La saga Resident Evil Revelations llega a Nintendo Switch con todas las novedades ya vistas y algunas más, atrévete a recorrer el pasillo y plantar cara al virus que asola Europa

Lejos queda aquel 2012 en el cual Resident Evil: Revelations llegó por primera vez a Nintendo 3DS, un juego que dejaba de lado las dudas que proponían las entregas principales de la saga e hizo las delicias de la crítica y los usuarios. Por ello, y aunque se supone que es un juego secundario, su trama no es ni mucho menos la de un juego secundario. Tras recibir varias versiones mejoradas en consolas de sobremesa, ahora llega el momento de que tanto el primer como el segundo Resident Evil: Revelations vuelva a su lugar de origen con esas mejoras, bienvenidos a Nintendo Switch.

Las relaciones entre Capcom y Nintendo no han pasado por sus mejores momentos, no tanto como en la pasada década donde Resident Evil 4 se pensó para ser exclusivo de Gamecube, pero ya es hora de que Nintendo recupere las buenas relaciones con las third parties y como buen ejemplo de ello vamos a poner a este Resident Evil: Revelations y el gran regusto que deja, y que esperemos sea el primero de muchos de esta gran saga en llegar a Nintendo Switch.

Un viejo conocido regresa

Para aquellos que aún no le han puesto sus manos encima a este juego empezamos por su argumento. Resident Evil: Revelations se sitúa cronológicamente entre la cuarta y la quinta entrega. En esta ocasión seguiremos varias líneas argumentales paralelas, empezaremos controlando a Jill Valentine y a su compañero Parker Luciani, cada uno con una manera diferente de jugar. La otra gran línea es la que sigue a Chris Redfield y Jessica Sherawat, que supuestamente han desaparecido. Durante la mayor parte del juego tendremos el control de estas dos líneas argumentales paralelas pero sin olvidarnos de los flashbacks que explican la historia del virus y Terragrigia. También existe una tercera historia mucho más pequeña que nos pone en la piel de dos trabajadores de la BSAA.

Pero lo importante no son la cantidad de personajes o líneas argumentales sino la historia en sí. Una nueva amenaza bioterrorista sola Europa, y detrás de ella se encuentra la organización llamada Veltro. Este grupo es el causante del virus conocido como T-Abyss que ya ha acabado con la súbita desaparición de la tripulación de un barco, el Queen Zenobia. En esa misma embarcación han desaparido Chris y Jessica, y la misión de Jill y Parker es encontrarlos y averiguar el por qué. Resident Evil: Revelations no es un juego excesivamente largo pero su historia te mantiene en suspense a lo largo de toda la trama, con muchos giros interesantes y un interés constante ya todo se resuelve al final del todo, incluyendo una escena post créditos digna de ver.

Esta trama se redondea con una estupenda ambientación e iluminación en todas y cada una de las localizaciones del juego, que son desde el primer barco en el que nos encontramos hasta Terragrigia. El juego evoca una ambientación e iluminación propias de un juego del género de terror, lugares estrechos, claustrofóbicos, con una iluminación oscura y peligros en cualquier lugar. Una iluminación capaz de ponernos en la mayor tensión posible y que luego no suceda nada pero el mérito está ahí.

Novedades con sabor a Switch

En cuanto a la jugabilidad, podemos afirmar sin temor a equivocarnos a que esta entrega secundaria abraza más los orígenes de la saga que la acción que durante mucho tiempo ha sido criticada en las entregas principales de la saga. Lógicamente el giro no es tan brusco como en el último Resident Evil 7, un survival horror en toda regla, pero sí que se aleja más de toda la acción de la quinta y sexta entregas. La jugabilidad se sigue basando en que los monstruos infectados nos acechan detrás de cada esquina, hay que estar muy atentos y pelear bien porque la munición es un recurso muy valioso. Al comienzo de la aventura contaremos con armas muy básicas, que casi no hacen daño a los rivales, pero poco a lo largo de la aventura daremos con armas mucho más potentes y con la posibilidad de mejorarlas con unos kits que encontraremos.

