Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Valthirian Arc: Hero School Story

Análisis de Valthirian Arc: Hero School Story

Estamos muy acostumbrados a ver decenas de juegos con héroes que luchan contra enemigos en diferentes tipos de combates, ya según el género del juego. Pero, ¿de dónde salen esos salvadores de la humanidad? Como si de Boku no Hero Academia se tratase, Valthirian Arc: Hero School Story nos ofrece una academia en la que se forman héroes para defender la paz de los cinco reinos del mundo del título. Eso sí, aquí el prototipo de personajes no será al estilo de Los Vengadores, sino que nuestros héroes tendrán clases propias de los J-RPGs más clásicos.

Gestionando la Valthirian Academy

La historia nos pone en la piel del director de una academia en la que se van a formar los futuros héroes que lucharán contra los posibles peligros que pueda haber en el mundo. De esta forma vamos a tener que gestionar la propia academia como si fuese una casa de Los Sims, pero también el desarrollo de los personajes y, para no quedarnos fuera de la acción, manejarlos (nosotros a uno y al resto la CPU) en mazmorras de perspectiva cenital con controles simples.

Por un lado, la gestión de la academia es algo que está adaptado al control de consola (no solo a Switch), por lo que no tenemos la velocidad que tendríamos en PC, pero el puntero se maneja bien y con él podremos modificar lo que sea necesario. Eso sí, las opciones son algo limitadas si las comparamos con un simulador de construcción al uso. Pero nuestra labor de gestor también está en comprobar que todo sigue el cauce normal, por lo que a veces hay que vigilar que los personajes lleguen a tiempo a clase y actuar en consecuencia.

Por otro lado, está la propia administración de los héroes. Habiendo visto multitud de RPGs con interminables opciones, este apartado puede quedarse algo flojo. Todos los personajes comienzan como aprendices, pero cuando desbloqueemos las diferentes clases (físicas) podremos hacer que avancen hacia distintas clases (de oficio). De todos los estudiantes podremos “quedarnos” con doce en total, divididos en tres equipos, que serán los que nos llevemos a la aventura (y los podremos ir cambiando, y de hecho es recomendable que introduzcamos nuevos mientras otros más expertos los acompañan). En general hay poca explicación sobre el sistema, la variedad de armas y su compatibilidad con cada clase, por lo que aprenderemos a base de errores cuando no es lo más adecuado.

Unidos por la paz

La última vertiente de Valthirian Arc, la que es más propia de un juego RPG, es la exploración de mazmorras. Es una parte que resulta muy similar a la vista en otros juegos, utilizando botones para distintos tipos de ataque o habilidades especiales (que consumen maná), pero al final te das cuenta de que las zonas más avanzadas son iguales de genéricas y sencillas y que el objetivo siempre será recolectar objetos y/o eliminar ciertos monstruos. Hay variedad no obstante, pero no mucha.

También hay misiones en las que nosotros mandamos al equipo pero no lo manejamos, por lo que ahí cuenta más nuestra correcta elección y preparación que nuestra habilidad. El problema aquí es que si estamos haciendo una de estas misiones y no hay nada más a lo que dedicarnos, solo podemos esperar sin opción de avanzado rápido. Pese a que la idea es que así se puedan tener varios equipos y subir a los más novatos, la dificultad que de repente en cierto punto se nos obligará a depender de los mismos héroes una y otra vez, creando así un grupo de élite y dejando la idea de “academia” de lado (algo que fastidia sobre todo porque se van desbloqueando nuevas clases y eso le da al combate mayor variedad).

El juego está completamente en inglés, algo que puede ser un problema para más de uno por la cantidad de texto que hay, sobre todo en las secuencias estáticas de diálogo. También hay a veces más tiempos de carga de la cuenta, pero por lo demás no hay problemas, y los diseños ingame de los personaje son divertidos y adorables, aunque al final acaban siendo bastante similares entre ellos.

Valthirian Arc es un título que toca muchos palos, pero que al final no brilla del todo en ninguno de sus apartados. Sin embargo la premisa es buena y quizás una segunda entrega podría pulir más sus problemas para, por ejemplo, permitir que sea más fácil que los miembros menos avanzados puedan subir de nivel, pues las misiones son las que son. No obstante, entretiene y ofrece una gran cantidad de clases y habilidades para que sintamos que realmente de la academia no solo salen caballeros y magos.

Resumen
Los héroes no nacen, los haces.
6
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 1 semana, 6 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.