Majora´s Mask de Wii U sigue siendo ese gran juego que en su día impresionó en Nintendo 64 por lo diferente que resultaba en contraposición con los otros juegos de la saga. Ahora y con numerosas apariciones en las consolas de Nintendo, Majora´s Mask mantiene intacta su esencia en esta aparición y además, contamos con las mejoras que nos ofrece la versión de Wii U.

Los juegos de The Legend of Zelda tienen una gran cantidad de aficionados y la gente está siempre dispuesta a adquirir el último título a sabiendas de la calidad de sus juegos. También hemos tenido la oportunidad para rejugar las anteriores entregas de la serie, y de hecho The Legend of Zelda: Majora’s Mask ha sido varias veces re-editado desde la primera vez que apareció en la Nintendo 64 en el año 2000. Fue incluido en The Legend of Zelda: Collector´s Edition de Gamecube, a continuación, apareció en la consola virtual en Wii y, más recientemente, apareció en 3DS con una remasterización increíble. Ahora es el turno de la Wii U para volver a experimentar el mundo de Termina.

Una aventura tan oscura como divertida

Si no has jugado antes a Majora’s Mask, debes saber que es un juego diferente, con la ambientación más oscura y que te absorbe de principio a fin. La historia comienza cuando nos encontramos con Skull Kid, quien, tras unos diálogos, nos convierte en un Deku, robándonos la Ocarina del Tiempo. Uno de nuestros primeros destinos será la torre del reloj, donde nos daremos cuenta de que tenemos más problemas que resolver aparte de recuperar nuestra forma original.

A medida que la ciudad se prepara para el Carnaval del Tiempo, una luna de aspecto amenazante desciende lentamente desde el cielo. Tenemos tres días para detenerla, que como era de esperar es insuficiente. Por suerte, podremos recuperar nuestra ocarina y hacerla sonar para volver tres días atrás en el tiempo. La buena noticia es que nos encontramos a salvo, la mala, la luna sigue cayendo. Tendremos que revivir los tres días varias veces una manera de pararla y evitar un destino terrible.

Tres días para salvar al mundo

En la versión de 3DS obtuvimos una mejora en el aspecto visual, sin embargo, esta versión de Wii U conserva el aspecto y la sensación de la Nintendo 64 originales. Las versiones de juegos de la Consola Virtual tienen como objetivo proporcionar las versiones originales de los juegos, y aunque te vas a encontrar texturas y objetos en el juego que actualmente se encuentran desfasados, Majora’s Mask es uno de los títulos N64 de mejor apariencia. Una buena variedad de lugares y personajes, combinada con efectos decentes, como la lluvia, las llamas y un ciclo día-noche, hacen que el juego que se conserve muy bien. No todo son buenas noticias, es la versión de 50Hz, la más lenta.

Dejando eso de lado, la calidad del juego no se puede poner en entredicho y actualiza la versión de Wii con la integración Miiverse, la posibilidad de restaurar en un punto y la capacidad de Wii U para jugar con su Gamepad sin necesidad de tener el televisor delante.

Majora’s Mask: Un The Legend of Zelda diferente

Como es de esperar de un juego de Zelda nos encontramos con una profunda exploración y enemigos impresionantes contra los que combatir. La inclusión del repetitivo de tres días funciona muy, sacudiendo la fórmula normal de la saga. Podemos saltar atrás en el tiempo tantas veces como nos sean necesarias, además tenemos canciones adicionales que podemos emplear para manipular el tiempo a nuestro favor, pero siempre teniendo en cuenta nuestra tarea y el tiempo que tenemos antes de que la luna acabe con el mundo. Si nos quedamos sin tiempo, debemos depositar nuestras rupias antes de volver atrás en el tiempo, o nuestras riquezas desaparecerán.

A medida que vayamos progresando, más zonas del mundo se abrirán a nuestro paso y, así como el aprendizaje de nuevas canciones, recogeremos una serie de máscaras que nos permitirán interactuar con diferentes personajes y nos proporcionan algunas habilidades útiles y únicas. Por ejemplo, la Máscara Deku nos permite planear, mientras que la Máscara Zora es la opción preferida para la natación rápida. La misión principal ofrece un amplio abanico de posibilidades, pero si queremos más también hay un amplio número de misiones secundarias.

Una ocarina y muchas máscaras

Obviamente no es tan impresionante visualmente como la remasterización en 3D, pero sigue siendo un gran juego de Nintendo 64 con un buen aspecto visual. Ofreciendo la combinación usual de acción y aventura, el juego es divertido de jugar con su ya más que conocido ciclo de tres que da a esta particular aventura una sensación diferente a otros juegos de la serie.

MAJORA ROTATIVO

En definitiva, The Legend of Zelda: Majora’s Mask sigue siendo un juego fantástico. La música, la iluminación y el estado de ánimo de los PNJ ayuda a formar una atmósfera única y oscura sobre el fin del mundo. Simplemente contiene un fallo, los 50Hz, sin embargo, y dejando esto de lado, sigue mereciendo la pena.