Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Stunt Kite Party

Análisis de Stunt Kite Party

De entre todas las ideas que se podrían tener para un título de minijuegos, seguro que nunca pensaste que la de Stunt Kite Party se podría hacer realidad. Se trata de un juego de cometas en el que tendremos diferentes pruebas para jugar hasta cuatro jugadores, pero que también cuenta con modos para un jugador. No es Mario Party, pero es más entretenido de lo que parece a simple vista.

Minijuegos con historia

En este título lo principal son las cometas, y con ellas tendremos que afrontar diez tipos de pruebas. La jugabilidad siempre es similar, basándose en mover el susodicho objeto mientras competimos contra otros jugadores o una CPU. Existe un pequeño turbo y hay que tener cuidado con las bajadas, las subidas y los choques, ya que estos últimos nos obligarán a tener que hacerla volar desde el suelo de nuevo.

Las pruebas, basadas en buscar al mejor contrincante en un tiempo determinado, son más variadas de lo que puede parecer en un principio, ya que, además del clásico «romper globos» para sumar puntos, hay otros más orginales como reunir miel y llevarla a un sitio, usar una luz para ahuyentar fantasmas o esconderse de disparos enemigos. También hay ciertos power-ups por el escenario para que haya algún aliciente que pueda modificar la balanza.

Una Stunt Kite Party es mejor en compañía

Los controles son básicos, pero funcionan bien, y el juego puede llegar a ser bastante divertido si encuentras compañía para jugar en modo versus o una copa. Si estás solo, puedes competir contra la máquina en esos modos, y además en otro modo historia con muchos diálogos en castellano (un modo que sirve para explicar las mecánicas del juego y darnos algunas horas extra con sentido).

Los diseños de los personajes son coloridos y variados, teniendo incluso apariencias y otros extra para desbloquear. Quizás sea el carácter genérico, chulesco y un poco arrogante el que nos choque un poco, ante un título que debería ser ante todo «family friendly». La música por su parte acompaña a cada tipo de juego y hace que no estemos ante un juego vacío de sonido, pero tampoco añade mucho más.

Stunt Kite Party tiene potencial, y por poco ofrece varias horas de diversión – sobre todo si se tiene compañía. Es un título que puede ayudar a los menos hábiles a hacerse con los controles del stick y los botones, y que puede jugarse con todo tipo de mandos, pero que (para los que os lo preguntéis) no añade ningún tipo de controles por movimiento.

Resumen
Una compilación de minijuegos bajo una premisa similar que puede ser interesante para jugar en compañía, pero al que le falta algo más de variedad, carisma o algún tipo de control único para destacar.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 3 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.