En busca de tu propio destino.

Llega a nuestras Nintendo Switch Elliot Quest. Un juego que ya ya analizamos en su momento para Wii U  y también para Nintendo 3DS. En su momento nos pareció un título bastante interesante pero si quieres darle un repaso a lo que ofrece no te pierdas este análisis.

Ayuda a Elliot a buscar

Elliot Quest evoca a juegos de más de 30 años de la época de las 8 Bits. Toma referencias de varios clásicos como Metroid, Kid Icarus y en especial del denostado Zelda 2. Esta se basa en desplazamiento lateral por mazmorras divididas en varias pantallas. En ellas tenemos que saltar entre plataformas, superando obstáculos, mientras atacamos a nuestros enemigos con flechas.

Esta jugabilidad que podría parecer simple para algunos se soluciona con un buen diseño de niveles. Estos son muy variados y ambientados en varias localizaciones, incluso podríamos decir algo enrevesados (al estilo metroidvanial). Además, a nuestras posibilidades hay que añadirle ataques mágicos que vamos desbloqueando según avanzamos.

Los enemigos que nos encontramos en Elliot Quest también merecen una mención aparte. Son muy variados y van apareciendo inéditos a medida que progresamos, contando cada cual con mecánicas propias.

Un mundo, tu propia aventura

También contamos con un overworld, un mapa o escenario con vista cenital cuya función es la de unir los distintos niveles. Este mapa no es muy grande pero es verdaderamente bello y cuanta con la particularidad de no presentar un recorrido lineal. Esto es, porque nos sueltan el mapa sin ninguna indicación a seguir. Somos nosotros quienes decidimos qué camino seguir y que mazmorras visitar.

Esta no linealidad es una falsa libertad, puesto que no se pueden superar todas las mazmorras en el orden que deseamos, ya que algunas necesitan de alguna magia o objeto para poder continuar. Este diseño favorece a la rejugabilidad del título puesto que siempre se puede afrontar la aventura de una manera diferente.

Por ende, la duración de Elliot Quest también se ve repercutida puesto que  superar la aventura nos puede llevar desde unas horas hasta la docena, dependiendo de los caminos, y el orden, que hayamos elegido. Aun así, para la primera vuelta no tardaremos menos de las 10 horas, y si decidimos completar el juego al 100% la duración se puede duplicar.

Eres bello Elliot

La historia que se cuenta en Elliot Quest, que ya de por sí es interesante, está narrada de forma bastante interesante y poco común. Mediante flashbacks, en principio desordenados en el tiempo e inconexos entre sí, que debemos ordenar para descubrir una historia de angustia existencial. El resto lo dejamos para vosotros.

Gráfica y sonoramente Elliot Questrecupera la esencia de las 8 Bits, pero lejos de lo que pueda parecer eso no le supone ninguna limitación artística. Elliot Quest se las ingenia para mostrar paisajes bellos utilizando algunos recursos artísticos, como la superposición de planos o una paleta de colores llamativa para acercar la experiencia a un plano más actual, sin perder su aire retro.

Nostalgia, buenas ideas y belleza pixelada de cogen de la mano para crear Elliot Quest. Es un juego que ya pudimos disfrutar en Wii U y también en Nintendo 3DS y que ahora llega a nuestras Nintendo Switch sin novedades, pero con la misma calidad. Así que si fuiste de los que no lo probó antes ahora puede ser tu momento.

Comentarios