Salva la ciudad de Tokyo en este frenético juego de peleas callejeras a la vieja usanza y demuestra quién tiene los puños más fuertes.

Con el motivo del 30º aniversario de la saga River City, Arc System Works nos trae una nueva entrega, en dónde se rememora toda la diversión que vivimos en nuestras NES. Hay mucho mimo y respeto por conservar la esencia de un juego que levanta tanta nostalgia, pero si quieres saber qué nos ha parecido River City: Tokyo Rumble continúa leyendo.

Demuestra de quien es la ciudad

River City: Tokyo Rumble nos trae un ¨beat´em up¨ al más puro estilo clásico, lo que significa que nos enfrentaremos en numerosas peleas callejeras. Recorremos las calles de una Tokyo amenazada por la llegada de una nueva banda de matones con intenciones de apoderarse de la ciudad. Encarnaremos al protagonista de esta saga, Kunio, y junto a sus amigos frenaremos el avance de la nueva amenaza.

River City significa peleas, por lo que los puñetazos, patadas y cabezas reventadas por golpes contundentes con objetos rígidos no pueden faltar. El elemento diferenciador de esta entrega de River City frente a otros compañeros del género es su componente RPG. Así es, podemos subir niveles a medida que derrotamos enemigos, convirtiendo nuestros golpes en más fuertes y ágiles. Además podremos equiparnos con objetos que potencian los atributos del personaje.

El apartado gráfico es modesto, ya que no está a la altura de lo que es capaz de ofrecer la consola en la que corre. Del diseño destacamos la representación de las calles japonesas ya que resultan muy atractivas visualmente. Además se han recuperado los ¨sprites¨ de la versión original, lo que es un detalle. Todo esto acompañado de melodías ¨cañeras¨ como repetitivas.

river-city-1

La nostalgia te atrapa

En River City: Tokyo Rumble 5 horas son suficientes para superar la historia y darle su merecido a las bandas enemigas. Pero el contenido del juego no acaba aquí: aún nos queda conseguir las llaves especiales, realizar todos los trabajos con los que ganar algo de dinero, y seguir subiendo de nivel a Kunio para convertirlo en alguien realmente invencible.

Además, cuenta con dos modos de juego ajenos al modo historia, para hasta 4 jugadores en el que solo hace falta una sola copia del juego gracias al modo descarga. Estos modos consisten: lucha de todos contra todos, en donde 4 personajes se reparten golpes en un escenario hasta que solo quede un jugador. El otro modo es una especia de ¨brilé¨ en donde tenemos que derrotar a nuestros contrincantes lanzándoles pelotazos. Sin olvidarnos de la biblioteca musical, en donde se irá completando con canciones a medida que avancemos en la historia.

Nos sorprende ver el precio con el que ha sido puesto a la venta, ya que tras probar lo que ofrece River City: Tokyo Rumble, es demasiado elevado. Las comparaciones también son odiosas, cuando en otros mercados el juego ha salido en físico y en una edición en la que se evidencia la importancia del 30º aniversario de la saga, en España sale bajo descarga a través de la e-Shop. Por si fuera poco no ha sido localizado a nuestro territorio de ninguna manera.

Como consecuencia nos queda un título en el que se aprecia el mimo por traer de vuelta la experiencia que tanta diversión dejó en su momento, pero que actualmente se antoja un tanto limitada. En esta entrega no hay una gran evolución en la mecánica frente al título original, privándose de las evoluciones que ha sufrido el género a lo largo de los años. Queda el balón en las manos del jugador el decidir si la nostálgica experiencia merece el desembolso que supone la inversión en River City. Destacar la gran cantidad de humor que desprenden todos los diálogos, aunque en inglés, capaces de hacer reír hasta una piedra. Sin duda uno de los pilares de Tokyo Rumble.

rive-city-2

Poder disfrutar de una nueva experiencia ¨River City¨ siempre es de agradecer. El problema que encontramos radica en las condiciones en las que se ha puesto a la venta en nuestro país con un precio (29,99) bastante elevado. A pesar de ello, si disfrutaste del juego original en la Nes, echas de menos los beat´em up callejeros y estás preparado para recibir una dosis de humor sin duda tienes un juego entretenido.

Comentarios
  1. 3.
    Furito
    Con unos sprites bien trabajados lo habría visto con otros ojos.

    Son los sprites originales. A mi me pareció un punto positivo el utilizarlos para rememorar el 30 aniversario.
    Respecto a la nota... Si hubiese salido en una NES es muy probable que tendría un 8 o más. Pero a día de hoy, por desgracia, no.