo mismo). Lo que más destaca, es la posibilidad que tienen los alquimistas de interrumpir al enemigo y usar el objeto que hayamos creado y equipado previamente. Al final, el sistema de combate cumple con una discreta variedad de opciones que lo hacen entretenido, si bien rara vez encontraremos un desafio, incluso con el ajuste de dificultad más alto.

Atelier Lulua

Atelier Lulua, otra entrega más en la saga

Atelier Lulua funciona a la perfección tanto en modo portátil como sobremesa y se ha prestado especial atención al diseño de los personajes. Hay ocasiones en las que este tipo de juegos recurren demasiado a las ilustraciones para dar vida a los diálogos. Pero aquí podemos disfrutar de muchas escenas animadas con el motor del juego, lo que nos ha encantado. Además, cabe mencionar que todos los diálogos están doblados al japonés (con unas interpretaciones excelentes) dando la única opción de leer la traducción al inglés, como viene siendo habitual. La música por su lado, acompaña bien en todo momento y hay melodías que aún están en mi cabeza.

Atelier Lulua

Aunque es un juego precioso, se nota que no es ningún portento técnico y hace algunas concesiones en cosas como los escenarios o algunas animaciones. Más alarmante resultan ciertas mecánicas que parece hubieran sido recortadas a última hora. Una de ellas es algo tan simple como que nuestro personaje puede saltar pero en realidad no, porque los obstáculos o zonas en las que se puede usar esta acción son anecdóticas. La otra, es el paso del tiempo, una mecánica que está ahí pero que no tiene ninguna repercusión real. En cuanto a la pesca, a día de hoy si me dices que en un juego se puede pescar, yo te pregunto como es el minijuego. Aquí no lo hay. Son sólo pequeños detalles, pero un ciclo de desarrollo más largo le habría sentado de maravilla.

Resumen
Atelier Lulua: The Scion of Arland es un juego genial. En primer lugar, nunca antes había probado un juego de la serie y las sensaciones no podrían ser mejores. Por un lado tiene una historia reconfortante que hace que te encariñes con su protagonista y te sientas parte de su crecimiento. Además, la alquimia es tremendamente adictiva gracias a su elaborado sistema. Del mismo modo que, aún siendo su punto más flojo, el apartado del combate cumple con creces. Sin olvidarnos de alabar su precioso apartado visual. En resumidas cuentas, es un juego que sobresale dentro de su género con una clara identidad propia que merece la pena descubrir.
8
Notable

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Cristian Martinez hace 3 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.