Portada » Análisis » Wandersong

Wandersong

¿Alguna vez has pensado en el poder de la música? Se dice que es muy útil para educación, que es un buen complemento para ciertos tratamientos médicos y que las plantas reaccionan a ella, por lo que es hora de cuestionarse algo importante: ¿dónde está el límite de su alcance? Wandersong es un juego en el que la música es la protagonista, y será un elemento vital para salvar al mundo de su inminente destrucción.

La visión del héroe

Un extraño sueño nos hará encontrarnos con un particular ser de colores, que nos encagará una gran misión: salvar al mundo de su fin, que es inminente porque se está muriendo. Para ello hemos de conseguir la Earthsong (Canción de la Tierra), que se encuentra repartida en varios fragmentos que están en poder de unas criaturas mágicas llamadas Overseers (Supervisores). No será un viaje sencillo, pero en el camino tendremos muchos diálogos (en inglés eso sí), diferentes escenarios, misiones secundarias y una gran cantidad de simpáticos personajes.

En Wandersong nos encontramos ante una aventura dividida en actos y secciones (que una vez completados pueden rejugarse en busca de secretos o revivir nuestros pasajes preferidos) en la que tenemos la posibildiad de movernos, saltar, bailar y utilizar el stick derecho para cantar. Sí, cantar es la clave a través de diferentes notas simbolizadas con colores en distintas posiciones – y con ello podremos hacer muchas acciones, alguna de ellas un tanto disparatadas. Cantar nos ayuda a navegar, a conseguir la ayuda de los animales, a derrotar enemigos y a hacer muchos amigos.

¿Y qué cantamos? A veces cantar será repetir una secuencia determinada dada por otro personaje, a veces nos interesa una posición para movernos, otra un color, otras es seguir una canción de forma similar a un título musical cuando la nota pase por el círculo de colores que se crea alrededor de nuestro personaje al que, por cierto, podemos ponerle el nombre con ciertas limitaciones de letras (creando así un nombre divertido al azar de cuatro letras). La clave de todo es usar las canciones para avanzar y ayudar a la gente, y es que el pequeño bardo al que manejamos está lleno de felicidad que compartir.

Canta la Earthsong en Wandersong

Wandersong es un juego con un mensaje sobre el mundo. Es decir, podríamos decir que la historia es su foco central, pero realmente lo especial no es lo que va ocurriendo a gran escala, sino las pequeñas situaciones que van aconteciendo, algunas de las cuales son opcionales y, sea lo que sea que hagamos, tendrá una consecuencia en el futuro, aunque no afecte al gran final de la historia (que es lineal), sino a pequeños detalles y conversaciones. Tenemos un gran poder y mucho diálogo esperándonos, y ninguno es en vano. En total, estaremos más de diez horas frente a esta aventura que nos sacará alguna sonrisa, pero puede que también alguna lagrimita.

Más allá de las canciones-minijuegos y las conversaciones, tenemos delante un juego que tiene parte de aventura gráfica, teniendo que conseguir ciertos objetos o hablar con personas en una situación concreta para así poder avanzar. Y si eso nos sabe a poco, hay secciones de plataformas y puzles que, sin ser muy complicadas, suponen un giro de tuerca para evitar la monotonía en el juego (además de otras que es mejor descubrir por uno mismo). Eso sí, su desarrollo es desigual en lo que a cantidad de territorio y duración se refiere, y como empezamos con segmentos más cortos, aquellos más largos se nos pueden hacer un poco más pesados en proporción, pero no por ello quiere decir que sean malos.

El estilo de Wandersong es peculiar. El mundo entero se presenta como si fuera una obra de teatro hecha con recortables sobre un papel, creando así un mundo muy colorido y lleno de capas que resulta bastante llamativo a primera vista. Hay algún pequeño glitch puntual que puede llamarnos la atención, pero ninguno que afecte al desarrollo jugable. En cuanto al sonido, en un juego en el que la música es importante, obviamente tiene un papel fundamental. Pero no son tanto las canciones de fondo lo que nos llama la atención, sino los sonidos que produce nuestro personaje y algunos efectos de ambiente que le dan personalidad a este título.

Wandersong es uno de esos títulos que te hacen creer en Kickstarter. No es el único obviamente, pero demuestra que a veces una idea distinta y especial puede convertirse en un juego de calidad gracias al apoyo de los mecenas que de otra forma habría quedado olvidada en un cajón. Si te gustan las aventuras, la aventuras gráficas, los títulos extraños o, en general, los videojuegos en los que los textos sean muy frecuentes, es una obra que debes visitar definitivamente.

Nota Revogamers

Una aventura en la que la música saca todos sus colores.

8.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 2 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.