Splatoon 2

¡Comienza la temporada del calamar!

Verano es época de piscina, tardes de playa y trifulcas territoriales. Splatoon 2 se postula como el gran título de Nintendo Switch para el mes de julio, una secuela que plantea superar en todos los aspectos a la primera entrega. ¿Justifica ese “2” una debida evolución de la raza Inkling?

Nintendo sorprendió con la creación de Splatoon. En un saturado mercado como el de los shooters, quién pensaría que un día las balas se convertirían en tinta. Unas mecánicas simples pero adictivas aderezaron un tí­tulo diferente en su ámbito, una nueva y refrescante IP “made in Nintendo” que trajo consigo toda una fiebre por los cefalópodos.

Tras empaparnos de la cultura alrededor de Cromópolis y con las maletas repletas de ropa entintada, os contamos nuestro paso por Splatoon 2. Como dicen en la jerga Inkling, ¡no nos andemos con medias tintas y al lío!

Plaza de Cromópolis, centro de la cultura Inkling

Horas de vuelo se necesitan para llegar a este escondido lugar conocido como Cromópolis. Una vez vestidos y acicalados tras pasar por el editor de personajes, salimos a la calle directos al primer punto turí­stico: la Plaza de Cromópolis. El centro neurálgico de toda esta fiebre es lugar de encuentro para los Inklings, donde dedican horas charlando entre tiendas. Aquí­ es donde se aglutinan todos los puntos de interés para el cefalópodo más inquieto, una amalgama de establecimientos donde derrochar la paga del mes.

Desde puestos de comida hasta recreativas, la moda es un factor distintivo entre los Inklings, siendo asignatura desde jóvenes el combinar prendas como el escribir. Adaptándose a las nuevas tendencias, los establecimientos tratan de pescar clientes con cantidades ingentes de ropa y complementos, siendo la Galerí­a lugar de culto para los más dados al bien vestir.

¿Te dan igual las pintas mientras encuentres el arma de tus sueños? La Armerí­a Todotinta es tu sitio. Jairo dirige de nuevo el negocio familiar, aunque esto no se podrá decir del resto de dependientes, los cuales han buscado nuevos horizontes de negocio. Adolfrito dirige ahora un puesto de comida callejera, ¡menudos son sus rebozados, hacen caer la baba al menos hambriento! Y los rumores dicen que Némona va a abrir una tienda de ropa online. Cómo avanzan las nuevas tecnologías.

Máquinas recreativas, un extraño puesto donde reclaman “valientes calamares sin miedo a los salmones” o callejones con sospechosos individuos completan la plaza. ¡Hasta Cefalopop tiene ahí­ su estudio de grabación! Normal que los Inklings inunden este lugar. Es genial para hacer nuevas amistades… o encontrar nuevos rivales para los combates territoriales.

Chorros de tinta para forjar al guerrero

En el centro de la Plaza de Cromópolis, bajo la Torre Pulpo, aguarda el lugar donde se forjan los guerreros, donde se ve si no te tiemblan los tentáculos ante las adversidades, donde no deberías entrar con ropa nueva. Así­ es, allí­ se encuentra la entrada para los combates multijugador, disciplina olímpica en Cromópolis, o eso me han comentado.

Se aquel que pinte más el escenario con tu tinta o participa en combates por rango para alcanzar la cima. ¿Os suena? Splatoon 2 recupera todas las disciplinas presentes en el primer juego, desde el combate Territorial hasta el Competitivo, el cual contará con tres modalidades: Pintazonas, Torre y Pez Dorado.

Éstos incluirán algunos cambios en sus mecánicas, aunque lo más llamativo es la existencia de rangos independientes en cada uno de ellos. Pero si esto te supone un paseo deberías probar los Combates por torneo. Por parejas o en equipos de cuatro, se deberá afrontar un número de combates competitivos en busca de la mayor puntuación. Una vez finalizada cada ronda de dos horas, se publican la puntuación y puestos finales.

