Con un precio de 25 Euros nos ofrece una experiencia efectiva, ágil y sesuda, compensando su precio con infinitas horas de juego y con la satisfacción de los amantes del género.

Los amantes de los puzles están de enhorabuena porque una nueva experiencia llega a nuestras Wii U. La tranquilidad en el mundo se ve perturbada por la inundación inexplicable de rocas que han aparecido por todas partes. A base de seso y muchos retos tendremos que averiguar qué se esconde detrás de este misterio. ¡Acaba con esas Tumblestones!

¡Acaba con esas Tumblestone!

Nuestra misión será eliminar a todas las Tumblestones, que vienen a ser piedras de colores, o lo bloques que todos conocemos del Tetris, los cuales están dispuestos en seis columnas en un orden aleatorio. La mecánica no nos pide ningún tipo de exigencia: ponernos debajo de cada columna y disparar para romper la primera piedra de la hilera de bloques. Para poder eliminarlas todas tendremos que romper tres bloques seguidos del mismo color sucesivamente, y esto es precisamente el músculo de esta propuesta dentro del género de los puzles. No solo es dispararle a tres bloques del mismo color sino hacerlo en el orden adecuado, porque no calcular bien supondrá llegar a un punto en el que no sea posible seguir destruyendo piedras ya que hemos gastado nuestras posibilidades de dar a tres colores iguales.

En un sistema de juego ágil y directo que hace que el jugador se adapte sin complicaciones, y aunque en una primera instancia pueda parecer una propuesta bastante simple y carente de fondo para la larga, nos sorprende constantemente añadiendo variantes que vamos descubriendo a medida que avancemos en el modo historia y que, además de dotar de complejidad, hace que aumente el interés por saber los nuevos retos que se nos abren.

Gráficamente es un juego muy discreto pero práctico, en donde una paleta de colores variada inunda la pantalla representando con acierto los bloques de piedra que tenemos que destruir y los fondos estáticos que nos acompañan, siendo los personajes de diseño caricaturesco lo que destaca ante todo, elevando aún más el carácter cómico que se representa en las viñetas, en plan cómic, que nos irán relatando, a medida que superemos fases, diferentes historietas repletas de gags que nos harán reír. Es precisamente este tono cachondo el que da personalidad al título. El apartado sonoro está presente sin destacar, ejerciendo su función con efectos que representan nuestros disparos y el destrozo de rocas por encima del resto.

Tumblestones xx

Variedad de modos de juego

Disponemos de varios modos de juegos, como el modo Aventura: viene a ser una sucesión de fases a lo largo de varios mundos, en donde en cada uno de ellos se introduce una nueva mecánica jugable, intercalado con viñetas en donde nos irán relatando diferentes historietas cómicas; el modo Maratón: una sucesión infinita de bloques que irán apareciendo hasta que llenen la pantalla por completo por lo que el objetivo será aguantar lo máximo posible; el modo Latido: parecido al modo anterior pero aquí los bloques irán cayendo a mayor velocidad por lo que se exige ser rápidos para aguantar lo máximo posible; el modo Infinipuzle: infinitos puzles sucesivos que nos propone intentar superar los máximos posibles sin cometer ni un solo fallo; modo Multijugador: en donde podremos jugar con otros jugadores que tengan el juego de forma online o con amigos de forma local. Posee tablas de estadísticas y rankings en las que podremos comprobar nuestro puesto y compararnos con otros jugadores del mundo.

En término generales el título no presenta una dificultad exigente, caminando entre el reto y lo asequible, sin hacer que le demos muchas vueltas a cada una de sus fases. De hecho, nos sorprenderemos a veces de lo rápido que pasamos algunos niveles. Aún así, en su conjunto no consigue mantener un equilibrio, habiendo, de vez en cuando, picos de dificultad que cortan radicalmente el ritmo de las partidas y que nos mantendrán atascados probando todas las combinaciones posibles hasta solucionarla. Estas fases son aun auténtico quebradero de cabeza. Se trata de un título que ofrece muchas horas de juego. Sólo con su modo historia ofrece más de 15 horas retos, y si a esto le sumamos sus modos de juego, además del multijugador, esas horas se disparan, pudiendo ser infinitas para quien se quede prendado por su propuesta.

Tumblestone x

Diversión a costa de originalidad

La experiencia no se siente innovadora, más bien toma las premisas de otros compañeros del género y las moldea con numerosas variantes, las cuales tampoco se puede considerar que sean originales, y crea su propio sistema de juego. Pero aunque no lo parezca, esto está lejos de ser un defecto, puesto que hace un buen uso de los elementos que dispone para ofrecer diversión pura.

Tumblestone ROTATIVO

Así, con esta mezcla entre el Tetris en lo visual y al Solitario en la práctica, nace un nuevo reto para los jugadores: TumbleStone. No supone una innovación absoluta en el género, pero posee una jugabilidad capaz de atrapar a cualquiera y de ofrecer muchas horas de juego.