A través de este título, los jugadores podrán disfrutar mientras que van eliminando hordas de enemigos a través de la exploración y la aventura.

El estudio indie localizado en Rusia y conocido como Stately Snail ha sido el encargado del desarrollo y la producción de One More Dungeon, un título que ha llegado a Nintendo Switch en España a través de la mano del estudio español Ratalaika Games y que nos pone en la piel de un aventurero dentro de un mundo pixel-art donde nuestro objetivo es sobrevivir a través del mapeado que se nos presenta.

Supervivencia sin límites.

La rapidez es un elemento sumamente importante dentro de este videojuego. Nada más empezar el título, habrá que darle al botón de empezar partida para entrar de lleno dentro de la acción.

El videojuego es muy simple, ya que nuestro objetivo consistirá simplemente en salir de una pieza de cada uno de los niveles que nos muestra el título. Para lograrlo, hemos de explorar cada nivel hasta dar con la puerta y su respectiva llave que nos de acceso a un nuevo nivel. Pero esto no será fácil, ya que cada nivel contará con grandes hordas de enemigos que pondrán muy difícil la tarea que se nos encamina.

En cuanto al sistema de combate hemos de decir que su profundidad es bastante nula, debido a que en la mano izquierda el jugador tendrá una espada y en la mano derecha un bastón que dará la posibilidad de infringir daño a distancia.

Los escenarios son bastante pasilleros, lo que determina muchas veces nuestra forma de combate a la distancia. Este hecho es bastante negativo, ya que el excesivo uso de este método de combate hará que el jugador tenga que buscar munición incesantemente por todo el mapeado. Si a todo esto se le suma la curva de dificultad que presenta el videojuego, hace que la recolección de munición sea una ardua tarea.

Unas de los aspectos más positivos de este videojuego es que uno no sabrá a que se podrá el jugador enfrentar durante la partida. Esto hará que mientras en ciertas partidas se podrá encontrar lo suficiente para sobrevivir a base de magia, en otras habrá que basarse simplemente en la utilización del combate por arma. Pero esto no queda solamente en este hecho, sino que se darán cierto tipo de casos en los que el jugador consiga hacerse con la llave del piso al poco de comenzar la partida. Esto llevará al mismo a tomar la decisión de si seguir explorando o partir con los recursos ya obtenidos, siempre teniendo en cuenta de que los retos del próximo piso serán más amenazantes todavía.

Batallando en un mundo pixelado.

Gráficamente este título puede caracterizarse por su sencillez. El videojuego es muy parecido a Minecraft, con lo que conlleva; gráficos en 3D pixelados, con colores consolidados y movimientos fluidos. A pesar de la odiosa comparación entre ambos, el estilo de gameplay que presenta cada título hace de ambos una experiencia totalmente diferente. One More Dungeon corre bastante bien tanto en el modo televisión, así como en el modo portátil de la Nintendo Switch, debido sobre todo a que las especificaciones técnicas del mismo no son muy demandantes.

Sonoramente hablando, este videojuego cumple con lo que se le exige a este tipo de títulos. One More Dungeon no es nada del otro mundo, pero cada estilo de mazmorra tiene una composición propia, lo que hace que la experiencia no se haga demasiado repetitiva y frustrante en sesiones largas de juego.

En definitiva, One More Dungeon es un título bastante aceptable dentro de la eShop de Nintendo Switch, cuya característica más esencial es su diversión. No obstante, he de decir que a largo plazo este videojuego puede resultar bastante repetitivo. A pesar de ello, estamos ante un indie muy atractivo teniendo en cuenta el catalogo actual de la eShop de la nueva consola de Nintendo, por lo que la compra es más que recomendada.

Comentarios
  1. 2.
    Correcto, amigo. Pixel art lo llaman. Para los retro-lovers y eso, no se, a mí se me quitan las ganas de jugar cuando veo algo así. Y con los estilos 8/16 bits me pasa exactamente lo mismo.
    3.
    Hombre hay cosas muy bonitas en pixelart y luego las hay muy feas. Respeto todos los estilos pero rechazar un juego por su estilo pixelado... ahí está el futuro Blasphemous que es un exceso de arte en pixelart y si encima mola... pues mejor.
    A mi este juego no me gusta por la jugabilidad sin entrar en gráficos... que tampoco.