La versión de Wii de Pikmin 2 ya está disponible para la Consola Virtual de Wii U, un juego de estrategia real, exploración y puzzles que mejora en prácticamente todo a su precuela, a pesar de su control mal adaptado.

Pikmin 2 llega a la Consola Virtual tras los pasos del primer Pikmin, un juego creado por el propio Shigeru Miyamoto. Esta saga de estrategia tan cautivadora ha sabido innovar con cada nueva entrega, expandiendo las posibilidades de su universo con todo tipo de añadidos. Tanto su última entrega para Wii U como la inclusión de Olimar en la saga Super Smash Bros han ayudado a darla a conocer en las nuevas consolas.

En este caso, Pikmin 2 supone una mejora notable respecto al primero, incluyendo un nuevo personaje, dos nuevas clases de Pikmin, mazmorras con jefes finales, etc. Sin embargo, la versión disponible para Wii U no es la de GameCube, sino la de Wii. Esto significa que está adaptada al Wiimote y al Nunchuk, una decisión que demostró no estar del todo acertada y que sigue sin estarlo.

Capitalismo extraterrestre

Pikmin 2 transcurre justo después del primer juego, donde el capitán Olimar logró sobrevivir al planeta de los Pikmin. Al volver a su hogar, Hocotate, descubre que su nave ha sido embargada para solventar la gran deuda que contrajo la compañía para la que trabaja, Hocotate S.L. Afortunadamente, Olimar, el presidente de la empresa (que no tiene nombre) y Luis, un empleado local, descubren que el mundo de los Pikmin está repleto de tesoros con los que podrán pagar el préstamo. Así pues, Luis y Olimar deciden viajar al planeta para recuperar su compañía.

La historia es una simple excusa que se pone al servicio de la jugabilidad, como suele ocurrir con los juegos de Nintendo. Cuenta lo simple y necesario para devolvernos al planeta de los Pikmin y empezar a jugar cuanto antes. Lo primero que llama la atención del juego es la estética, consistente durante la saga y que combina a protagonistas diminutos con objetos normales y corrientes, pero de apariencia gigantesca. Aunque a los escenarios les falta algo de detalle, cumplen con lo necesario para presentar un aspecto original.

Por su parte, la fauna que puebla el planeta ofrece una gran variedad de animales, tanto de tamaño como de naturaleza. Puedes encontrar enemigos acuáticos, aéreos, terrestres, subterráneos, etc. Sin embargo, lo mejor son los Pikmin, los verdaderos protagonistas. Son unos seres vegetales que vienen en cinco colores diferentes, cada uno ligado a un tipo de habilidades. Ellos serán los que hagan el trabajo sucio, matando a los monstruos y recuperando los tesoros para Luis y Olimar, sus amos.

Pikmin al cuadrado

En cuanto a la jugabilidad, Pikmin 2 es un título que mezcla exploración y estrategia a tiempo real con puzzles y donde controlamos a dos personajes, Luis y Olimar, además de a los Pikmin. Nuestro objetivo es encontrar tesoros en los diferentes escenarios que iremos desbloqueando al encontrar objetos clave. Para ello, tendremos que usar a los Pikmin, ordenándolos para que hagan diversas actividades: recolectar nutrientes para producir más Pikmin, atacar enemigos, llevar bienes a la nave espacial, etc. Esto solo se puede hacer de día, ya que de noche los Pikmin no pueden sobrevivir fuera de sus naves nodrizas. Esto nos da un límite de doce horas, alrededor de quince minutos reales, para hacer todo lo que nos proponemos durante la jornada.

Uno de los cambios más significativos respecto al primer Pikmin es que no hay límite de días para terminar el juego. Esta vez, podemos ir progresando sin temor a quedarnos para siempre en el planeta. Esto le quita un poco de dificultad al título, pero lo compensa con una mayor variedad de escenarios y Pikmin.

Los Pikmin originales son los rojos, amarillos y azules. Los rojos son inmunes al fuego, mientras que a los amarillos no les afecta la electricidad y pueden saltar más alto. A su vez, los azules tienen branquias y pueden respirar bajo del agua. A estos se les suman los morados, Pikmin orondos que pesan como diez ordinarios, y los blancos, inmunes al veneno y que pueden detectar objetos enterrados.

