Tres almas, tres episodios y un GamePad

3Souls es una propuesta que ya con su Episodio 1 mostró que venía dispuesta a explotar todo lo que el GamePad de Wii U puede hacer. Y cuando decimos todo, es todo. La cámara, el giroscopio, la pantalla táctil, la asimetría de pantallas, el micrófono y los botones (le falta el lector NFC, pero eso hubiese sido con un accesorio adicional). Y todo ello a un precio competitivo, que no se ha visto nada ascendido tras la actualización que ha triplicado el tamaño del título.

Emociones y originalidad

Para todos los que vengan del primer capítulo, las nuevas historias nos sirven para comprender más del universo de Mustland, con nuevas reglas, personajes y, sobre todo, una conexión para conseguir una historia completa. Tenemos, además del capítulo de Nelesa que ya pudimos disfrutar en su momento, las nuevas historias de Nophes, un guardia de seguridad, y la de Nidemon, una misteriosa ánima que no muestra sentimientos.

Cada personaje nos enseña el mundo como lo percibe, por lo que su manera de explicar y narrar las cosas (con textos en completo español y buen doblaje al inglés) están muy influenciadas con su forma de ser. Cada uno de ellos tiene una motivación para continuar, pero también unos recuerdos, coleccionables, para conocer un poco más sobre uno de sus seres queridos. También hay una gran cantidad de interacción con otros elementos, personajes y puzles, viendo además como los enemigos de uno pueden no serlo para otro.

Cada uno de ellos presenta su historia como un plataformas 2D de estilo retro, con una serie de salas que actúan como checkpoint en caso de morir y distintas zonas que separan así en actos los distintos episodios. Pero la clave no solo es dar saltos, sino resolver una gran cantidad de puzles que se nos presentan por el camino, algunos de habilidad y otros de darle al coco. Y para ello, hay que usar todos los elementos escondidos en el escenario que puedan servir de pistas o bien usar el mando. A veces hay que mirar a través de algún espejo especial para ver plataformas invisibles que luego habrá que saltar, otras veces resolver un juego de combinaciones y otros más, pero lo interesante es ir descubriéndolo por uno mismo.

3Souls – 3 ánimas, 1 mundo

De todas las posibilidades del mando, hay una que, personalmente, me resulta un poco engorrosa: la cámara, ya que requiere un mínimo de luz y tener ciertos objetos (o un buen móvil) a mano para poder usarla correctamente. El resto de usos del GamePad funcionan bastante mejor en cualquier situación y, al ser introducidos poco a poco, se crea una buena progresión de las posibilidades jugables que hay, con alguna que otra sorpresa incluida. En los capítulos 2 y 3 se añaden nuevas pruebas que no estaban en el primer acto, pero muchas de ellas son similares, creando así una leve sensación de repetición, pero no por ello desagradable.

El capítulo de Nophes, el segundo de ellos, nos lleva a una ciudad con otras ánimas y un mundo aparentemente feliz. Aquí el camino es bastante menos guiado que en el primer episodio, por lo que hay que ir con muchos ojos. Por su parte, el episodio de Nidemon destaca por la falta de color, añade referencias muy curiosas en sus puzles y supone un cambio más chocante que no deja indiferente. Resulta interesante observar la evolución del juego y las características únicas de cada personaje, siendo el universo extendido la mayor novedad respecto del primer capítulo.

Además de los coleccionables de recuerdos y normas (las leyes del mundo de Mustland) hay otras características de interés que se desbloquean para el baúl del menú princial: música, vídeos finales y segundos de nindies. La música es brillante, aunque las piezas más melancólicas destacan por encima de las más animadas. Respecto al extra de los nindies, hay zonas del juego en las que si presionamos un par de veces sobre el icono de nuestro personaje, se abre la posibilidad de acceder a una mini prueba con una pieza musical para adivinar a qué juego pertenece. Es un coleccionable curioso, sobre todo porque según el capítulo se basa en nindies de Wii U, ñindies y Switch-indies respectivamente.

La presentación es simple, pero admirable. Buenos colores, bonita interfaz, una gran variedad de puzles y detalles dignos de observar con atención. El viaje, en función de nuestra habilidad, puede llevarnos mínimo unas 4-5 horas, pero es un juego que bien puede rejugarse con un amigo (lo que supone reparto de tareas en cooperativo). Por lo tanto podemos decir que 3Souls, al fin como título completo, puede pecar un poco de continusita con sus nuevos capítulos, pero el resultado global es una experiencia que merece ser probada por todos los amantes de las posibilidades del mando único de Wii U, la consola incomprendida que ya está dejando de recibir juegos.

Comentarios