La falta de nuevos modos de lanzamiento es notoria, así­ como los cambios en algunos de ellos son insuficientes para cubrir esta carencia. La experiencia online, sin embargo, ha sido inmejorable, donde no hemos experimentado ningún error en las partidas que hemos jugado. Restará comprobar si se mantiene una vez los servidores estén abiertos al público, algo a cumplir por parte de Nintendo de cara a iniciar su servicio de pago el próximo año.

Cabe mencionar ciertas carencias en el online. Un punto positivo habrí­a sido el incorporar búsqueda regional de partida. Remitente en el anterior Splatoon, las partidas contra usuarios de paí­ses como Japón se sentían a tirones, debido especialmente a la presencia de lag en los choques con los rivales. Sin embargo, la falta más sonada es la ausencia de opción de cambiar de arma y equipamiento en la sala de espera para la siguiente partida. Siendo obligatorio salir del modo online para configurar el equipo, esta situación deberí­a corregirse en futuros parches que reciba el juego.

Todos estos combates se emplazarán en multitud de escenarios. Algunos rescatados aunque con ciertos cambios, la mayorí­a son de nueva construcción. La acción se traslada a la calle, un gimnasio, un instituto e incluso una pista de carreras donde cada emplazamiento contará con carisma propio, así­ como se han introducido ciertos elementos como plataformas móviles o esponjas que bien usados nos beneficiarán en combate.

Con el paso a Switch, una de las grandes ausencias es la segunda pantalla. Obligando a abrir manualmente el mapa, el cual ocupa toda la pantalla, se pierde la posibilidad de conocer en todo instante la situación de combate. Sin embargo, esta falta se subsana en parte con una construcción más inteligente de los escenarios. Con un gran aprovechamiento de las alturas y una distribución por niveles de los mapas, resulta relativamente sencillo seguir el transcurso del combate. Además, el mapa mostrará las ubicaciones de nuestros compañeros, armas y potenciadores principales que portan junto a la opción de saltar hacia ellos.

La experiencia multijugador la completa el modo de juego local. El Remolino, establecimiento especializado en esta faceta, abre las puertas gracias a la conexión inalámbrica y LAN de Nintendo Switch, pudiendo disfrutar un máximo de ocho jugadores de la acción multijugador de Splatoon 2. Sin lugar a dudas, esta es una de las grandes experiencias que ofrece el juego, donde la faceta local abre nuevas posibilidades a un tí­tulo muy disfrutable con amigos lejos del modo online.

Catálogo de moda del Corte Ink-glés

Multitud de marcas componen el amplio catálogo de equipamiento que forma el fondo de armario de los Inklings. Es importante ir vestido decentemente pero conjuntar bien no se basará solo en ver qué pega más con nuestra camisa fucsia. La atención recae sobre los potenciadores, presentes en cada pieza de ropa.

Los potenciadores son mejoras en los atributos de nuestro personaje. Es conveniente descubrir sus efectos y ventajas, así­ como una buena combinación de ellos nos premiará con mayores probabilidades de salir victoriosos.

Junto a algunos anteriores, se introducen nuevos como Señuelo o Castigo póstumo. Éstos los encontraremos en prendas y complementos, los cuales tendrán asociado un potenciador principal, más potente, junto a un máximo de tres slots que se irán rellenando conforme se aumente el nivel de la ropa. Un consejo: cada prenda está asociada a una marca, la cual siente mayor predilección por proporcionar un potenciador en concreto.

Estas pistas de fanático de la moda junior serán importantes en la búsqueda de un equipamiento perfecto. ¿Demasiado tedioso? Entonces déjale el trabajo a Enrizo. Él sabrá cómo apañarte tus harapos. No será un servicio low cost pero con sus métodos puede quitar y poner potenciadores a gusto del consumidor. No preguntes cómo lo hace, nunca me ha olido bien su negocio…

Ir bien vestido es vital para no ser el hazmerreir en la comunidad Inkling, pero más importante es portar un arma. Escondidas en el armario de todo cefalópodo adolescente, Jairo es quien nos dará acceso a una amplia selección de ellas. Desde armas básicas hasta locuras ingenieriles aptas para los más atrevidos, el catálogo promete ampliarse con creces.