Luis y Olimar, dos son multitud

Olimar y Luis pueden actuar como dos líderes separados. Esto nos permite dividir tareas y ser más eficientes a la hora de explorar el mapa y completar nuestros objetivos. Esta es sin duda la mayor y mejor novedad, aunque algo desaprovechada, ya que el juego ofrece un modo de dos jugadores que se limita a ofrecer misiones sueltas. Hubiese sido todo un acierto permitir pasarse el juego completo en modo cooperativo, pero no ha sido así.

Pikmin 2 también introduce las mazmorras, un surtido de localizaciones subterráneas que encierran grandes tesoros y jefes temibles. En su interior no pasa el tiempo, pero no podemos llevar más de 100 Pikmin. También son los únicos lugares donde podemos encontrarnos con los Pikmin morados y blancos, por lo que es recomendable investigarlas de vez en cuando. Eso sí: no podrás salir de ellas hasta que las completes. Allí aguardan los mayores retos del juego, y es mejor tomarse un tiempo para prepararse que perder a todos nuestros Pikmin.

Las novedades no quedan ahí, ya que Pikmin 2 añade otros elementos, como las pociones. Los Pikmin pueden recolectar una sustancia viscosa de dos plantas diferentes para producirlas. El spray picante incrementa la velocidad y fuerza de los Pikmin, mientras que el amargo convierte a los enemigos rociados en piedra durante un corto periodo de tiempo. También tenemos la posibilidad de alimentar a los Pikmin con néctar que les permite florecer, mejorando sus caracterísitcas.

New Play Control!: Una buena idea mal ejecutada

Pikmin 3 introdujo el control a través de la tableta de Wii U. Esto fue un acierto absoluto, ya que es perfecta para un juego de este estilo. Sin embargo, este port de Pikmin 2 no se ha aprovechado de esta característica, y lo que es peor, sus controles son algo inferiores a los del original. Este título forma parte de New Play Control!, una selección de juegos de GameCube lanzados para Wii que permitían usar el Wiimote y el Nunchuck. Aunque en muchos casos el cambio fue a mejor, esta vez no fue así.

Aunque al principio parece ser una buena idea, los mandos terminan siendo poco precisos. Cuando en la versión de GameCube pasabas del límite de distancia de lanzamiento, el indicador no te permitía avanzar más. En esta adaptación, sí se puede. Esto es un problema ya que, aunque la pantalla te indique que te estás pasando, es más complicado de ajustar. Otro fallo más grave es que en el original podías dirigir a los Pikmin con el joystick secundario, y en este caso no. Esto hace que, en espacios cerrados donde se puedan caer o dañar los Pikmin, sea muchísimo más difícil evitarlo, por no decir prácticamente imposible.

A pesar de los controles, Pikmin 2 sigue siendo un buen título que mejora en prácticamente todo a su predecesor. La capacidad de controlar a dos personajes a la vez aumenta las posibilidades del juego, dando lugar a escenarios más grandes y con más contenido por descubrir. Los Pikmin son más útiles y diversos que antes, introduciendo dos nuevas razas con habilidades únicas. La inclusión de nuevos elementos, como las mazmorras, terminan haciendo de Pikmin 2 un juego adorable, con una estética atractiva, una duración decente y una jugabilidad única, marca de la casa.

Comentarios
  1. 1.
    ¡Que raro! Yo pensaba que, al incluir el puntero, seria mas fácil de jugar, al igual de como seria utilizar un mouse en los típicos RTS de Pc.
    P.D.: ¿Cuanto le habrá pagado Energizer a Nintendo para salir en Pikmin 2?
    2.
    ¿Que el new play control estropea el juego? Ni de coña. Y sí se podían agrupar a los Pikmin como en el mando de GCN, no hay stick C pero se usa la dirección abajo en el Wiimote.
    3.
    Yo al dos en Wii aún no lo he jugado, pero en el 1 el puntero me pareció bueno.
    Salvo esta diferencia de gusto, muy buen análisis.
    5.
    Para mi el mejor Pikmin de todos porque al no tener límite de tiempo permite levear, farmear y explorar todo lo que quieras.
    Por otra parte, las tan criticadas cuevas en realidad no eran tan difíciles, ya que podías apagar la consola entre piso y piso, así solo guardabas si ese piso lo habías hecho bien y así ante un fallo no tenías que reiniciar la cueva entera. Con esa estrategia llegaba al jefe del último piso siempre con más de 90 pikmin.