Un juego de aviones de corte clásico con una banda sonora excepcional.

Aces of the Luftwaffe – Squadron es un juego desarrollado por HandyGames exclusivamente para Nintendo Switch, secuela de Aces of the Luftwaffe, un juego para móviles que posteriormente fue portado a PC. Se trata de un juego de disparos de corte retro con unos gráficos vistosos y una música excepcional. Pero, claro, esta fórmula, que es la misma que triunfaba a principios de los 90, ¿sigue estando a la orden del día?

Defendiendo Estados Unidos de una hipotética invasión nazi

En Aces of the Luftwaffe – Squadron manejamos, como el título indica, a un escuadrón de 4 naves que han de defender la invasión nazi sobre los Estados Unidos. La historia es un desfile de clichés y situaciones inverosímiles que, bueno, pueden resultar divertidas y sirven para conectar los diferentes cambios de escenario. El juego está doblade en inglés, pero con subtítulos en castellano, y presenta unas bonitas imágenes estáticas para todos los personajes. Por suerte, las escenas de la historia se pueden saltar, salvo que ocurran de forma simultánea al juego.

Nuestras naves se sitúan en la parte inferior de la pantalla y disparan hacia la parte superior. Nos podemos mover con libertad por toda la pantalla, pero la dirección de nuestros disparos siempre va a ser la misma. No las de los enemigos, que saldrán por todos los recovecos posibles, aunque sin apuntar directamente hacia nosotros. Por lo general, se limitan a sembrar el cielo de bolitas de fuego destructoras.

Según vamos acabando con los enemigos, obtenemos medallas, potenciadores y medallas especiales. Las medallas sirven para subir niveles y obtener medallas especiales, las cuales permiten mejorar las habilidades de cada uno de los 4 pilotos a través de un curioso árbol de habilidades. Los potenciadores sirven para mejorar la capacidad armamentística de nuestras naves, pasando de unos tímidos disparos rojos a unos potentes rayos láser verdes giratorios acompañados de explosiones que barren con toda la pantalla y… bueno, todo lo que te puedas imaginar. Por lo tanto, la clave para la supervivencia es alcanzar cuanto antes la mayor cantidad de potenciadores posibles. Aparte, también se pueden obtener nuevos modelos de avión que varían el desempeño de los pilotos.

De los cuatro pilotos, cuando jugamos individualmente, solo es necesario preocuparse por la vida del piloto central. Los demás se van regenerando solos cuando son abatidos. Disponemos de 5 vidas por nivel, que al final del juego se harán muy necesarias por la cantidad de enemigos, especialmente jefes, que tienen la capacidad de derribar nuestra nave de un golpe.

Batalla encarnizada contra los Ases

Aces of the Luftwaffe – Squadron consta de cinco capítulos con cinco niveles cada uno. Salvo en el capítulo final, en el resto de capítulos tenemos que superar cuatro niveles normales y un último jefe, que es uno de los Ases de la Luftwaffe, los pilotos nazis más peligrosos.

Los niveles tienen dos vertientes. Para superar el nivel, simplemente hay que llegar al final del mismo o derrotar al jefe, si fuera el caso. Sin embargo, en cada uno de ellos se nos plantea un objetivo secundario, que puede ir desde no recibir una cantidad de golpes seguidas hasta evitar que te descubran las luces enemigas, pasando por misiones de abastecimiento o rescate. Bastante variado, pero al final repite casi siempre las mismas dinámicas.

Aparte, en cada nivel puede desatarse la debilidad de uno de nuestros pilotos. Un veneno que nos hace disparar más lento, un piloto que se duerme en el aire, uno que directamente desaparece porque tiene miedo a las alturas (por ridículo que suene, como bien señala otro de los personajes) y uno que se vuelve loco y quiere acabar con todo lo que haya en pantalla… lo que nos incluye a nosotros. ¡Menudo desfile de frikis!

Todo esto permite a Aces of the Luftwaffe – Squadron ser un juego variado y dinámico, digno de ser jugado. Además, si a esto le sumamos que dispone de un modo cooperativo para hasta cuatro jugadores, tenemos delante un juego muy recomendable, aunque breve y algo repetitivo. Cuando se juega individualmente, las cuatro naves se mueven juntas y son como una nave gigante.

Lo que le hace destacar

Pero, la cosa no acaba aquí. Aces of the Luftwaffe – Squadron presenta un apartado gráfico de corte retro, como los juegos en 2D de la era de los 32 bits, de MegaCD y Sega Saturn. Esto significa que encontramos unos sprites bien definidos, con un diseño loable y variado. Hay una gran variedad de enemigos y cada uno de ellos siembra el cielo de balas totalmente diferentes. Mención especial merecen los jefes, cuya dificultad aumenta significativamente a partir del tercer nivel y cuyo diseño no se resiente en absoluto en todo lo que dura el juego.

Pero si hay un apartado que destaca especialmente, éste es la banda sonora original. No en vano la destacan en la propia ficha del juego, como un apartado jugable más, y es que es el elemento del juego que más contribuye a que Aces of the Luftwaffe – Squadron se desmarque del fondo de armario de la eShop de Nintendo Switch y brille con luz propia.

Aces of the Luftwaffe – Squadron merece la pena. No destaca especialmente en ningún aspecto, salvo en la música, pero es efectivo y consistente, ofreciendo una experiencia de juego disfrutable y recomendable. Además, ahora disfruta de una rebaja temporal y lo puedes encontrar por 9,99€.

Comentarios