Afectados por las nuevas tendencias, los diseños y funciones de las armas se han visto afectados. El departamento de I+D del Centro de Investigación para Cefalópodos ha hecho una gran labor en este ámbito. Según nos cuentan, el Rodillo incrementa su velocidad al arrastrarlo y puede arrojar tinta en vertical. Pero eso no es todo, el Cargatintas ahora retiene su carga durante tiempo limitado.

También hubo tiempo durante estos dos años para nuevas armas. Un Inkling visionario decidió portar dos Lanzatintas, ¡dos! Unos retoques a la idea y una buena campaña de marketing acabaron con la creación del Difusor Dual. Con una buena cadencia, este par de pistolas nos permite rodar rápidamente y concentrar el disparo, todo un ingenio que ha causado furor entre la comunidad. Otras armas como el Turbodevastador, el Rodillo versátil o el Tubofusil son solo algunas de las locuras que han ingeniado genios Inklings, entre otros artilugios de los más raros.

Cada una de estas armas consta de una secundaria y especial, complemento perfecto para causar estragos en combate. Entre una amplia selección de las mejores bombas junto a dispositivos anti-Inklings, el protagonismo se lo llevan las especiales. Admiradas entre los calamares, sus devastadores efectos bastan para dar la vuelta a un ajustado combate. ¿Mi favorita? La Esfera tintera. Quizás dé algo de claustrofobia al principio pero rodar y dejar todo perdido de tinta es de lo más gratificante.

Agente de día, pescador de noche

La faceta multijugador en Splatoon 2 se ve completada con el modo Salmon Run. Siendo una de las grandes novedades en la secuela, consiste en un modo cooperativo donde nos enfrentaremos a multitud de hordas de salmónidos, horrendas criaturas de las profundidades cuyo menú se fundamenta en el calamar, una dieta nada beneficiosa para los Inklings.

Nuestra labor al salir a faenar es la recolecta del preciado caviar rojo, el cual lo dan los salmónidos al derrotarlos. Sin embargo, el objetivo principal es la obtención de los alevines dorados. Teniendo que obtener un número concreto de ellos en cada oleada, aquellos seres que los darán serán los más espantosos que podrí­ais imaginar.

Son los jefes quienes portan este preciado trofeo. A cada cual más horrendo, estas agresivas criaturas vendrán acompañadas de hordas de descerebrados secuaces salmónidos. La isla parece un destino idí­lico, ¿no? Espera a comprobar sus alocadas condiciones climatológicas, con bancos de niebla y tormentas de tinta acompañados de esporádicas subidas de marea. El cambio climático es una invención decían…

Con todo, Salmon Run es extremadamente desafiante. Hasta poder alcanzar una complejidad exagerada, es difícil durar más de un puñado de segundos contra viento y marea en su máxima dificultad. Junto a los incentivos que tiene en forma de equipamiento y demás bonificaciones, Salmon Run es una de las grandes novedades que incorpora Splatoon 2, solo empañado por las restricciones de horario en el que podemos jugar. Oye, el jefe también necesita un descanso de vez en cuando.

La oferta de modos se concluye con el modo Héroe. La campaña para un jugador rescata los plataformas y la acción que tan bien se combinaron en Splatoon, aunque bajo la premisa de “más y mejor” nos encontramos ante una evolución del mismo.

De nuevo, el Gran Siluro de Cromópolis desapareció. Pero eso no es lo peor, ¡también Mar anda en paradero desconocido! Un cúmulo de malas noticias con las que nos lanzaremos de nuevo a visitar el Valle Pulpo. Malditos Octarianos, siempre saltan en el peor momento. Nos zambullimos en las profundidades esperando encontrar al Capitán Jibión pero quien aparece es Tina, ¡la componente de las Calamarciñas!

