Plataformas procedurales en Nintendo Switch para recuperar 36 fragmentos de estrella. ¿Lo conseguirás?

Llega el hasta ahora juego más económico de Nintendo Switch, 36 Fragments of Midnight, que, de la mano de Ratalaika Games nos llega para ofrecernos un plataformas procedural, que tan de moda están últimamente y busca encontrar su hueco a través de la eShop en nuestra consola. Veamos si detrás de por poco más de lo que vale una caña tenemos un juego interesante que poder recomendaros en Revogamers.

36 Fragments of Midnight y los saltos cambiantes

En 36 Fragments of Midnight eres Midnight,  un cubo blanquecino al que le encargan la misión de recuperar 36 fragmentos en forma de rombo de una estrella a base de saltos mientras esquivas ruedas dentadas, pinchos o láseres. Todo ello lo hace nuestro pequeño cubo mientras avanza de izquierda a derecha y salta los diferentes obstáculos, ya sea con salto normal o doble salto, para acceder a las zonas más dificultosas.

En las primeras partidas lo normal es que te maten pronto, ya que los obstáculos están puestos de manera que tengas que ajustar los saltos, esperar el momento oportuno para saltar o fijarte bien en el escenario con ruedas o pinchos que no están tan a la vista. Por lo que al morir, empezamos de nuevo desde cero como en otros rogue – like, cambiando todos los obstáculos y plataformas de sitio.

Hasta aquí, 36 Fragments of Midnight cumple con lo prometido y es un juego interesante, que te pica por ir cogiendo cada vez más fragmentos, con una estética atractiva y con unos controles que cumplen a la perfección, pero pronto empiezas a ver que aquí falta algo y es que…

Todo lo bueno se acaba

O, si breve, dos veces bueno debieron pensar en Petite Games, los autores de 36 Fragments of Midnight, y que aquí han querido trasladar tal cual esa filosofía que llevan en su nombre y os aclaramos por qué. Tras las primeras muertes, como hemos dicho, nos cambian la localización de los fragmentos y de las plataformas pero, una vez sabes como superar un obstáculo, es difícil que vuelvas a caer a poca experiencia que tengas en juegos de plataformas.

Con lo que cada vez que juegas se vuelve más sencillo y lo normal es que a la tercera o cuarta partida ya puedas conseguir los 36 fragmentos que dan nombre al juego. Y una vez superado, sólo te queda batir tu propio record de tiempo. No hay más y no lo busques por que no lo vas a encontrar. Una sola fase que se pasa en menos de 10 minutos y para ello no tardarás en dominarlo ni media hora.

Con lo que lo que en principio parecía bastante atractivo, 36 Fragments of Midnight se diluye por la falta de contenido a todos los niveles y rejugabilidad, lo que realmente nos hace plantearnos si es mejor guardar los 2,99€ que cuesta e invertirlos en otros juegos parecidos, de los cuales en Nintendo Switch ya tenemos buenos exponentes.

Sólo si disfrutas de batir tu propio record y andas justo de dinero puede ser una apuesta a tener en cuenta. Una auténtica pena porque 36 Fragments of Midnight prometía bastante más de lo que nos da.

 

Comentarios