Esta versión de Resident Evil: Revelations incluye las mejoras y novedades que en su día vieron luz en versiones para otras consolas de sobremesa, conservando algunas cosas del original e incluyendo dos grandes novedades. Entre estas novedades encontramos el uso de los Joy-Con como si fuesen nuestras armas, haciendo algunos gestos con ellos podemos levantar el arma, apuntar y disparar, también podremos recargar y usar el cuchillo. En el modo Asalto, que explicamos un poco más adelante, también se ve beneficiado de los Joy-Con puesto que podemos compartir un mando con un compañero para jugar en cooperativo. La otra gran novedad la localizamos en la posibilidad de usar figuras amiibo, que no nos proporcionan cosas exclusivas pero sí que nos dejan algunas armas y munición que nos vienen muy bien.

Entre las novedades que se incluían en el resto de versiones, y de las que se ha hecho eco esta versión de Nintendo Switch son, en primer lugar un nuevo enemigo que se acercará a nosotros a gran velocidad y que explota con un par de balas, un nivel de dificultad adicional o cierta aleatoriedad de algunos objetos que solo vemos con la herramienta para escanear entre una y otra partida.

Resident Evil en nuestras manos

El modo Asalto es el que más ha cambiado con respecto a lo que nosotros conocíamos. Esta modo de juego ya estaba incluido en todas las versiones de Resident Evil: Revelations y nos permite jugar 20 misiones diferentes (más una extra con un pico de dificultad bastante exagerado) de manera cooperativa y en esta ocasión haciendo uso de la tecnología de los Joy-Con, siendo éste precisamente uno de los grandes atractivos que atesora esta modalidad. Y en él se han incluido nuevos personajes, armas inéditas, un mayor número de habilidades especiales desbloqueables, trajes nuevos… No es que todo esto suponga un punto y aparte dentro de esta modalidad, pero amplían sus posibilidades y las ganas de querer desbloquearlo todo, lo que supone más horas de juego.

Y como no podía ser de otra manera una de las grandes novedades se encuentra en su mejorado apartado gráfico pero que sigue arrastrando ciertos elementos que denotan su origen más humilde en la portátil de Nintendo. Se observan con mucha facilidad las mejoras gráficas, tanto en texturas como en iluminación o en el propio escenario, pero es en este último donde algunos elementos situados dejan que desear, sobre todos los que menos presencia tienen. Esta versión parece que pertenece a la actual hornada que han visto la luz hace poco en PS4 y Xbox One, mejorando ostensiblemente incluso lo visto en Wii U. Gráficamente da gusto jugar a este Resident Evil en Nintendo Switch, ya que si dejamos de lado estos pequeños detalles, cumple muy bien gráficamente.

A la hora de iniciar el juego, la primera pantalla toma su tiempo en cargar pero la gente de Capcom han estado listos y, si pulsamos la A, accedemos a un minijuego arcade de disparar contra zombies representados en 8 bits. Una pega como son los largos tiempos de carga, se convierten aquí en una bondad puesto que los puntos que consigamos se suman a los que ya tenemos y que podemos gastar en la tienda.

A nivel sonoro, se mantiene la banda sonora del juego original de 3DS y no hace falta tocarla puesto que es perfecta. Aquí también debemos hacer hincapié en que se mantiene el doblaje al castellano mostrado en todas las versiones de esta entrega y que cumple magníficamente.

Conclusión

Poco que reprochar a un excelente Resident Evil: Revelations que aterriza en Nintendo Switch como un viejo conocido. A pesar de lastrar algunos efectos gráficos de 3DS es un excelente juego secundario de una saga que muchos jugadores guardan en su corazón. Una gran cantidad de novedades completan un juego que la mayoría de fans conocerán pero nunca han jugado con el control de movimiento que permite Switch o usar los amiibos. Damos la bienvenida al primer Resident Evil a nuestras Nintendo Switch, esperemos que no sean los últimos y que se animen a traer los grandes títulos de la saga en un futuro próximo.

Comentarios