Las presentaciones sobran, ¡queremos lanzarnos a zurrar traseros octarianos! La campaña se divide en multitud de fases agrupadas en un total de cinco islas con una duración estimada de 4-5 horas. En cada una de ellas aguarda un jefe final, el cual estará un tanto irritado por el estropicio hecho. Estos jefes serán el mayor problema al que nos enfrentemos. A destacar su carismático diseño, los combates con ellos, si bien no son sencillos, tampoco supondrán grandes quebraderos. Será importante ver su comportamiento, teniendo que encontrar su punto flaco para salir con los mismos tentáculos con los que entramos de la refriega.

Para llegar a ellos habrá que pasar antes por cientos de Octarianos. Desde patosos soldados hasta las amenazantes Octoamazonas, dispondremos de un buen arsenal cortesía de Jairo para patearles como es debido. Un fusil y un puñado de bombas serán nuestras primeras armas. Pudiendo mejorarlas con el caviar que recojamos, Jairo ha actualizado su servicio de reparto pudiendo enviarnos sus últimas adquisiciones.

Rodillos, Cargatintas, Devastadores o Tintralladoras, bajo una colección de élite podremos entrar en la refriega con la que más nos guste, distintas formas de superar los niveles que agrandan un factor rejugable protagonizado por los coleccionables. Vuelven los trozos de pergamino los cuales, escondidos en los niveles, nos iluminarán sobre la historia que rodea Splatoon 2. Además, se introducen las anchovios que nos servirán para perfeccionar el equipamiento.

Se cumple lo prometido. El modo Héroe se expande, logrando un mayor protagonismo. Parte del mismo lo tienen los escenarios. Conservando el ritmo de las fases, los escenarios suman a su fórmula de acción más plataformas nuevos elementos que los dotan de una mayor espectacularidad. Se ve que los Octarianos han metido mano a un Valle Pulpo perjudicado por el paso del Agente 3, consiguiendo fases mejor construidas. De esta forma, movimientos, niveles y demás elementos se han expandido y mejorado, resultando en un modo que seguro que mantendrá enganchados a aquellos que lo abandonaron en la primera entrega.

Explosión de color en Switch

Gamberro, atrevido y ante todo colorido. Splatoon 2 conserva la elevada factura artística alcanzada en su primera entrega, derivando en un juego que se disfruta a la vista en todos los modos que ofrece Switch. Especial mención al juego en portátil, donde los colores se sienten vibrantes en la pequeña pantalla, para nada ensombrecida por su tamaño.

La secuela a su vez ha experimentado una notoria evolución a nivel técnico. Ejecutándose a 1080p en sobremesa y a 720p en portátil, los 60fps a los que se mueve dotan a la acción de una pasmosa fluidez. Las mejoras a nivel de texturas se sienten realzadas con un sistema de iluminación resultón, amén de la excelente recreación de la tinta con sus saturados colores. Y es que ella es la protagonista, habiendo Nintendo mejorado cómo impregna el suelo, las explosiones, salpicaduras, reflejos o el relieve en función de la superficie pintada, todo un espectáculo que completan los personajes, los cuales cuentan con una mejor animación y expresividad.

La faceta artística es acompañada por una banda sonora a la altura de las expectativas. Heredando los toques rockeros, se añaden ritmos más electrónicos de la mano de Cefalopop. El nuevo dúo formado por Perla y Marina viene a suplir a las Calamarciñas en el panorama musical de Cromópolis. ¡Y están causando furor entre los jóvenes! Completan la escena Wet Floor, grupo que anima con sus trabajos los combates. Con melodí­as que no agotan, es difí­cil no seguir el ritmo. Como se esperaba, la banda sonora es de nuevo sobresaliente.

Calamares con planes de futuro

Splatoon 2 apunta a un lanzamiento con mayor contenido que su predecesor, donde Nintendo continuará apostando por la fórmula de expandirlo con sucesivas actualizaciones. De esta forma, nuevo equipamiento y armas se sumarán al juego como el Paratintas, una suerte de paraguas que, además de servirnos de escudo, podrá escopetear tinta al enemigo. También más escenarios se suman a un menú en el que esperamos la incorporación de nuevos modos donde los existentes, rescatados del primer Splatoon, se antojan insuficientes.

