Beck y Gunvolt vuelven al estilo retro con todo su buen hacer.

Mighty Gunvolt Burst fue un anuncio sorpresa por parte de Inti Creates. El primer cross-over de estos simpáticos personajes se realizó como un minijuego complementario a los títulos principales de sus sagas. Una combinación que, añadiendo a Ekoro de Gal Gun al plantel, resultó divertido a modo de homenaje como se pretendía. La experiencia tuvo que ser buena para que el estudio haya querido rescatar la fórmula, potenciada en esta ocasión, para Nintendo 3DS y Nintendo Switch.

Un minijuego que se ha convertido en un título divertido con identidad propia

Un plataformas 2D al más puro estilo Mega Man retro, por los creadores de la sub-sagas Zero y ZX, es una buena noticia. Esta vez la dimensión del título ha crecido, se ha añadido una pequeña historia, se ha profundizado en detalles y se ha añadido el Burst combo, la posibilidad de encadenar puntos por enemigos derrotados si les disparamos a quemarropa, algo que además sirve para activar un poder especial. Beck y Gunvolt son seleccionables de inicio, aunque vía DLC habrá más personajes (siendo gratuitos durante su periodo de lanzamiento, como ya ha ocurrido con Ekoro). No obstante, sigue siendo un título simple de controles sencillos.

El objetivo de cada nivel es recorrerlo de izquierda a derecha, derrotando a un jefe al final. Los saltos pueden ser milimétricos a veces, y algunos enemigos feroces, pero por suerte objetos curativos por el camino. Además, pese a que hay un reto la dificultad no es muy alta ya que hay checkpoints, y si nos matan (solo perdemos puntos para récords) reaparecemos en ellos. En total hay nueve niveles de corta duración pero muy rejugables, ya que esconden secretos que nos obligarán a revisitarlos.

Los jefes finales de cada nivel suponen el mayor reto, además de ser los enemigos más variados del juego, con un mayor abanico de ataques. Como suele ocurrir, pese a que los niveles pueden jugarse en el orden que se desee, existe una secuencia fija por la cual se hace más asequible, ya que de un jefe se puede obtener un tipo de ataque que sea ventajoso contra otro. De la misma forma, un jugador puede elegir la ruta contraria, para ampliarse a sí mismo la dificultad, o bien usar el disparo básico todo el tiempo.

Beck y Gunvolt lo dan todo en Mighty Gunvolt Burst

Pese a que son pequeños y aparentemente simples, cada uno de los niveles posee un montón de objetos especiales ocultos que requerirán que estemos atentos a la pantalla y a cada entresijo del escenario para encontrarlos. Dichos objetos pueden ser pegatinas coleccionables, personalizaciones del disparo del personaje, habilidades extra o más espacio para asignar nuevas mejoras.

La personalización es un punto importante en Mighty Gunvolt Burst, ya que se puede editar el arma para hacerla única, con disparos de distinto tamaño o trayectoria por ejemplo. Todas estas acciones permiten crear el disparo perfecto para cada usuario y nivel, pudiendo incluso guardar varias configuraciones para equiparlas cuando se desee.

En lo técnico, pese a que parece un lanzamiento sin demasiados entresijos, hay que valorar que la presentación es adecuada, al estilo de los juegos de NES pero con una mayor paleta de colores y con movimientos menos ortopédicos, algo que hacen muchos indies a día de hoy. La música encaja y acompaña al estilo ofrecido, pero no lleva al nivel de los juegos de Azure Striker Gunvolt. Sin embargo, pese a todo lo bonito que pueda parecer, hay pequeñas caídas de frames cuando la pantalla se satura de elementos (como fuego y disparos) que afean el resultado.

Se puede decir que este Mighty Gunvolt Burst cumple con su prometido, mejorando la fórmula de su predecesor, incluyendo además muchos extras para desbloquear. Los fans de Mega Man, Beck y Gunvolt tienen aquí un título recomendado que, pese a no ser muy largo, tiene carisma suficiente. Existe además la posibilidad de rejugarlo con distintos personajes y habilidades equipadas, por lo que una segunda vuelta se hace distinta a la primera. Se siente, no obstante, que el Burst Combo sabe a poco y que algunos detalles son al final un poco superfluos. Por el contrario, la personalización de habilidades, algo inesperado, se convierte en uno de los aspectos más destacables del juego.

 

 

Categorías:
Comentarios