El lanzamiento de Splatoon 2 se verá acompañado por la aplicación móvil Nintendo Switch Online. La compañí­a corregirá la falta de chat de voz por medio de esta aplicación para smartphones, pudiendo crear desde ahí­ un lobby donde reunirnos con amigos para jugar a los modos multijugador. Además, se incorporará con este servicio el 21 de julio SplatNet 2, donde podremos ver los resultados de los combates, registros online de las armas usadas, escenarios jugados y progreso en el modo Héroe. Será gratuito hasta el 2018, momento en el que comience el servicio online de pago en Nintendo Switch.

Finalmente, Splatoon 2 sumará su colección de figuras amiibo, siendo las correspondientes a Splatoon también compatibles. Entre las utilidades más destacadas está el poder personalizar a nuestro personaje, donde el equipamiento y arma que porte podremos usarlos en otra consola al usar la figura en ella, así­ como las opciones de control de nuestros mandos. Éstas se dividirán en sobremesa y portátil, pudiendo ajustar la sensibilidad del giroscopio y el stick derecho entre otros, siendo una gran decisión dividir ambas configuraciones de controles.

Splatoon 2 no es una revolución. Pero esto tampoco es necesario. Todos los cambios perfeccionan un juego ya de por sí notable en su primera entrega. De esta forma, se corrige la acusada falta de contenido de lanzamiento, promoviendo una atractiva oferta de modos, punto flaco del primer Splatoon. El modo Héroe se siente expandido, Salmon Run es extremadamente adictivo y el hardware de Switch consigue obtener un juego agradable a la vista, muy resultón en la pequeña pantalla gracias al tratamiento que da de los colores. Todo un dispendio gráfico y, ante todo, fluido.

Aunque aún flaquee en ciertos puntos, para nada empaña la experiencia general. Hay faltas arrastradas que deberían corregirse, como la imposibilidad de cambiar de arma en la sala de espera del online o la falta de opción de juego regional, lo que podrí­a aliviar el lag que en ciertas ocasiones se sufrí­a en Splatoon. Confiamos en la corrección de estas carencias en las sucesivas actualizaciones de contenido, algo fundamental para engordar un juego que ha reciclado en su mayoría armas y modos.

Splatoon 2 es diversión, frenetismo y, ante todo, una de las grandes apuestas de Switch para el presente año y gran reclamo de la consola hí­brida. Con una experiencia online inmejorable que esperemos que se mantenga una vez el tí­tulo se comercialice, Splatoon 2 significa el asentamiento de la franquicia que debutó en Wii U, una declaración de intenciones por parte de Nintendo que convierte a la saga en uno de los estandartes de la compañí­a.

Splatoon 2 llegará el próximo 21 de julio a Nintendo Switch. Más peligroso que la ola de calor será toda esta fiebre Inkling que está por llegar. Id preparando las armas, en breve se abre la veda a los combates territoriales. Stay fresh!

Comentarios
  1. 1.
    ¿Multi local a pantalla partida? ¿Sigue siendo la cutrada de los globos o esta vez ni hay? Fue una de las cosas que eché de menos en el primero.
    2.
    En esta ocasión no hay multijugador a pantalla partida. El modo local necesita de distintas Switch cada una con su copia de Splatoon 2.
    Es algo a considerar por parte de Nintendo en futuras actualizaciones, en Salmon Run se echa en falta algo así. Sin embargo, quizás por alguna limitación en los controles hayan decidido prescindir de ello.
    3.
    ...Sin embargo, la falta más sonada es la ausencia de opción de cambiar de arma y equipamiento en la sala de espera para la siguiente partida. Siendo obligatorio salir del modo online para configurar el equipo, esta situación deberí*a corregirse en futuros parches que reciba el juego.

    Para mí, sigue siendo el gran lastre, creo que se debería poder cambiar incluso dentro de la partida, como cualquier juego de disparos.
    4.
    El autor lo a disfrutado el articulo xD
    Para 3 minutos que duran los encuentros no creo que sea necesario, el otros juegos las partidas duran mucho mas. Lo de poder cambiar entre partidas si que seria necesario.